El hombre que reunió en cuatro meses todas las primeras ediciones de la obra de Gabriel García Márquez es un peruano. Un día, durante una inundación se perdieron dos. Pero luego, la magia de Gabo hizo lo suyo.

I

Luis Antonio Vásquez Coronel, 44 años, abogado, de Piura, Perú, ciudad fronteriza con Ecuador, posee todos los libros, en primeras ediciones, de la obra novelística de Gabriel García Márquez. Es un fiel adorador de Gabo.

Se me metió en la cabeza conseguirlos (…) así que para un amante de los libros, y un admirador de García Márquez, no hay limitaciones, y tuve una primera idea: la mejor forma de encontrarlos, era buscando en los países en los que habían sido editados”, me cuenta a través de archivos de audio en Whatsapp.

Me dice también otro dato increíble: consiguió todos esos históricos libros en solo cuatro meses, de enero a mayo de 2017 (a excepción de El General en su laberinto (1989) que compró en 2016).

II

Veo que en la página de Facebook del Centro Gabo postean las fotos de Luis Antonio junto a las invaluables primeras ediciones del premio nobel colombiano. De inmediato lo contacto, me entusiasma conocer su historia.

Luis Antonio me cuenta que Cien años de soledad lo compró a distancia, en Argentina, a la hija de un cineasta argentino que recién falleció.

Es un sueño para mi tenerlo. Los demás libros los he conseguido de varios países, he importado algunos de Uruguay y de mi propio país”.

El abogado Luis Antonio Vásquez, un coleccionista de la obra de Gabo.

“Un escritor que alcanza un estilo como el de Gabo, es casi como un dios, y lo que él escribe, su obra, llega a tener resquicios de verdad absoluta, y quienes lo seguimos, sabemos que no lo podemos igualar, pero sí entender que su luz nos puede iluminar”

Luis Antonio Vásquez Coronel, coleccionista de libros peruano

 

III

Los libros de Gabo son objetos de culto casi desde sus respectivos lanzamientos. Como si se tratara de discos de artistas pop, comenzaron a piratearse. Me dice Luis que Ojos de perro azul (1950), fue el primer libro pirateado de la historia de la literatura en español. Justo ese libro, casi lo pierde cuando estaba a punto de llegar a sus manos.

En verano del año pasado, que para nosotros es entre diciembre y marzo, sufrimos el fenómeno del ‘Niño Costero’ y una de las regiones más golpeadas fue mi cuidad, Piura. El río se desbordó. Las calles céntricas, los edificios, estuvieron bajo el agua que alcanzó hasta segundos pisos.

Hoy es una ciudad en reconstrucción y eso coincidió con el envío que me habían hecho de los libros, ‘Ojos de perro azul’, en su edición pirata y ‘Los cachorros’ (1967) de Vargas Llosa, en primera edición. La oficina de correos colapsó, se inundó todo. Luego la reubicaron y cuando fui por los (dos) libros me dijeron que se los había llevado el río”.

Luis no se quedó tranquilo y utilizó sus conocimientos como abogado para luchar, dentro de la ley, y recuperar los libros

Después de unas semanas, mágicamente aparecieron, y me los hicieron llegar amablemente a mi trabajo”.

Tiene también el original y el pirata de Ojos de perro azul. Hoy, Luis busca Los Funerales de Mamá grande (1962) para completar su impresionante colección y tener también todos los cuentos.

Y algo más, Luis Antonio también tiene las primeras ediciones de todos los libros de Mario Vargas Llosa, su paisano, y una primera edición del Llano en llamas (1953) del mexicano Juan Rulfo.

Este abogado peruano es un coleccionista de primera.