El asesinato de la estudiante Ana Daniela Vega González fue el detonante para hacer que parte de la comunidad universitaria estallará en rabia contra las autoridades de la Universidad de Guanajuato, el Municipio de Guanajuato, la Fiscalía General y el Gobierno del Estado.

Cientos de estudiantes con el puño derecho en alto tomaron la sede central de la UG en Guanajuato capital para exigir seguridad y castigo contra acosadores sexuales. La huelga y las protestas se sucedieron en los campus capital, León y Celaya-Salvatierra. Por la noche cercaron la Presidencia Municipal de Guanajuato.

La Fiscalía General del Estado (FGE) ha informado que tiene detenido a la ex pareja de Ana Daniela, como.presunto responsable del feminicidio.

Desde la madrugada del miércoles los estudiantes comenzaron a llegar a la sede central de la UG para protestar. Con una valla de mamparas de madera la institución cercó el acceso a las escalinatas del edificio central, que terminaron llenas de pintas.

Entre gritos, consignas y pancartas los estudiantes exigieron respuesta de las autoridades universitarias. La secretaria general de la UG, Cecilia Ramos, atendió a los reclamos, pero fue rechazada por los estudiantes que insistieron en una mesa de diálogo directa con el rector general Luis Felipe Guerrero Agripino.

A través de un comunicado desde su cuenta personal en Twitter, el Rector General de la UG respondió a los reclamos.

Con absoluto respeto a la libertad de expresión, somos sensibles y nos adherimos a sus reclamos sobre la inseguridad que sucede en nuestro entorno, en lo general, y en lo particular sobre la violencia de género (…)

Estoy cierto en que coincidimos en esta preocupación generalizada y que como comunidad universitaria podemos revisar y construir más y mejores alternativas”, dice el comunicado del Rector General a la comunidad universitaria que salió a protestar.

La convocatoria a la huelga se dio a través de las redes sociales y obtuvo respuesta en Los campus de Guanajuato capital, León y Celaya-Salvatierra; aunque las protestas más significativas tuvieron lugar en la capital

Un mensaje más que elocuente manfiesto en esta pancarta de protesta estudiantil.

Ana Daniela Vega fue contrada muerta con signos de violencia en su departamento de Noria Alta, luego de ser reportada como desaparecida el viernes pasado por sus padres. La encontraron con un cinto al cuello. Lo que desató la ira estudiantil.

En un pliego petitorio de cuatro páginas, con 6 puntos y algunas consideraciones especiales, los estudiantes exigieron, grosso modo, un pronunciamiento público de la UG para reconocer los asesinatos y asaltos de estudiantes, un protocolo de seguridad para traslados, atención a los casos de acoso sexual de maestros y alumnos con castigo y expulsión, talleres de educación sexual incluyente.

Además de atención psicológica sin costo, revisión del presupuesto para reasignar más recursos a la seguridad estudiantes, y designación de policías en las zonas donde habitan estudiantes en 18 colonias de la capital. Rediseño de horarios, transporte seguro y no represalias a quienes se han manifestado.

Exigimos que el Ayuntamiento de la ciudad de Guanajuato se haga responsable de la situación de inseguridad y vulneración en la que viven los y las estudiantes (…) queremos que se deje de revictimizarnos, no somos responsables de la violencia a la que nos enfrentamos por el hecho de ser estudiantes”, dice parte del pliego petitorio.

Las protestas concluyeron la noche del miércoles en las afueras de la Presidencia Municipal de Guanajuato, donde se exigió la presencia del alcalde panista Alejandro Navarro Saldaña.

Queremos que nos escuchen, las mamás y los papás estamos preocupados (…) para nosotros lo más importante es la seguridad de nuestros estudiantes.

Al Rector, al Gobernador, a (Carlos) Zamarripa, por favor den la cara sólo queremos saber cuál va a ser la solución a esta situación”, arengó a través de un megáfono una madre de familia antes de que el Alcalde de Guanajuato saliera para atender a los manifestantes.

En un mensaje de menos de un minuto Navarro Saldaña dijo que también tiene una hija en la UG y que dará respuesta a los reclamos. Como respuesta recibió insultos y gritos.

Para este jueves los estudiantes convocaron a una reunión a las 10 de la mañana para ser atendidos por el Rector General, el Gobernador, el Fiscal General y el Alcalde de Guanajuato.