Una belleza. Kodak se reinventa en plena crisis y lanza al mercado una joya para amantes de la imagen. La elegancia vestida de cámara. Una vista al pasado para regresar al futuro

  
Kodak lo ha pasado mal. Muy mal. La compañía, santo y seña del siglo XX, estuvo a punto de morir de inanición tras el bautizo del pixel. A sus directivos les costó entender la dimensión digital. Y de la historia no se vive en la era de las nuevas tecnologías. El smartphone Kodak Ektra es su clavo ardiendo. Su elegante e inteligente apuesta para hacerse un hueco en el mercado. Su primer teléfono móvil es un guiño a su pasado. Una cámara que hace llamadas y rinde homenaje a la leyenda del mismo nombre que enamoró a los fanáticos de la imagen en 1941. Setenta y cinco años después se ha reencarnado en un celular inteligente con un sensor de 21 megapíxeles de enfoque rápido. ¿Un teléfono con cuerpo de cámara o una cámara vestida de celular?

El dispositivo cuenta con una aplicación de Super 8 que recuerda a la icónica película de Kodak que grabó la vida de millones de familias del siglo XXKodak Ektra saldrá a la venta en Europa en Navidad a un precio de 500 euros

El nuevo celular de Kodak, realizado en colaboración con Bullit Group, está pensado para los amantes de la fotografía e incluye una cámara frontal de 13 megapíxeles con detección de enfoque automático PDAF y apertura F2.2. La app de la cámara incorpora un control intuitivo táctil, un selector de escena al estilo réflex y una amplia gama de escenarios que incluye HDR, Paisaje, Retrato, Macro, Deportes, Noche, Panorama y Bokeh (desenfoque), junto a un dispositivo que selecciona automáticamente las mejores condiciones para sus fotografías. En el modo manual se puede ajustar la exposición, ISO, enfoque, balance de blancos y la velocidad de obturación.

Un excelente juguete para los fotógrafos gracias a su software de edición Snapseed, que permite retocar las imágenes sobre la marcha sin necesidad de aplicaciones adicionales y compartir los resultados en tiempo real. Un celular Android con alma de cámara vintage y un diseño que destila elegancia por su brillante sencillez. La tapa rugosa de imitación de piel y una gran lente en la parte trasera recuerdan a las cámaras del siglo pasado. Pero con una memoria 3 GB de memoria RAM y un procesador Mediatek Helio X20. El teléfono Kodak Ektra es el gran protagonista de la última película de una empresa de cine.