La inventiva del ser humano no cesa aún en los peores momentos. Y mejor si se obtiene dinero con ello en pleno crecimiento de la pandemia.

Elon Musk parece decidido a ‘marcar historia’ en este 2021 con dos proyectos controvertidos: instaurar el turismo espacial e implantar chips a monos para que ‘jueguen con la mente’ videojuegos.

La compañía SpaceX, propiedad de Munk, anunció ayer que antes de que concluya este año habrá turismo espacial. De acuerdo a un comunicado lanzado en redes por la empresa, con la misión Inspiration4 donde participan cuatro ‘astronautas comerciales’ se inaugura el turismo espacial.

Nos espera un viaje histórico en el espacio, espero que esta misión refuerce hasta dónde puede llevarnos la inspiración y los logros extraordinarios a los que conduce aquí en la Tierra”, tuiteó Jared Isaacman, comandante de Inspiration4.

El programa de vuelos considera una órbita alrededor de 90 minutos alrededor de la Tierra, eventualmente también visitar la Estación Internacional Espacial, y posteriormente alcanzar la Luna y hasta Marte. Para ello la compañía SpaceX asegura que tiene la aeronave adecuada para ello.

La nave espacial Dragon es capaz de transportar hasta 7 pasajeros hacia y desde la órbita terrestre y más allá. Es la única nave espacial que vuela actualmente que es capaz de devolver cantidades significativas de carga a la Tierra, y es la primera nave espacial privada en llevar humanos a la estación espacial”, presume SpaceX en su página web.

Tres de los asientos serán donados por la compañía a personas en Estados Unidos. Uno a través de apoyo económico de la Fundación St. Jude -que apoya a niños con enfermedades graves-, otro a quien presente una historia emprendedora y uno más del que no hay detalles aún.

Cada viaje compartido al espacio, en la aeronave Dragon, tendrá un costo de 1 millón de dólares, según anuncia en su página web SpaceX

La simbiosis entre humanos e inteligencia artificial está siendo estudiada por Neuralink, empresa de Elon Musk, que ha implantado chips en el cerebro de monos.

La compañía estadounidense Neuralink, también propiedad de Musk que es dueño además de la compañía de autos Tesla, anunció además el primer trasplante de un chip al cerebro de un mono para que pueda jugar “videojuegos con su mente”.

Tenemos un mono con un implante inalámbrico en su cráneo, con pequeños cables, que puede jugar videojuegos con su mente (…) No se ve dónde está el implante y es un mono feliz. Tenemos las instalaciones para monos más bonitas del mundo. Queremos que jueguen al mind-Pong entre ellos”, presumió Musk la noche del domingo en una charla para inaugurar la nueva red social de vídeos ClubHouse, según reporta la CNBC.

El objetivo de este experimento -que inició hace meses con cerdos, para medir su actividad cerebral- es que se pueda desarrollar, en breve, una interfaz cerebro-dispositivo sin cables, para que se pueda manejar un automóvil Tesla, jugar a videojuegos con el pensamiento, guardar y reproducir recuerdos o hacer caminar de nuevo a personas con daños en la médula espinal.

Aunque el objetivo final, según ha declarado abiertamente el polémico Musk -quien es actualmente el hombre más rico del mundo-. es lograr una simbiosis entre humanos e inteligencia artificial.

NAVIDAD