Peter van Agtmael le parte el rostro, desde la agencia Magnum, a muchos aspirantes a la gloria. Esa que significa para todo artista visual, con cámara de fotografía en mano, cazar con éxito el detener el tiempo.

Agtmael (Washington, Estados Unidos. 1981) entrega imágenes que son un pistoletazo directo al rostro. Sorprende con la aparente calma cotidiana, esa que vende equilibrios ficticios, esas celebraciones que son un misterio, como el hombre que se esconde tras los niños con máscara de metal o el miembro del Ku Klux Klan, que nos recuerda la violenta vida.

Como en un juego de laberintos metafísicos, Agtmael describe así su obra: “Las fotografías son ventanas y espejos“.

*Ruleta Rusa te sugiere escuchar la música electrizante de Placebo y la poesía futurista de Filippo Tomasso Marinetti.

Abrazarte

Cuando me dijeron que te habías marchado
Adonde no se vuelve
Lo primero que lamenté fue no haberte abrazado más veces
Muchas más
Muchas más veces muchas más
La muerte te llevó y me dejó
Tan solo
Tan solo
Tan muerto yo también
Es curioso,
Cuando se pierde alguien del círculo de poder
Que nos-ata-a-la vida,
Ese redondel donde sólo caben cuatro,
Ese redondel,
Nos atacan reproches (vanos)
Alegrías
Del teatro
Que es guarida
Para hermanos
Y una pena, pena que no cabe dentro
De uno
Y una pena, pena que nos ahoga
Es curioso,
Cuando tu vida se transforma en antes y después de,
Por fuera pareces el mismo
Por dentro te partes en dos
Y una de ellas
Y una de ellas
Se esconde dormida en tu pecho
En tu pecho
Como lecho
Y es para siempre jamás
No va más
En la vida
Querida
La vida
Qué tristeza no poder
Envejecer
Contigo. 

Filippo Tomasso Marinetti

 

Avanzando