Dramafest, Transdrama y la Muestra Nacional de Teatro que ‘corren’ por estos días, experimentan formatos atractivos para el público

Ante lo nuevo y las adversidades, la escena teatral ha tenido que reinventarse, probar nuevas fórmulas, aprender a tejer hilos virtuales con sus públicos a la par de la experimentación de los creadores en formatos como zoom, funciones sin asistentes transmitidas por redes sociales, charlas virtuales cocinadas para presentarse de esa manera e incluso ofrecer talleres donde antes debía, era necesario poner el cuerpo, estar ahí.

Lo impensable está ocurriendo para avizorar los formatos híbridos, experimentar una u otra modalidad que haga aún posible este acontecimiento llamado teatro.

Transdrama y Dramafest son dos de los festivales de referencia en el ámbito iberoamericano de la escena contemporánea que tuvieron que adaptar de emergencia su realización presencial por el alargamiento del confinamiento y hasta ahora, han salido avantes

Ya teníamos todo programado de manera presencial con Teatro UNAM y los tutores, de modo que estuve pensando cómo hacer atractivo un formato virtual”, afirma Silvia Ortega Vettoretti, la directora del encuentro que recién concluyó el pasado 28 de noviembre.

La también guionista y dramaturga explica que cada uno de los talleres previstos como los del argentino Sergio Boris o la chilena, Manuela Infante, por ejemplo, tuvieron la posibilidad de migrar al formato virtual con buenos resultados.

Sergio Boris pudo diseñar un taller específico para Transdrama que pudiera funcionar en zoom, aunque es algo que posteriormente se tiene que trabajar sobre la escena. El (taller) de Manuela Infante pudo adaptar su material para crear una pedagogía muy distinta”.

Vetoretti sostiene que las conferencias fuero exitosas, con mucha participación de varias partes del mundo, talleres con cupo lleno por su especialización y una buena cantidad de vistas o más suscriptores a los canales de transmisión que se habilitaron.

Hemos tenido gente desde Berlín hasta Canadá y eso genera unas dinámicas interesantes de puntos de vista. (…) Los conceptos de trabajo pedagógico sí están pasando bien del otro lado, los participantes se van con muchas herramientas”, dice.

En esta quinta edición del Encuentro Iberoamericano de Experimentación Dramatúrgica y Creación Escénica, se plantea tener la publicación de una memoria de las actividades para abonar al carácter académico y de investigación de Transdrama, particularidad que enfatiza Silvia Ortega al respecto de otros que se hacen en el país

La pandemia ha llevado a la evolución revolucionaria de las artes escénicas, una prueba de ello es Dramazoom,

“(El festival) se distingue de otros encuentros porque hay una curaduría centrada en temas muy específicos, siempre buscamos personas que tengan muy sistematizados sus procesos, que sean docentes, creadores y los talleres que dan tienen la idea de investigar métodos de creación, todas estas propuestas tienen que ver con riesgo en los contenidos.

Somos un festival independiente y nos damos el derecho de trabajar con creadores y creadoras que no necesariamente están en lo oficial, esto nos da la libertad de hacer la curaduría al cien por ciento; olfateamos entre las instituciones y gente que entra a Transdrama para que se sienten parte de esto”.

La directora teatral afirma que el equipo de trabajo curatorial que se integró: Zavel Castro, Verónica Bujeiro y la propia Vettoretti, a la par de las alianzas con otras sedes e instituciones como la UNAM, le dan fortaleza y pluralidad de visiones al encuentro.

Rusia por Zoom

Aurora Cano es la directora del festival bianual Dramafest, que tuvo que mutar su nombre a Dramazoom, además de un fletarse una reconversión bestial en los contenidos y programación que se tenía pre confirmada desde hace dos años con la Federación Rusa como país invitado.

Para Cano, nada se cancela, todo sigue en pie y esta edición que termina el próximo 13 de diciembre es un “abrir la cocina de los procesos creativos”, estrenar dos obras por zoom, tener conversatorios, talleres y dejar todo listo para que las producciones puedan presentarse de forma presencial en 2021.

Uno de nuestros retos o el reto fue repensar de qué manera poder ofrecer contenidos que no requieran de algo presencial. Decidimos entonces mostrar otros aspectos del arte del teatro que la gente tiene poca oportunidad de conocer, asomarse a esa cocina tras bambalinas”.

En Dramazoom se programaron sesiones de work in progress (trabajo en construcción), donde los actores, los dramaturgos y directores abren su proceso creativo con el público y comparten los hallazgos de las obras que están trabajando

En las obras y charlas participan tanto creativos mexicanos como rusos; y en el caso de México, hay una sede que facilitó el Centro Cultural del Bosque para las transmisiones.

Entre los participantes están Susana Zabaleta, Bárbara Colio, Valentina Garibay, Paula Watson, Lumi Cavazos, Carmen Mastache, Sixto Castro Santillán, los rusos Andrey Ivanov, Polina Borodina, Mikhail Durnenkov, Darling Lucas, entre muchos otros.

Hay una de las obras donde están conectados una actriz mexicana y un actor ruso. Son obras cortas, pero se tuvo que trabajar así, a la distancia”, precisa Cano.

En este Dramazoom también hay clases maestras y un abanico de actividades de acceso libre a través de la página de Facebook del festival que, para su directora, supone un formato innovador más que el solo ver teatro grabado.

No he hecho un análisis a profundidad, nosotros estamos respondiendo a necesidades muy puntuales, desde donde nosotros somos armamos estas propuestas para el Dramafest. Sí somos un festival que produce todos sus contenidos, quizá un poco ‘friki’ ´porque la mayoría de los festivales solo programan y nosotros no, hacemos convocatorias de textos para ser montados, llevamos todo el proceso de acompañamiento creativo, de producción y circulación completa.

Los textos se eligen por convocatoria, tienen un impacto social. Normalmente tenemos una curaduría de la programación muy puntual de qué es lo que queremos mostrar”.

La noticia de que el festival se realizaría virtual a causa de la pandemia y solo como adelanto de lo que vendría el año próximo, no supuso un desastre para el país invitado, pues los “rusos lo tomaron bien y se adaptaron. Creo que tenemos eso en común con ellos que estamos acostumbrados a la adversidad permanente”, opina Cano.

De igual forma, la Muestra Nacional de Teatro, considerada la mayor fiesta teatral del país y que se realizaría en Mérida, se lleva a cabo hasta el domingo 6 de diciembre en un formato virtual titulado ‘Escala 2020’ y que no es más que una reflexión preparatoria con mesas de debate, talleres y homenajes para la edición de 2021.

  • Fotos: Captura de pantalla
Predial 2021