La Universidad de Guanajuato (UG) regresa hoy a sus actividades cotidianas tras seis días de paro estudiantil.

Luego de escuchar la disculpa pública del rector general Luis Felipe Guerrero Agripino, y del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, además de ver publicados los acuerdos solicitados, la comunidad universitaria ha concluido con la huelga y las protestas.

Ante los casos de estudiantes desaparecidos, acosados sexualmente y asesinados, Luis Felipe Guerrero Agripino, rector general de la UG ofreció la disculpa pública frente a la comunidad universitaria.

Con el corazón en la mano, les ofrezco una disculpa, si no he estado a la altura (…) contextualizo la omisión que me corresponde como Rector General de la Universidad de Guanajuato en los casos de alumnas y alumnos asesinados y desaparecidos en el estado de Guanajuato”.

De igual forma, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo hizo pública sus disculpa -como solicitaron los estudiantes- durante la reunión del Consejo de Seguridad desde donde llamó a los Alcaldes cuyas ciudades tienen planteles o son sedes de la UG, atender los reclamos estudiantiles por seguridad.

A nombre del estado de Guanajuato les ofrezco una disculpa pública a las víctimas de violencia de género, alumnas y alumnos por las omisiones que pudieran existir en los procesos de seguimiento de sus casos (…)

Este gobierno no va escatimar para asegurar condiciones de seguridad de acceso a un vida libre de violencia, es así que he instruido a todos los miembros del gabinete para que aporten acciones para atender a la comunidad universitaria”, expresó el Gobernador.

El pliego petitorio de los estudiantes fue firmado por el Gobernador, el Rector General, el Fiscal General y el Alcalde de Guanajuato y publicado en el Periodico Oficial, la Gaceta Universitaria y la Gaceta Municipal

El reclamo por mayor seguridad y castigo a los casos de acoso sexual por parte de maestros fueron la parte central de las protestas.

La protesta estudiantil estalló luego del feminicidio de la estudiante Ana Daniela Vega, quien murió asfixiada a manos de su ex pareja. Hartos ante el asesinato de alumnos y acoso sexual de maestros la comunidad universitaria decidió poner un alto y exigir cambios a las autoridades principalmente para garantizar seguridad y un freno a los casos de acoso sexual.

Con el apoyo de la ciudadanía, padres de familia, y otras universidades públicas y privadas los estudiantes mantuvieron una huelga pacífica en la sede central de la UG y otras ciudades, donde el puño derecho en alto y la etiqueta #NiUnaAbejaMenos fueron los símbolos más visibles del movimiento.

Las protestas propiciaron además las renuncias de la titular del programa UGénero, Lourdes Gazol Patiño, y el catedrático Julio César Kala -acusado de acoso sexual- el fin de semana pasado.

A través de redes sociales el movimiento estudiantil ha convocado a la comunidad universitaria a crear una memoria con fotografías, mantas, pancartas, etc,, para preservarlos a manera de ‘archivo histórico’.