Lo que de alguna forma ya se conocía, el espionaje a la sociedad civil y particularmente a los estudiantes durante ‘la dictadura perfecta’ del PRI, ahora se puede confirmar. También la nula libertad de prensa y el contubernio del gobierno con Televicentro (Televisa en sus inicios) entre muchos otros datos.

A 50 años de la Matanza estudiantil del 2 de octubre de Tlatelolco, muchos detalles hoy están al alcance de cualquiera con una conexión a internet.

La Universidad de Northwestern, El Colegio de México, la ONG Artículo 19 y el Center for Research Libraries han digitalizado los archivos de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) organismo que espiaba a la sociedad mexicana.

Estos documentos, llamados MIDAS (The Mexican Intelligence Digital Archive) contienen escalofriantes reportes oficiales del día en que en México no se perdonó la vida

I

De todas las carpetas digitales con los reportes del servicio secreto en el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, el tercer folder es escalofriante.

Uno de los documentos titulado Investigaciones políticas y sociales fechado justo el día de la matanza de estudiantes el 2 de octubre de 1968 confirma la filtración de elementos del servicio secreto entre los estudiantes que protestaban en la Plaza de las Tres Culturas.

Un reporte oficial que da cuenta de la intervención del Ejército en la matanza.

En el archivo se lee: “20:20 hs: HOSPITAL DE XOCO.- En una ambulancia de la Cruz Verde fue trasladado a este Hospital una persona de nombre JORGE QUIROZ que se dice ser agente del servicio secreto con placa No.17, y de grado de teniente, el cual fue herido en la unidad Nonoalco, Tlatelolco. Según manifestó su comandante ARTURO FERNÁNDEZ PORRAS lo mandó a ese lugar sin identificación a fin de observar el movimiento estudiantil, y encontrándose en el lugar, llegaron soldados que al parecer disparaban salvas, y él corrió a esconderse en uno de los edificios, al estar viendo la forma de salir de ese lugar fue agredido en un principio por personas que no sabía precisar su identidad (anteriormente dijo que fueron soldados los que le dispararon)”.

Desde las siete de la noche del fatídico 2 de Octubre, departamentos del piso 9 del edificio Chihuahua ardían en llamas. Pocos minutos después el fuego se propaga hasta el piso 12, reportaron los agentes secretos. Registraron que cuando un orador no identificado de la Escuela Superior de Economía dirigía un mensaje en la plaza de las tres culturas (que incluye en la versión estenográfica frases como “el estúpido de Díaz Ordaz”.

Veinte minutos antes de las nueve de la noche en el edificio Aguascalientes de la Unidad habitacional Tlatelolco un reporte de terror: “PERSONA MUERTA sin identificación, con heridas de bala, probablemente se encontraba dormido porque estaba en pijamas. JOVEN DE 17 AÑOS, sin identificación, sexo masculino, herido en el brazo izquierdo con bayoneta, muerto. ANTONIO SOLÓRZANO GARCÍA, muerto, ambulante de la Cruz Roja con balas en la cabeza”.

A las nueve de la noche con diez minutos el día de la matanza otro agente reportaría:

CARLOS ANTONIO BELTRÁN MACÍAS DE 28 años, muerto.Lo arrojaron de un auto particular en las calles de Plan de San Luis y Salvador Díaz Mirón procedente de Culiacán, Sinaloa. No se le encontró credencial que lo identifique como estudiante”.

Cecilio de León Torres, un menor de edad que vivía en la Unidad Habitacional Tlatelolco, falleció en el Hospital de Emergencias de Balbuena. El informe indica que su muerte fue causada “por heridas producidas por proyectil de arma de fuego”.

 

II

Fallaci: La reportera de guerra aterrorizada

La corresponsal de guerra italiana Oriana Fallaci, aterrorizada durante la matanza.

En los informes precisan que Oriana Fallaci, periodista de origen italiano, fue detenida a las 21:00 hrs. del fatídico dos de octubre de 1968. Fallaci fue la primera mujer italiana corresponsal de guerra y vendería 20 millones de libros de sus crónicas y entrevistas con personajes famosos.

Una serie fotográfica hecha por un reportero de AP la muestra el día de la matanza protegiéndose de los tiroteos con un rostro de terror. Ese día, indica el documento de los agentes del servicio de inteligencia mexicano “la periodista de origen italiano, hospedada en el Hotel Maria Isabel, no ha querido declarar hasta que tenga conocimiento la embajada de su país”.

Tiempo después Fallaci describiría aquel acontecimiento como “una masacre peor de las que he visto durante la guerra”.

 

 

III

La libertad de prensa también asesinada. Televicentro y su telerrealidad

Un documento fechado tres días después de la matanza, el cinco de octubre de 1968, es tan aterrador como los que describen los tiroteos.

El guión de la ignominia elaborado por Televicentro para ‘ocultar’ la masacre.

Televicentro, que a la postre sería Televisa, se pone de acuerdo con el gobierno mexicano para explicar lo ocurrido en Tlatelolco. El secretario de la defensa de Díaz Ordaz, Marcelino García Barragán, orquesta una explicación que se televisara:

El guión anexo se basa en el primer anteproyecto elaborado por el Gral. García Barragán (…) se podrían también agregar escenas filmadas de los soldados heridos que se encuentran en el Hospital Militar (…) Les mostré además una maqueta de la zona y una foto aérea que servirán para hacer más claras las explicaciones oficiales (…) La filmación de videotape será mañana a las 9:00 A.M. para que pueda ser afinado y tenerlo listo para transmitirlo por la tarde, o el lunes”.

Televicentro era un asesor del manejo de la crisis del gobierno de Ordaz. En el texto se lee que le recomienda a las autoridades usar a un militar que no participe tan menudo en eventos públicos.

Un entrevistador podría ser Saldaña (…) iría formulando preguntas, incluso con cierto aire de duda en algunas”.

IV

Uno de los capítulos más cruentos en la historia moderna de México ahora puede ser inspeccionado por cualquiera que tenga el interés en la siguiente liga: http://ddsnext.crl.edu/midas

A 50 años de la matanza de estudiantes de Tlatelolco, el 2 de octubre no se olvida.