La Cordillera Cántabra se abre majestuosa con montañas nevadas y paisajes boscosos que parecen salidos de historias como ‘El Señor de los Anillos’.

Una caminata de hora y media por la Sierra de Peña Sagra es una experiencia que vale la pena y el suplicio de ir ascendido, por senderos llenos de bosques floridos, caprichosas formaciones rocosas, y una panorámica hipnotizante.

El Cornón de Peña Sagra es la montaña más alta con 2 mil 47 metros de altura, y para llegar a él hay que salir del pintoresco poblado de Somaniezo, ubicado a 300 metros de altura

Abel, senderista experimentado y guía de turistas de la zona, nos platica entre las brumas que la zona alcanza hasta los -8 grados de temperatura en verano, mientras muestra indicios de un antiguo crómlech –un recinto circular con grandes piedras que sirvió de santuario en la prehistoria, y luego a los cántabros- donde se realizaron rituales de adoración al sol y la luna.

  • Foto: Francisco Javier Bedia Díez