Espacios emblemáticos, sitios de interés turístico y cultural, lugares donde vale la pena recalar para sentir el alma de Guanajuato. ¿Ya los conoces?

La Presidencia Municipal de Guanajuato ha emprendido este año una mejora sustantiva de diversos espacios en la ciudad que brillan como ‘joyas’ en esta edición del Festival Internacional Cervantino (FIC).

La gran mayoría de estos sitios está dentro del casco histórico de Guanajuato. Y se antoja visitarlos tras la remodelación y restauración que les devuelve el esplendor.

En estos trabajos la Presidencia Municipal de Guanajuato invirtió poco más de 13.2 millones de pesos

 

Museo Dieguino

La referencia histórica más remota que se tiene de este bellísimo edificio monástico data del 18 de enero de 1663, cuando los religiosos de San Diego o Franciscanos Descalzos entraron a la villa y minas Guanajuato para fundar su convento, encabezados por el fraile Ignacio Páez.

En este espacio, el más antiguo de la arquitectura monástica en Guanajuato, se restauró la arquería, el embovedado y la pintura mural, para lo cual se invirtieron de 3.8 millones de pesos. Una acción de rescate y preservación del patrimonio histórico.

Bajo el templo de San Diego, en pleno corazón de la Capital se encuentra una ‘joya’ de la arquitectura barroca

Interior del Museo Dieguino.

Estamos hablando de una joya de la ciudad. Estamos hablando de más de 450 años de historia. Con las obras se ha dado un fortalecimiento de los arcos, conservación y protección de muros y frescos, y reestructura del domo”, dice Jorge Abascal Vélez, director del Museo Dieguino, quien pronto espera abrir –al terminar la remodelación- con una muestra museográfica de alto impacto.

 

Fachadas sin manchas

La sede del Sindicato Minero libre de graffiti.

En esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad —y primer centro mundial de extracción de la plata en el siglo XVIII— se ha trabajado para conservar puentes y plazas e inmuebles sin mancha.

La Presidencia Municipal de Guanajuato ha desarrollado una campaña de limpieza contra el graffiti

Con equipo especialmente diseñado para tareas de preservación patrimonial, hoy vuelve a relucir la sede del Sindicato Minero, el puente de Tepetapa, la cantería del jardín del Cantador, el atrio de Belén y algunos elementos urbanos de Embajadoras y Noria Alta, entre otros espacios simbólicos.

La imagen de Guanajuato respira renovada con estos trabajos que permiten apreciar espacios arquitectónicos para deleite de los capitalinos y de los turistas que visitan a diario la ciudad.

 

Mercado Hidalgo

El Mercado Hidalgo es una ‘joya’ suprema que data de 1910. Con una bella arquitectura de influencia francesa, diariamente este sitio emblemático bulle de turistas y locales que acuden por artesanías, el mandado, o a disfrutar de la gastronomía popular.

La torre francesa restaurada.

Aquí se puede ver en toda su intensidad el color, los aromas, las formas y un mundo en ebullición permanente desde temprana hora

Para conservar este espacio se invirtieron un millón 100 mil pesos en la restauración integral de la torre francesa. En su momento este edificio representó lo más moderno del siglo XIX y sintetizó el máximo ideal porfirista de “orden, paz y progreso”.

Este es un emblema de la ciudad, tiene ya 107 años. Aquí el turista puede encontrar artesanías de todo el estado, buena comida, y la gente de Guananajuato sabe que tenemos muy buenos precios. La verdad como el mercado no hay otro igual. Yo me siento orgulloso de ser parte de este sitio”, dice José Aguilar Morón, quien atiende, junto a su hermana, un local de artesanías que data de los años 50.

El Pípila

Visitar Guanajuato y no ir al Pípila es como no haber estado. En este sitio que sirve de mirador se puede apreciar en todo su esplendor a la ciudad que viste las fachadas de sus casas con colores. Un lugar tradicional que ya forma parte de las selfies en el mundo moderno.

Desde hace 77 años, este monumento —consagrado al minero que incendió la puerta de la Alhóndiga— ofrece además de la vista un amplio surtido en artesanías y gastronomía local. Gracias al diálogo con la Secretaría de Cultura, la Presidencia Municipal ha puesto en marcha la restauración del insurgente de cantera y su plazoleta, con una inversión de 2.2 millones de pesos.

Pronto El Pípila iluminará con su antorcha un entorno renovado y más digno para la los guanajuatenses y el turismo

 

Panteón de Santa Paula

El Panteón de Santa Paula es un sitio histórico y lleno de leyenda donde los turistas pueden disfrutar de un recorrido peculiar por entre las tumbas que guardan los restos de personajes históricos y una bella muestra de esculturas en lápidas y mausoleos.

Los turistas también encontrarán restaurado el muro perimetral del panteón, pues con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), la Presidencia Municipal destinó más de 5 millones de pesos al trabajo restaurativo de otro sitio a destacar en el atlas histórico de México.

El Panteón de Santa Paula es un ejemplo de la monumentalidad arquitectónica de Guanajuato

La fachada del Panteón de Santa Paula luce ‘como nueva’.

Quedó muy bien arregladito, lo dejaron muy bien. Yo lo conozco desde chiquilla y ya estaba muy mal, ahora sí lo dejaron como nuevecito. Eso es bueno porque llama más la atención al turismo y nos beneficiamos todos. Soy comerciante y creo que nos va a ir mucho mejor”, asegura la señora Genoveva Ramos Medina, quien es comerciante en la zona.

Quienes visiten esta ‘joya’ también pueden aprovechar para ir, caminando sólo unos pasos, al sitio que ha dado fama mundial a Guanajuato: El Museo de las Momias, que ha tenido también una remodelación importante.

San Roque

El templo de San Roque es una de  las ‘joyas’ mayores de Guanajuato y hoy luce nuevamente su esplendor en este Festival Internacional Cervantino (FIC), luego de un minucioso y perfecto trabajo de restauración.

Con la intervención arquitectónica, donde el gobierno municipal invirtió 1.05 millones de pesos, se rescataron los ornamentos de cantera que embellecen la portada y el campanario del edificio religioso, cuya construcción data de 1726, bajo el auspicio del sacerdote Juan José Sopeña Cervera.

Esta plaza fue elegida por el maestro Enrique Ruelas para poner en escena los entremeses que dieron origen al Festival Internacional Cervantino (FIC) hace casi 64 años

Aquí nacieron los Entremeses Cervantinos, origen del FIC.

Hay un trabajo de la autoridad que se nota. Pero creo que la sociedad también debe de participar. Nosotros como ciudadanos debemos cuidar nuestra casa, y mantenerla siempre en las mejores condiciones porque esta es la imagen de los ciudadanos, es nuestro reflejo, lo que manifestamos hacia afuera”, dice el arquitecto José Moya Santiago.

En este FIC visitar Guanajuato y no acudir para disfrutar de estas ‘joyas’ que hoy relucen, es cómo no haber estado en Guanajuato. No te pierdas esta oportunidad de oro.

  • Fotos: Carlos de las Piedras