Hay un aire de ansiedad en los pasillos del Congreso del Estado. Está por cerrar el Primer Período Ordinario de Sesiones. Y ya huele a vacaciones de verano.

Durante 9 meses se han ido acomodando las fichas políticas. Comienzan a consolidarse los liderazgos y nuevas alianzas, como la del PRIMOR (PRI- Morena) Verde (PVEM). Comienzan a consolidarse los protagonistas de la LXIV Legislatura que avanza con sus luces y sombras.

Media hora tarde con respecto a la hora oficial de arranque, inicia el desfilar de diputadas y diputados rumbo a su curul. La Orden del Día es algo larga. Son 27 puntos y la instalación de la Diputación Permanente, que se hará cargo de dar cuenta de pendientes y recibir las nuevas, mientras una parte de los legisladores se va de vacaciones.

Serán cuatro horas mínimo de lecturas, presentación de iniciativas y debate. Aunque hoy no habrá sorpresas, los acuerdos previos entre los grupos y fracciones parlamentarias dan cuenta de ello

Jesús Oviedo, líder del GPPAN, y el diputado Miguel Salim, dos actores de primera línea.

El Grupo Parlamentario del PAN (GPPAN) está convertido en una verdadera aplanadora, aunque su líder el diputado Jesús Oviedo ha mostrado mano izquierda. ¿La prueba? El 80 por ciento de los dictámenes han sido por unanimidad, esto quiere decir que de cada 10 asuntos, 8 tienen el aval de todos los grupos políticos.

Aún falta para las elecciones intermedias del 2021, pero ya se dan los primeros ensayos de bloques anti-PAN, por eso a los grupos contrarios les unen las posibilidades de arrebatar, juntos pero no revueltos, nuevas posiciones políticas al grupo dominante.

En el Primer Período Ordinario de Sesiones se han logrado avances sustantivos, de gran calado, como la creación de la Fiscalía General y el dotarla de autonomía, el Primer Parlamento para Personas con Discapacidad o la ley que penaliza los delitos sexuales digitales. Hay gran cantidad de reformas menores, pero no por ello menos importantes. La LXIV Legislatura está caminando.

Al cierre del Primer Período se han presentado 127 iniciativas -4 del Gobierno del Estado, 20 por Ayuntamientos, 4 minutas del Congreso de la Unión y 99 iniciativas de diputadas y diputados-

El Grupo Parlamentario del PRI ha optado por hacer alianza con Morena, como ocurre a nivel nacional.

En el GPPAN hay actores predominantes que marcan pautas, algunos ya con trayectoria y otros que han logrado crecer en estos meses, como Libia Dennise García, Miguel Salim, Víctor Zanella Flores, Armando Rangel, Alejandra Gutiérrez o Laura Cristina Márquez. Descontando al líder, Jesús Oviedo Herrera, que ha optado por la discreción para una mejor operación política.

El Grupo Parlamentario de Morena (GPMorena) no termina aún de consolidar a sus actores, aunque se ve un crecimiento importante en Raúl Márquez Albo o María Magdalena Rosales. Su líder el diputado Ernesto Prieto, ‘el soldado de López Obrador’, aún tambalea un poco para hacerse respetar, aunque ha logrado –por coyunturas- sumar a dos partidos más para operar el bloque anti-PAN.

Dentro del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI) están los más avezados y experimentados, comenzando por su líder el diputado José Huerta Aboytes, Celeste Fragoso o Hugo Varela. Aunque faltos de fuerza política, han decidido apostar por una alianza, similar a la nacional, con Morena.

En el Grupo Parlamentario del Partido Verde (GPPVEM) la diputada Vanessa Sánchez está aprendiendo aún a controlar los nervios que implica ir al debate, negociar políticamente y atender a medios. Como el PRI, ha optado por sumar fuerzas con Morena.

Dentro de las fracciones parlamentarias no hay todavía mucho por exponer, salvo los dichos pintorescos del diputado Jaime Centeno, de Movimiento Ciudadano, que ha robado cámara

La diputada María Eunices  Conejo, del PT, y los diputados Jaime Centeno, de Movimiento Ciudadano, y Juan Elías Chávez, de Nueva Alianza.

A lo largo de estos meses la LXIV Legislatura ha estado perfilando la ruta de identidad, los elementos que le darán su sello particular. Hay una apuesta por generar mayor interacción con los ciudadanos, de aprovechar las nuevas tecnologías, de legislar para regular justo esas nuevas tecnologías y sus efectos en la vida cotidiana, hay una intención de jugar en grandes ligas.

Los antagonismos se avivan más al interior de los grupos políticos que hacia afuera. El PRD perdió a la diputada Angélica Paola Yáñez, ahora sin partido, que se declaró ‘independiente’ tras el escándalo de su suegro, Hugo Estefanía, quien  vinculado a narco-huachicoleros, tuvo que dimitir como dirigente estatal del PRD.

En el GPPAN hay un incipiente ‘fuego amigo’ de las diputadas Alejandra Gutiérrez y Laura Cristina Márquez contra la diputada Libia Dennise García, quien ha logrado un ascenso importante tras lograr –con gritos y sombrerazos de la oposición- la ratificación de Carlos Zamarripa y su nombramiento como Fiscal General. Metió las manos al fuego por él y salió indemne.

Las luchas intestinas en Morena entre el líder parlamentario Ernesto Prieto y la dirigente estatal Alma Alcaraz, se reflejan en una falta de cohesión en el grupo parlamentario

La diputada María Magdalena Rosales y el diputado Raúl Márquez, ambos actores destacados de Morena.

La LXIV Legislatura ha tenido antes de cerrar su primer revés. La contratación de sólo panistas en puestos de confianza, con salarios generosos. Un señalamiento de la oposición que tiene también claroscuros, pues muchos de ellos votaron a favor de esos contratos.

De la última sesión del Primer Período Ordinario no hay mucho que decir, salvo que el diputado Lupe Vera perdió la oportunidad de lucir más la ley que ahora obliga a los organismos de agua a poner medidores en los condominios, por ejemplo.

O que como en el reloj que marca la hora –con cinco minutos de retraso-  en las pantallas del Salón del Pleno, las diputadas y diputados aún están a tiempo de lograr una mejor sincronía y hacer de esta legislatura un verdadero referente de modernidad, como buscan.

Todos los ciudadanos lo agradeceremos.

Avanzando