La imagen parece una postal más. Trineos de perros en los fiordos groenlandeses. La diferencia es que corren sobre agua, no sobre hielo.

Esta fotografía del científico danés Steffen M. Olsen, tomada el 13 de junio, ha dado la vuelta al mundo viralizándose. El calentamiento global sigue derritiendo Groenlandia, como lo anunciaban científicos desde 2012 o el año pasado. La memoria colectiva es de teflón.

En julio de 2013 la revista National Geographic reportaba sobre el problema, luego de conocerse una serie de imágenes de la NASA sobre los efectos del calentamiento global en Groenlandia. Las imágenes satelitales muestran la realidad brutal.

Los mapas de los satélites muestran que el 8 de julio se había derretido aproximadamente el 40 por ciento de la capa de hielo más superficial. El 12 de julio la cifra subió hasta el 97 por ciento. Sin embargo, los registros de los satélites de las tres últimas décadas muestran de media que más o menos la mitad de la superficie de Groenlandia se derrite en algún momento del mes de julio”, se explicaba en el artículo de National Geographic. 

La imagen de Olsen parece haber generado un nuevo ‘chispazo’ de conciencia mundial sobre la importancia de evitar el avance del calentamiento global

Según reportan diversos medios internacionales la foto de Olsen, en el fiordo de Inglefield Bredning, situado al noroeste de Groenlandia, es una muestra evidente de la catástrofe. La zona, según especialistas ambientales, alcanza en esta temporada los 3.2 grados centígrados y ahora está en 17.3 grados.

Trending topic, así se clasifica la imagen de una tragedia provocada por la voluntad del ser humano, por la falta de acciones y un cerebro colectivo lerdo que se derrite inmóvil ante lo inevitable.

La pérdida de hielo de Groenlandia es uno de los principales impulsores del aumento del nivel del mar a nivel mundial; y fuente de alerta pues puede literalmente ‘ahogar’ a muchas ciudades en años próximos al subir el nivel del mar 7 metros, alertaba apenas el año pasado The Woods Hole Oceanographic Institution en un informe científico.

Quizá la próxima foto viral, de Venecia u otra ciudada comenzando a ser sepultada por el mar genere acciones contundentes y no sólo comentarios en Twitter o Facebook.

Avanzando