La Universidad de Guanajuato (UG) celebra su 285 aniversario orgullosa de su tradición histórica, con el firme compromiso de consolidarse como el proyecto educativo y cultural más importante del Estado de Guanajuato.

Los primeros antecedentes de la institución se remontan a 1732, cuando doña Josefa Teresa de Busto y Moya cedió su casa para albergar al Antiguo Hospicio de la Santísima Trinidad, iniciativa que contó con el generoso apoyo de mineros como Pedro Lascuráin de Retana, Francisco Matías de Busto y Moya, el Marqués de San Clemente, y Juan de Hervás, entre otros.

Se cuenta que cuando doña Josefa pensaba fundar el Hospicio, unas abejas fabricaron un panal en su cuarto. De esta leyenda nace el símbolo de la Colmena Legendaria, que hasta hoy identifica a las y los integrantes de la Casa de Estudios.

Con la expulsión de los jesuitas, el colegio permaneció cerrado durante 18 años, después abrió con los sacerdotes felipenses, con el nombre de Real Colegio de la Purísima Concepción

Durante este periodo, surge una figura emblemática en la Casa de Estudios, el Padre Marcelino Mangas de la Rabia, quien estableció los estudios de Foro (Derecho), Minería, la academia de pintura, escultura y arquitectura, y dedicó casi 60 años de su vida a dirigir el destino de la institución.

Profesor, insurgente y paladín de la educación laica, defendió al Colegio durante la lucha independentista, y se  opuso a las pretensiones de Agustín de Iturbide de convertir el edificio del Colegio en Casa de Moneda. Los restos del insigne universitario reposan en la antigua capilla del Colegio, actualmente salón del H. Consejo General Universitario.

En 1870, la institución cambia su nombre a Colegio del Estado, esto, derivado de una nueva Ley General de Instrucción Pública, que establecía además que la educación ofrecida ahí sería costeada por el Estado

Doña Josefa Teresa de Busto y Moya, la ‘reina madre’ de las abejas.

Uno de los personajes fundamentales en la historia universitaria fue el médico y naturalista francés Alfredo Dugès, fundador del gabinete de Historia Natural, del Jardín Botánico y autor de una colección de acuarelas. Él, al igual que Vicente Fernández, científico autodidacta y taxidermista, heredó una colección que hoy alberga el Museo de Historia Natural Alfredo Dugès, así como  la tradición del observatorio astronómico, ubicado en la azotea del Edificio Central.

Otro legado importante es el del científico Severo Navia, quien formó y clasificó una importante colección de minerales, resguardados en el Museo de Mineralogía de la Universidad, considerado uno de los más importantes en América Latina.

En 1945 el Colegio del Estado se transformó en Universidad de Guanajuato, instalándose el primer Consejo Universitario el 16 de mayo de ese año. En esta evolución destacó el liderazgo del entonces rector Armando Olivares Carrillo, quien defendía una Universidad con mayor acción social y humana, ideal que se cristalizó con la instauración del Servicio Social Universitario.

Durante el rectorado de Armando Olivares se instaló la imprenta universitaria y se dio un importante impulso a la vocación cultural y artística de la UG, siempre con un profundo compromiso social

Enrique Ruelas es una figura emblemática del renacimiento de la UG, pues con sus Entremeses Cervantinos propició el nacimiento del FIC.

En 1950 el rector Antonio Torres Gómez creó la Orquesta Sinfónica de la Universidad y la Escuela de Arte Dramático, esta última, aunque efímera, tuvo un gran impacto al poner en escena los Entremeses Cervantinos, que dieron origen al Festival Internacional Cervantino (FIC).

La madurez de la institución llevó, en 1994, al reconocimiento de su autonomía, por parte de la LV Legislatura del Congreso del Estado, cuando se aprobó la Ley Orgánica de la Universidad de Guanajuato.

Uno de los hechos más significativos en la historia reciente de la UG fue la adopción de un nuevo esquema organizativo y académico, el modelo departamental y multicampus, que se concretó en 2008 y permitió extender la presencia de la institución en diversas regiones del estado, pero también favorecer la interdisciplina.

La transformación ha sido una constante en la historia de la Universidad de Guanajuato, actualmente, la institución se encuentra inmersa en un proceso de reforma normativa, que implica la revisión y actualización de toda su reglamentación para adaptarla al contexto actual, proceso que se realiza con una activa participación de la comunidad universitaria.

En la actual UG se han emprendido una serie de acciones que tienen el propósito de agilizar trámites y elevar los índices de titulación, así como mejorar los índices de eficiencia terminal

Los estudiantes y la comunidad académica son pilares fundamentales de la UG.

Un aspecto fundamental ha sido cuidar el crecimiento de la matrícula con calidad y equidad. De esta manera, en apego a los principios que dieron origen a la Casa de Estudios, fue creado el Programa de Equidad Regional, que brinda acceso a la UG a estudiantes de bajos recursos provenientes de zonas marginadas, a los que se les entrega un apoyo económico que todos sus gastos de manutención, hasta que concluyen sus estudios de licenciatura.

A 285 años de su nacimiento, la Universidad de Guanajuato es reconocida por su prestigio a nivel nacional e internacional. Sus funciones sustantivas son la docencia, la investigación y la extensión; las cuales desempeña con el convencimiento de que la educación es un factor clave en la construcción de una sociedad más justa y democrática.

Rector anuncia nuevos programas para fortalecer a la UG

Luis Felipe Guerrero Agripino, rector general de la UG, dio a conocer una serie de acciones encaminadas a reforzar el sentido de identidad y a renovar el compromiso social que siempre ha caracterizado a esta casa de estudios.

En sesión pública y solemne del Consejo General Universitario, máximo órgano de gobierno colegiado de la UG, sostuvo ante los miembros de la comunidad que “somos herederos de una gran tradición, y de un gran prestigio”, y eso compromete a actuar en consecuencia y contribuir a la construcción de un futuro mejor.

Entre los nuevos proyectos el Rector General destacó el programa de prevención social de la violencia, que implica la atención de aspectos como salud, adicciones, cultura de la legalidad, aproximación al arte y la cultura

La UG fortalece a su comunidad con nuevos programas.

Otro es un programa de prevención y apoyo en situaciones de riesgo y desastres, el cual –de manera preventiva y no reactiva- comprenderá rubros como la actuación estratégica en materia de salud física y psicológica, subsistencia, patrimonio, aspectos jurídicos, estudios de suelo, materiales, medio ambiente; cultura de protección civil, reactivación económica, y logística, entre otros.

Además, anunció una profunda reforma del servicio social universitario, para reducir trámites y que se mantenga su esencia, con proyectos que privilegien el quehacer universitario en beneficio de la sociedad. Se hará también una reforma de Radio Universidad, la cual implicará una renovación de su acervo, aproximación con otras instituciones y mayor participación de la comunidad universitaria.

Otros proyectos son el relanzamiento de la editorial universitaria, y acciones orientadas a fortalecer la presencia de la Biblioteca Armando Olivares

Para favorecer el sentido de identidad y pertenencia, se buscará afianzar los símbolos universitarios en cada sede, se organizarán encuentros que fortalezcan lazos de hermandad con jubilados y egresados y se reconocerá a quienes destaquen por su labor con la entrega de galardones como el Mérito Universitario y el Honoris Causa, señaló el Rector General.

  • Fotos:  UG/Especial