E1 Ediciones promueve la creación literaria latinoamericana de autores poco conocidos y da la batalla desde Guanajuato en el competido mercado editorial mexicano.

La travesía editorial de E1 Ediciones es emblemática porque en tiempos de pandemia, lanzar una empresa que se decante por los buenos autores, los busque y promueva, es como haber encontrado la vacuna anhelada.

Desde febrero de 2020, esta editorial guanajuatense que dirige Juan José de Giovannini, ha parido la nada despreciable cantidad de 15 títulos que lo mismo se pasean por la poesía, que el cuento, la novela corta o el ensayo.

Entre sus autores se encuentran varios consagrados de las letras nacionales, pero muchos, los más, que publican por primera vez en México.

En pocas palabras, nacemos en el año que todos queremos olvidar y paradójicamente esperamos que eso sea un buen presagio.

Nuestro objetivo es publicar textos estimulantes, contenidos en libros muy bien cuidados, con una portada atractiva y significativa. Deseamos darle al lector no lo que nos pida, sino aquello que consideramos necesario para él. Nos basamos en la hipótesis de que el lector no sabe lo que quiere sino hasta que lo ve frente a sus ojos; los libros son un descubrimiento y por eso visitar una librería llega a ser una aventura”, afirma el editor.

E1 Ediciones trabaja con tirajes cortos, de un mínimo de 100 ejemplares, ya que le ha apostado fuertemente a la comercialización del libro electrónico en prácticamente todas las plataformas digitales existentes, lo que ha redundando en una buena presencia de los títulos en el mercado latinoamericano

Desde nuestro punto de vista, los libros electrónicos tienen muchas ventajas y, además, jamás harán que dejen de existir los libros impresos en papel. Pero, las ventajas de un libro electrónico son evidentes, para los lectores y para las editoriales pequeñas.

Es paradójico, pero a quienes más conviene que prevalezca la predilección por los libros en papel es a los grandes grupos editoriales, pues ellos son los que pueden publicar miles o decenas de miles de ejemplares de un título y colocarlos, de manera simultánea, en varios países o incluso en varios continentes. Las editoriales pequeñas sólo podemos aspirar a tener una distribución internacional mediante el libro electrónico”.

De Giovannini enfatiza que para una editorial de reciente creación como la que lidera, ha sido un privilegio encontrar un nicho creciente entre los lectores de E1, cuyos títulos, principalmente los del escritor Jorge F. Hernández, o Taxi, la primera novela del boliviano José Andrés Sánchez Exeni, han tenido ya su segunda reimpresión.

Caso particular es también la publicación de Líneas de fuga. Muestra de poesía mexicana contemporánea (1960-1986), con selección e introducción de Iván García, que incluye a autores reconocidos o seleccionados por la obra en sí y no por su trayectoria, lo que redundó en hallazgos luminosos.

La editorial afincada en León, tiene la vista puesta en el impulso a la creación literaria latinoamericana, por eso inició también la colección Formato del Sur, que, con Bolivia, comienza la revisión de los imaginarios de la creación sudamericana.

Quisimos dirigir nuestra mirada a los países latinoamericanos. Estamos convencidos de que con ellos estamos unidos por una gran cantidad de vínculos, además de que compartimos realidades sociales, económicas y políticas, sin embargo, los libros entre los países latinoamericanos se comparten muy difícilmente. En pocas palabras, conocemos a los autores latinoamericanos principalmente por medio de España y no por medio de editoriales latinoamericanas, como en otras épocas llegó a ocurrir, por ejemplo, cuando editoriales como ‘Sudamericana’, ‘Monte Ávila’ o ‘La Oveja Negra’ tenían una amplia distribución.

Para dar pasos en esa dirección creamos la serie Formato del Sur, que está destinada a publicar autores de Sudamérica. Tenemos ya publicados los primeros cuatro títulos y en noviembre publicaremos el número cinco. En la primera estación buscamos a obras de Bolivia, donde encontramos autores realmente muy interesantes”.

Para 2021, ya se tienen en preparación algunos títulos de creadores de Uruguay, para seguir con Chile, Perú y Argentina, donde ya se han establecido contactos e importantes redes de colaboración.

La meta, sostiene el fundador, es abrir nuevas colecciones como dramaturgia o crónica y publicar de 15 a 17 títulos por año.

“Aunque nuestras líneas editoriales son amplias, pues abarcamos todos los géneros e incluso tenemos en proyecto divulgar libretos de óperas, la colección Poesía y Poética es muy especial para nosotros.

E1 Ediciones tiene, efectivamente, como objetivo principal vender sus libros porque sólo de esa manera es posible pensar en seguir existiendo. Creemos que no es malo tratar de vender, como a veces parece pensarse. No, vender no es malo, lo malo es trastocar tus principios editoriales, tus gustos, tus criterios con tal de vender. El reto de las editoriales independientes es lograr que los libros de excelencia se vendan”, recalca Juan José de Giovannini.

*NOTA: Para conocer el catálogo completo de E1 Ediciones puedes dar clic aquí

  • Foto: E1 Editorial
ZONA UG