El bosón de Higghs fue descrito en su momento como la ‘partícula de Dios’, en 2012 desde el Centro Europeo de Física de Partículas (CERN por sus siglas en inglés), instalado en Suiza, desde donde ahora se anuncia el descubrimiento de nuevas partículas sub-atómicas ‘exóticas’.

Un nuevo tipo de prequark y el primer tretraquark en la historia de la física cuántica, o nuevos hadrones. Así describen los científicos del CERN el descubrimiento desde el lugar donde se hacen pruebas con el Gran Colisionador de Hadrones.

El hallazgo se ha realizado en el experimento LHCb, fruto de una colaboración científica internacional y que forma parte del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), un anillo localizado en un túnel subterráneo de 27 kilómetros de circunferencia en la frontera entre Suiza y Francia.

Nuevos hadrones’, así define el CERN sobre el hallazgo de las nuevas partículas sub-atómicas ‘exóticas’

Aspecto del Gran Colisionador de Hadrones

La colaboración internacional LHCb en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) ha observado tres partículas nunca antes vistas: un nuevo tipo de ‘pentaquark’ y el primer par de ‘tetraquarks’, que incluye un nuevo tipo de tetraquark. Los hallazgos, presentados hoy en un  seminario del CERN , agregan tres nuevos miembros exóticos a la creciente lista de nuevos hadrones encontrados en el LHC. Ayudarán a los físicos a comprender mejor cómo se unen los quarks en estas partículas compuestas.

“Los quarks son partículas elementales y vienen en seis sabores: arriba, abajo, encanto, extraño, arriba y abajo. Por lo general, se combinan en grupos de dos y tres para formar hadrones, como los protones y los neutrones que forman los núcleos atómicos. Más raramente, sin embargo, también pueden combinarse en partículas de cuatro y cinco quarks, o ‘tetraquarks’ y ‘pentaquarks’. Estos hadrones exóticos fueron predichos por los teóricos al mismo tiempo que los hadrones convencionales, hace unas seis décadas, pero solo recientemente, en los últimos 20 años, han sido observados por LHCb y otros experimentos.

La mayoría de los hadrones exóticos descubiertos en las últimas dos décadas son tetraquarks o pentaquarks que contienen un quark charm y un antiquark charm, siendo los dos o tres quarks restantes un quark arriba, abajo o extraño o sus antiquarks. Pero en los últimos dos años, LHCb ha descubierto diferentes tipos de hadrones exóticos. Hace dos años, la colaboración descubrió un tetraquark compuesto por dos quarks charm y dos antiquarks charm, y dos tetraquarks de ‘encanto abierto’ que consisten en un antiquark charm, un quark up, un quark down y un antiquark strange. Y el año pasado encontró la primera instancia de un tetraquark de ‘doble encanto abierto’ con dos quarks encanto y un antiquark arriba y abajo. Encanto abierto significa que la partícula contiene un quark encanto sin un antiquark equivalente”, así describen literalmente el hallazgo desde el CERN.

Fotos: CERN/AP