El acto público del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo con invitados en tiempos de Covid, con todos los protocolos sanitarios, no podía ser menos simbólico en el espacio y en los reclamos.

Desde el vestíbulo del Museo de Arte e Historia de Guanajuato (MAHG), el Gobernador Rodríguez Vallejo reclama por el federalismo y un regreso justo de impuestos al estado.

Entre la imagen del Pípila y el cura Hidalgo, Diego Sinhue levanta la voz al presidente Andrés Manuel López Obrador y exige cese a las amenazas, al castigo presupuestal, al autoritarismo. Se alza como una especie de nuevo insurgente.

No está sólo, además de los nueve gobernadores de oposición que conforman la Alianza Federalista -y que emiten posicionamientos similares en sus estados: Aguascalientes, Chihuahua, Colima, Coahuila, Durango, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas-, le apoyan sectores sociales reunidos ex profeso para emitir también pronunciamientos.

En el pronunciamiento de Diego Sinhue están los representantes de los pueblos indígenas, de los discapacitados, de los deportistas, de los científicos, de las organizaciones civiles, del sector empresarial. Además de Alcaldes, Senadores y Diputados locales y federales.

La lista de oradores es amplia, el reclamo es el mismo: que el Presidente López Obrador deje de atacar a Guanajuato, que supere que aquí no se votó por él y sea civilizado, que entienda que aquí no funciona el autoritarismo, como lo demuestra la historia

El alcalde de León, Héctor López Santillana es el primero en hablar, frente a decenas de personas dispuestas en ‘herradura’ frente a un escenario rectangular con las imágenes del Pípila, Hidalgo y la Alhóndiga de Granaditas como telón de fondo. Un recordatorio de que Guanajuato es cuna de la Independencia mexicana.

López Santillana hace una relatoría rápida de historia contemporánea, recuerda que la ciudad León es la cuna del Municipio Libre, el primero que se alzó contra el centralismo un 2 de enero de 1946, un sitio donde a nadie le gusta ‘estirar la mano’ sino trabajar y pedir lo justo, un municipio donde existe planificación -aquí nació el concepto nacional del IMPLAN-, un municipio donde la participación ciudadana es ejemplo nacional.

Luego carga con los reclamos a la federación que ha reducido un 90 % los convenios de colaboración, desde la llegada de López Obrador, que ha reducido dramáticamente el presupuesto federal, que no aprueba proyectos, que no escucha, que no respeta.

¿Qué es lo que nos están diciendo con todo esto? Pues en primer lugar están atentando fuertemente contra la autonomía y la libertad de decidir. Cada vez menos facultades, cada vez más responsabilidades , cada vez menos autoridad”, expone López Santillana.

El ánimo general va en correspondencia con el reclamo, algo que patentiza el empresario y ex líder del Consejo Coordinador Empresarial de León, José Arturo Sánchez Castellanos, quien ahora como Consejero Ciudadano de Seguridad vuelve a meter el dedo en la llaga. Ya lo hizo antes cuando no hubo apoyos del gobierno federal para las empresas al iniciar la pandemia.

Ahora alza la voz por la desaparición de 109 fideicomisos -promovida por López Obrador y apoyada por Morena y sus aliados en la Cámara de Diputado y en el Senado-, algo que afecta a la salud, deporte, ciencia, cultura y derechos humanos, entre otras áreas.

Con la extinción de los 109 fideicomisos, aprobados por los legisladores federales de Morena, se consuma una durísima afrenta al federalismo de nuestra nación, lo que fortalece, lamentablemente, el centralismo y el autoritarismo (…) a esta arbitrariedad se suma a una serie de recortes presupuestales que ha sufrido nuestro estado en los últimos dos años”, enfatiza Sánchez Castellanos tras referir que en los dos años se han dejado de entregar a Guanajuato al menos 23.4 mil millones de pesos o un 66 % menos de participaciones federales.

Aunque el estado de Guanajuato es la sexta economía del país y aporta gran cantidad de impuestos, la federación le asignará nuevamente en 2021 el menor presupuesto frente al resto de los 31 estados; López Obrador no perdona que el grueso de los guanajuatenses no haya votado por él en la elección de 2018

En el museo cuelgan pendones donde se hace alusión a que en Guanajuato sí se apoya a la ciencia, al deporte, a la salud, y también hay un ánimo general entre los asistentes de haber sido afrentados, por eso la convocatoria ha congregado a los sectores clave, a sus actores principales.

 El magistrado Héctor Tinajero Muñoz, titular del Poder Judicial en Guanajuato, da un mensaje breve donde aborda específicamente su preocupación por el presupuesto federal para operar el nuevo sistema de Justicia Laboral. Habrá que contar con nuevos juzgados, mobiliario, equipamiento, personal, capacitación y un largo etcétera. Y pide equilibrio.

Luego toca el turno al científico Jorge Mauricio Flores Molinero, investigador de la Red Prociencia MX, quien recuerda que el avance de un país se debe a la colaboración entre gobierno, academia y sociedad. Por lo que desaparecer los fideicomisos que apoyan la investigación y la ciencia es un acto arbitrario. Un retraso en los avances logrados.

Sin ciencia no hay futuro, sin ciencia caeremos en el oscurantismo”, resume Flores en un mensaje donde enfatiza su orgullo de ser guanajuatense y coincidir con la visión de que es necesario pasar de la manufactura a la mentefactura, algo que promueve la Administración actual que ha creado un fondo emergente de 100 millones de pesos de apoyo a la investigación científica.

Aquí también el campo cuenta y reclama. Por eso Ignacio Duarte Rodríguez, presidente del Consejo Estatal Agropecuario, alza la voz contra los recortes presupuestales, contra la desaparición de fidecomisos de apoyo al campo.

No sé porqué están castigando tanto al estado de Guanajuato”, cuestiona Duarte.

Lo mismo que hará el industrial Ismael Plascencia Núñez, presidente de Concamin Bajío, al tomar la palabra para hablar de federalismo, para recriminar por la vuelta a las prácticas centralistas que ejercita el gobierno de López Obrador.

Hoy debemos llamar la atención sobre la imposición de un modelo centralista que pone en riesgo los avances en materia de federalismo de las últimas décadas y que privilegia la concentración de poder en detrimento de la participación democrática, a nadie beneficia la concentración de poder ya que multiplica la posibilidad de cometer errores”, expone Plascencia Núñez a nombre de los industriales del Bajío.

Para cuando toma el turno el diputado federal Juan Carlos Romero Hicks, líder de la bancada panista en la Cámara de Diputados, esta clara la ruta del reclamo hacia el gobierno federal. Algo que el ex Gobernador, ex Senador y ex Rector de la Universidad de Guanajuato dejará más que claro con un obús verbal directo a López Obrador

Luego de hacer una breve relatoría de la historia de Guanajuato, y su participación determinante en la Independencia, la Reforma y la Revolución, mencionar a José María Luis Mora y Lucas Alamán cono artífices del moderno Estado mexicano, Romero Hicks recuerda que aquí también inició el federalismo con Carlos Medina, que aquí nació el Municipio libre, aquí nació la Conago, desde aquí se diseñó la tercera Convención Nacional Hacendaria, que aquí Guanajuato ahora es parte de la Alianza Federalista porque el modelo actual ya no funciona.

Hoy tenemos un prisionero del odio y de la soberbia en Palacio Nacional (…) (por eso) 10 Gobernadores dijeron ¡Basta! No vamos a permitir el centralismo, ni el autoritarismo, ni el paternalismo, ni la gestoría a través de clientelas (…) Hoy, me duele decirlo, la República está en quiebra”, enfatiza Romero Hicks que machaca sobre la pésima atención a la pandemia, a la violencia e inseguridad, al derrumbe económico que se traduce en desempleo y afectación de familias, a la falta de gobernanza por la corrupción e impunidad que persisten.

Esos reclamos los apropia también el nuevo líder del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo González García, quien resume que Guanajuato está siendo castigado por la federación de forma abierta.

Somos gente de trabajo acostumbrada a ser parte de la cultura del esfuerzo. Y estamos defendiendo lo nuestro. No podemos quedarnos pasivos al ver como una política centralista amenaza el desarrollo de Guanajuato”, espeta González García.

El mensaje final es el más esperado, es el del gobernador Diego Sinhue Rodríhuez Vallejo quien ha demostrado con la convocatoria que Guanajuato responde ante el acoso de la federación de forma transversal, no vertical. De cara y directo. Que aquí se rechazan las imposturas y las dádivas no tienen efecto porque a los guanajuatenses no les gusta ‘estirar la mano’ sino trabajar.

A dos años de gobierno Diego Sinhue ha madurado mucho. Se percibe claro en su mensaje. Es directo en los argumentos. Tiene visión y el movimiento que ha generado su Administración es visible no sólo en México. En el extranjero lo ven con atención

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, al igual que el Presidente López Obrador, ha utilizado la simbología para definirse.

La atracción de inversiones extranjeras automotrices, del sector alimentario y otros rubros, siguen en bonanza pese a la pandemia, la Embajada de Estados Unidos en México avala el trabajo realizado en seguridad y procuración de justicia, la Hannover Messe -la feria más importante del mundo en tecnología e industria 4.0- realiza su segunda edición, hay apoyo a la ciencia, la cultura y la educación. Aunque la violencia generada por el narco sigue siendo el talón de Aquiles.

De frente ante decenas de líderes sociales, universitarios, campesinos, indígenas, discapacitados, ciudadanos y políticos, en su mensaje al Presidente de México, el Gobernador de Guanajuato deja claro que la participación ciudadana es y seguirá siendo esencial.

Diego Sinhue abunda en la historia libertaria de Guanajuato, expone que en su afán de castigarlo como rival político, López Obrador castiga a los ciudadanos guanajuatesnes sin distingo al recortar el presupuesto otra vez, afrenta porque no escucha y no es participe del diálogo, destruye antes que construir.

Los reclamos, sostiene el Gobernador de Guanajuato, son válidos y por ello la Alianza Federalista solicita adecuar el Pacto Fiscal, realizar una nueva Convención Hacendaria, una nueva Reforma Fiscal progresiva, reorientar el gasto y una retribución de impuestos más justa.

Vamos a defender el federalismo y la democracia de México, porque están en peligro”, es la primera arenga de Diego Sinhue, una que se irá haciendo más contundente conforme avance en su mensaje. Uno donde dice que habrá 7 mil millones menos de la federación para 2021 en Guanajuato, mientras en la Ciudad de México se destina un 40 % más de los 12 mil 500 pesos en promedio por habitante guanajuatense. Cantidad que para el año próximo se verá disminuida a 11 mil 638 pesos por cada habitante.

Para dar cuenta del castigo recurrente al estado recuerda la crisis de la gasolina, la amenaza de la desaparición de poderes, la intentona para hacerse con el sistema de salud estatal -el mejor del país-, la falta de apoyo en obras de infraestructura -como El Zapotillo o la autopista a San Miguel de Allende-, al falta de apoyo total ante la pandemia, la desaparición de fideicomisos que afectan a centros de investigación como el CIATEC, el CIO y el CIMAT, la falta de disposición al diálogo.

Hoy queremos decirle (al Presidente López Obrador) que extendemos nuestra mano y que si no hay diálogo estamos listos para dar la lucha legal y política. Al no escuchar a Guanajuato y los estados que integramos la Alianza Federalista, se puede estar llevando a México al inicio del rompimiento del Pacto Federal y eso sería terrible para todo el país (…)

Hoy el federalismo mexicano está seriamente amenazado por un modelo político de concentración de poder, que sobrepone una visión particular a los intereses de la sociedad (….) Hoy el federalismo está en riesgo y por ello 10 estados del país estamos alzando la voz en un pronunciamiento por la democracia y el federalismo de México. Lo estamos levantando los estados y sus habitantes, no los gobernadores solos (…)

Los Mártires del 2 de Enero en León nos recuerdan el sacrificio del pueblo guanajuatense para lograr la democracia, costó sangre y muchos años alcanzar un verdadero federalismo y una autentica libertad democrática. Hoy en Guanajuato cerramos filas para defender lo que nos corresponde y por ello, más que nunca, estamos unidos y daremos la batalla”, es el mensaje final de Diego Sinhue que ayer comenzó literalmente la batalla, como una especie de nuevo insurgente.

Aunque aún es temprano saber cómo terminará esta historia. En las elecciones de 2021 se sabrá.

  • Fotos: Gobierno del Estado

PREDIAL