La oposición marcó el arranque de la Primera Sesión Ordinaria de la LXV Legislatura en el Congreso del Estado de Guanajuato con una llamativa agenda, muy ‘progre’, donde se ha puesto en la mesa la discusión sobre el matrimonio igualitario, el derecho al aborto y la violencia mediática contra la mujer.

Ayer las diputadas y diputados en el Congreso local de Guanajuato también fijaron postura, a través de sus líderes parlamentarios, sobre lo que cada grupo y fracción ofrece a los ciudadanos para los próximos tres años. Muchas promesas y buenas intenciones, por lo pronto.

La estridencia y el populismo también fueron protagonistas en voz de la diputada morenista Alma Alcaraz al hablar de austeridad republicana y la revocación de mandato, además de anunciar que darán parte de su salario como diputados a las ‘causas nobles’ ; nada nuevo bajo el sol, pues el papel de la oposición morenista es llamar la atención sobre su agenda.

En contraste el diputado panista Miguel Ángel Salim también se apoyó en la estridencia, con su mensaje final en los Asuntos Generales, generando también grilla al condenar la recepción que hizo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por la visita de los dictadores de Cuba y Venezuela a México para participar en la V Cumbre de la Celac.

La Primera Sesión Ordinaria LXV Legislatura inició bajo la sombra de la pandemia con el ya instaurado ingreso al Congreso local pasando por un arco sanitario, con cubrebocas obligatorio, con desinfección permanente de la tribuna y con participaciones virtuales en sesión híbrida

El diputado Luis Ernesto Ayala Torres, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, ofreció un mensaje político conciliador y con alturas de mira durante su intervención en la tribuna.

El diputado de Morena, David Martínez Mendizábal, esposo de la senadora Malú Micher -impulsora del aborto en el país y la agenda feminista-, académico por la Ibero León e investigador sobrado en el tema de la pobreza, fue el primero en tomar la tribuna para plantar la primera iniciativa de su partido.

Moderado, con la mesura que caracteriza a todo intelectual, y con datos bien soportados, Martínez Mendizábal hizo una reflexión sobre la masculinidad y los efectos negativos del machismo y el patriarcado, de la sistemática violencia contra la mujer y la urgencia de acabar con ello.

Lo hago, no sin vergüenza, porque el machismo patriarcal del que formo parte ha hecho más difícil la vida de las mujeres”, se sinceró el Diputado Martínez tras plantear un proyecto de decreto para establecer la violencia mediática y la violencia digital como modalidades de la violencia, y con más amplitud, en las leyes locales.

El segundo planteamiento novedoso en la agenda legislativa fue la iniciativa del diputado Gerardo González Fernández, del PVEM, quien fue directo al abogar por el matrimonio igualitario.

No hay justificación para su exclusión del matrimonio, situación que se ha presentado como un legado de severos prejuicios y por discriminación histórica”, fue parte de lo expuesto por el Diputado González, tras referir algunos criterios de inconstitucionalidad, tras resoluciones de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para evitar que los estados prohíban el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Una segunda propuesta del PVEM, a cargo de la diputada Martha Lourdes Ortega Roque PVEM, fue presentar una iniciativa para despenalizar el aborto en Guanajuato y hacer que sea legal y gratuito; como ya ocurre en Ciudad de México, Hidalgo, Oaxaca y Veracruz.

Se busca que la mujer decida sobre su cuerpo si desea practicarse un aborto”, resumió la Diputada Ortega.

Ambos jóvenes diputados del PVEM, se perfilan como un dúo que puede dar sorpresas pese a su experiencia legislativa es bisoña. Al menos en su ‘estreno’ como diputados en la tribuna hicieron planteamientos razonables -con algunas peccatas minutas en la exposición argumental-

El diputado Gerardo González Fernández, coordinador de la fracción parlamentaria del PVEM, comenzó bien; aunque al final apostó por la estridencia.

La exposición de ambos jóvenes legisladores llevó incluso a otros pares como la diputada priista Yulma Rocha, el diputado morenista David Martínez y la diputada de Movimiento Ciudadano, Dessire Ángel Rocha, a manifestar su adherencia a la propuesta del matrimonio igualitario o el tema del aborto libre.

Algunas otras propuestas marcadas por la oposición fueron una reforma de ley para que los delegados rurales sean electos ‘a mano alzada’ -como en las consultas populares de AMLO- recorrer un mes la toma de protesta de los Ayuntamientos para que sea el 10 de septiembre y no el 10 de octubre -como ocurre ahora-, y un punto de acuerdo urgente para exhortar a los 46 Ayuntamientos a que aprueben la revocación de mandato y la consulta popular en Guanajuato; propuestas todas de Morena.

En el nuevo Congreso local la LXV Legislatura se conforma por 21 diputadas y diputados del PAN (con ocho expertos en materia legislativa), ocho diputadas y diputados de Morena (dos con amplía experiencia legislativa), cuatro del PRI (con una experta en legislación), una diputada y un diputado del PVEM y una diputada de Movimiento Ciudadano.

Tras poco más de dos horas de planteamientos, propuestas y pequeños aspavientos, llegaron los posicionamientos de los líderes de grupos y fracciones parlamentarios sobre lo que ofrecen a los guanajuatenses y un esbozo de su agenda de trabajo.

La diputada de Movimiento Ciudadano, Dessire Ángel Rocha, propuso una alianza legislativa de mujeres, y 10 ejes temáticos en su agenda donde están inscritos la igualdad y libertad, municipalismo y participación ciudadana, derecho a la movilidad, entre otros.

El diputado Gerardo González Fernández, del PVEM, aprovechó para lanzar invectivas al gobierno de ex gobernador Miguel Márquez Márquez, y al gobierno actual de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, además de enfatizar en los resultados negativos en materia de seguridad que han dado el secretario de Seguridad Alvar Cabeza de Vaca y el fiscal general Carlos Zamarripa. Los ‘villanos’ en turno de Guanajuato. Y hasta tuvo tiempo para lanzar críticas contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por la falta de resultados y el desorden de su gobierno; pese que el PVEM es aliado nacional de Morena.

A su turno en la tribuna, el diputado Alejandro Arias Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, Alejandro Arias Ávila, un político de estrategia e inteligencia, entregó uno de los discursos más razonados y críticos sin llegar al ‘show

El diputado Alejandro Arias Ávila, coordinador parlamentario del PRI, ofreció uno de los mejores discursos políticos de arranque desde la tribuna.

Grosso modo el Diputado Arias resumió que sin oposición no hay democracia, pero que ser oposición no significa disidencia. Dijo que su bancada apuesta por el diálogo político de altura y los acuerdos en favor de los guanajuatenses, sin ser comparsa. Con inteligencia política lanzó algunas invectivas contra AMLO, por su política de polarización y el abandono de Guanajuato a manos del crimen organizado, llamando a mejorar la relación política y la coordinación de acciones entre el PAN gobierno estatal y Morena gobierno federal, en materia de seguridad y salud, por el bien de los guanajuatenses.

Y resumió que apuestan por una fiscalización y rendición de cuentas como ejes de su agenda legislativa, además de la multiculturalidad, igualdad e inclusión, garantía a los derechos humanos, defensa y protección de las mujeres -planteando la creación de una fiscalía especializada en feminicidios- y niños, además del desarrollo social y económico.

Con firmeza y con respeto, desde aquí, hacemos un exhorto al Ejecutivo federal para que sea la concordia, la paz y el entendimiento lo que nos convoque, y no la ocurrencia simplista de la inacción.

Pero sobretodo, que no vea en la crisis de inseguridad de Guanajuato una oportunidad electoral para su causa y desgaste del adversario, sino como un deber de coadyubar para su solución”, expuso el Diputado Arias quien resumió que trabajará para devolver la honorabilidad al papel del diputado en Guanajuato -una tarea difícil de concretar-.

El diputado Ernesto Millán Soberanes, coordinador parlamentario de Morena, reflejo los clichés del discurso federal morenista, basado en la política lopezobradorista, sobre el combate a la corrupción y la austeridad. En su mensaje enfatizó además que Morena es ya la segunda fuerza política en Guanajuato que ha crecido realmente.

La agenda de Morena está definida desde los derechos humanos, evitar la discriminación, disminuir la pobreza, apoyo a los migrantes, la igualdad de género, la diversidad sexual, educación, salud y cultura, además de impulsar la participación ciudadana a través del modelo de Parlamento Abierto

El diputado Ernesto Millán Soberanes, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, enfatizó desde la tribuna que su partido es hoy la segunda fuerza política en Guanajuato.

Y aprovechó para lanzar puyas contra el modelo panista de Guanajuato basado en el desarrollo económico, además de ‘poner en duda’ la permanencia del fiscal general Carlos Zamarripa.

Al final, el mensaje del diputado Luis Ernesto Ayala Torres, coordinador parlamentario del PAN, fue conciliador, serio y con alturas de mira al considerar que el Congreso debe apostar por el fortalecimiento de las instituciones.

Aunque no resistió el presumir que los gobiernos panistas han dado décadas de prosperidad económica a Guanajuato. La agenda de partido la expuso en función de un mejor modelo de educación, de apoyar el cambio de la manufactura a la mentefactura -Diego Sinhue dixit-, mejorar los derechos al trabajo y la salud, la vida libre de violencia para las mujeres, mejorar las políticas de medioambiente, cuidar el agua, la calidad del aire, e impulsar las energías limpias y el manejo adecuado de residuos, además de que la Seguridad será eje central y prioridad.

Aspiremos a ser reconocidos no por la estridencia de nuestras discusiones, sino por la racionalidad y la calidad de nuestras decisiones; asumamos el reto de que la sociedad conozca mejor la función de los diputados”, resumió el Diputado Ayala, quine tiene una carga muy pesada ante una mayor presencia de Morena en el Congreso local, y el estado.

Pero la moderación y alturas de miras del líder panista y presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política quedó en mera buena intención luego que el diputado panista Miguel Ángel Salim reprochó desde la tribuna, en los Asuntos Generales, la recepción que el gobierno mexicano le dio a los dictadores de Cuba y Venezuela en días pasados durante una cumbre de estados latinoamericanos.

Al final, en encendidos mensajes tanto el Diputado Prieto y la Diputada Alcaraz acabaron por hacer diatribas ante los señalamientos contra AMLO, defendiendo que se debería respetar la política de Cuba y Venezuela, y acusando al PAN de ser aliado del ‘neofascismo’. Un anticipo de la realidad que está la vista y que se muestra necia, más allá de los mensajes y discursos.

El choque de trenes entre el PAN y Morena se anticipa, otra vez, inevitable.

  • Fotos: Congreso del Estado de Guanajuato