El Congreso del Estado de Guanajuato votó en contra de la militarización de la seguridad pública que implica la presencia del Ejército en las calles de México hasta el año 2028. Tras horas de discusiones, hubo 22 votos a favor de rechazar la militarización y 13 en contra para apoyarla.

A las diputadas y diputados del PAN -con mayoría en el Congreso-, sumaron su voto la diputadas Yulma Rocha, del PRI, y Dessiré Ángel Rocha, de Movimiento Ciudadano, sumando 22 votos, frente a los 13 obtenidos por Morena, PRI y PVEM..

En Guanajuato rechazamos la simulación que pretende prolongar la participación de las fuerzas armadas de manera  permanente en labores de seguridad pública, y proponemos, desde nuestro ámbito de competencia, un cambio de estrategia que incluya el fortalecimiento de la Guardia Nacional como un cuerpo civil, altamente capacitado, profesional, con despliegue en el territorio nacional y que combata al crimen organizado”, expuso el diputado Rolando Alcántar Rojas, integrante del Grupo Parlamentario del PAN.

El Diputado Alcántar extendió que el gobierno federal debe asumir su responsabilidad de garantizar la presencia de elementos civiles en tareas de seguridad luego de haber disuelto la Policía Federal, pues ese fue el origen de la Guardia Nacional que termino siendo militarizada.

Simpatizantes de Morena ‘reventaron’ la sesión del Pleno del Congreso local, con mantas a favor de que los militares hagan las tareas de seguridad en las calles y gritos contra los panistas, cuyas diputadas y diputados abandonaron la sesión hasta lograr el regreso del orden.

Los panistas hablan en contra, pero sus alcaldes piden ayuda de la Guardia Nacional, como hace unos días en Irapuato (…) el Ejército cuenta con el respaldo del pueblo de México. A mí me parece una irresponsabilidad que los militares regresen a los cuarteles”, justificó el diputado morenista Ernesto Priet, tras mencionar que hay ‘riesgo’ de inseguridad en el proceso electoral de 2024.

Como el Diputado Prieto otros integrantes del Grupo Parlamentario de Morena se pronunciaron a favor de la presencia del Ejército en las calles, pues ‘todos’ tienen miedo de andar en las calles de Guanajuato y el país.

Morena reclamó que la estrategia de seguridad que encabeza el gobernador panista Diego Sinhue Rodíguez Vallejo, no funciona pues las policías estatal y municipales no pueden combatir al crimen organizado, a diferencia del Ejército

Diputadas y diputados de Morena justificaron la militarización del país que propone AMLO. Aunque antes criticaban lo mismo hecho por el expanista Felipe Calderón.

La diputada Desiree Ángel Rocha, de Movimiento Ciudadano, refutó las afirmaciones de los integrantes de Morena sobre el hecho de que la presencia de la Guardia Nacional en Guanajuato -con 11 mil efectivos- haya disminuido delitos en la entidad.

La violencia no se combate con más presencia militar (…) Mi voto es en contra de que se siga militarizando la seguridad pública, porque las consecuencias que ha traído a lo largo de los años son terribles”, enfatizó la Diputada Ángel, tras mencionar que esto se viene arrastrando desde 2006, año en que el expresidente Felipe Calderón sacó el Ejército a las calles para combatir al narco.

Lo mismo que hizo el PRI con el gobierno de Enrique Peña Nieto de 2012 a 2018 y lo que Morena, bajo el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, hace hoy también.

Guanajuato es el primer estado del país que rechaza abiertamente la militarización que, hasta el momento, tiene el apoyo de 17 congresos locales dominados por Morena.

La ratificación de los Congresos locales de los 17 estados morenistas a la militarización, aunque cumple con los requisitos constitucionales -que marcan que toda reforma debe sumar la mitad más uno-, aún está en vilo, pues la oenegé Uniendo Caminos México, una red de organizaciones civiles, logró obtener un amparo de la jueza federal Karla María Macías Lovera, con sede en Guanajuato, para que se suspenda indefinidamente la incorporación de la Guardia Nacional al Ejército.