En Guanajuato se aprecia y admira a la cultura japonesa. Especialmente su disciplina, esa tenacidad para subvertir las adversidades. Por ello Japón es potencia mundial.

Dos días de festejos en Guanajuato para recibir a Hidehiko Yuzaki, gobernador de Hiroshima,  Takashi Nakamoto, presidente de la Asamblea de Hiroshima, y a sus respectivas comitivas dan muestra del aprecio hacia esta región japonesa. Un socio importante con el cual hay acuerdos varios desde hace 5 años.

Para honrar la firma de nuevos convenios, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo dispuso varios eventos; al igual que el Congreso del Estado que preparó una Sesión Solemne, con todos sus diputados presentes aún en temporada vacacional.

Los festejos comenzaron el 29 de julio con la llegada de los políticos japoneses de Hiroshima con un seminario de negocios, la firma de un acuerdo de intercambio deportivo, la declaratoria de ciudad huésped. Y cerraron el día 30, con un acuerdo Parlamentario y una Sesión Solemne en la antigua sede del Congreso, el Palacio de los Poderes.

La relación comercial Japón-Guanajuato es la segunda más importante después de Estados Unidos; aquí operan las automotrices Mazda, Honda y Toyota, y otras 112 empresas en 13 municipios, que dan empleo a 43 mil 646 personas; aquí vive una comunidad de 2 mil japoneses en Celaya, Irapuato, León y Salamanca. Tres de cada 10 dólares del Programa de Atracción de Inversiones, son japoneses. Aquí han invertido 6 mil 131 millones de dólares, según datos oficiales del Gobierno del Estado.

La Prefectura de Hiroshima está ubicada al sur de Japón y cuenta con más de 2.8 millones de habitantes en su área metropolitana y es una de las más importantes por su industria farmacéutica, automotriz y textil.

En el Palacio de los Poderes los primeros en llegar son japoneses. Desde las 11:30 de la mañana el movimiento de gente se va incrementando. Funcionarios de estado y municipales, legisladores e invitados especiales

Firma oficial del convenio entre la LXIV Legislatura y la Asamblea de Hiroshima, previo a la Sesión Solemne.

El tráfico imposible de Guanajuato capital y la firma previa -en el actual Congreso del Estado ubicado en las afueras de la ciudad- de un acuerdo legislativo entre la Asamblea de Hiroshima y la LXIV Legislatura para intercambio de información, experiencias y de apoyo mutuo para mejorar las prácticas parlamentarias, retrasa 40 minutos el evento. Todos se lo toman con calma. Es una ocasión especial.

La banda de guerra de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), en el vestíbulo, y una banda sinfónica, en el tercer piso, serán las encargadas de ambientar la recepción. La ceremonia inicia con los honores a la bandera y el Himno Nacional que entona con delicada emoción la soprano Andrea Nava, una chica de 26 años que estudia en el Conservatorio de Celaya. Una pequeña muestra del talento artístico en Guanajuato.

Después se escucharán las notas del brevísimo himno nacional japonés, que no dura ni dos minutos, con un ligero tamborileo inicial que abre paso a una melodía área y marina que se llama Kimigayo (El Reino del Emperador) -cuya letra-poema desea al Emperador un reinado por miles de generaciones hasta que los guijarros se conviertan en rocas de las que brote el musgo).

A partir del momento en que se abre la Sesión Solemne el intercambio de las palabras en español-japonés –con sus respectivos traductores- será la constante.

La Mesa Directiva la conforman el diputado priista José Huerta Aboytes, como presidente, la diputada panista Martha Isabel Delgado, como secretaria, y la diputada Vanessa Sánchez, del Partido Verde, y los diputados Miguel Salim, del PAN, y Raúl Márquez, de Morena, como vocales. A los lados las banderas de México y Japón enmarcan el blasón de Guanajuato bordado al centro de un largo cortinaje de terciopelo púrpura.

Diputadas y diputados ocupan sus curules de cuero negro y madera labrada, y nuevamente las farolas francesas y todo el aire demodé de la antigua sede que ocuparon 63 legislaturas antes, cobra vida otra vez. El recinto es una muestra del más puro estilo neoclásico. Una joya arquitectónica en todos sus detalles, desde el cristal biselado, las florituras pinceladas en los muros, los terciopelos y el latón que aún relumbra.

Los invitados japoneses están asombrados ante la belleza del Palacio de los Poderes, en un recinto que evoca el esplendor decimonónico, en una ciudad barroca, en un estado donde Hiroshima es amiga especial

La Mesa Directiva se conformó por legisladores del PAN, Morena, PRI y PVEM.

La primera oradora es la presidenta del Poder Judicial. La magistrada Claudia Barrera Rangel da un mensaje para ensalzar la importancia del derecho y el acatamiento de la ley en las sociedades para lograr una convivencia en armonía.  Una aspiración tan vieja como el hombre en la Tierra, que aún se persigue.

Habla de la admiración que genera en el mundo la sociedad japonesa por sus avances tecnológicos y científicos, de sus valores y ética, de la disciplina, el orden y el respeto largamente acendrados gracias a su cultura milenaria.

Pero lo que más admira no son sus normas jurídicas sino el compromiso que la sociedad asume para cumplirlas (…) no el sometimiento, sino el entendimiento”, expresa la Magistrada Barrera antes de concluir su mensaje refiriendo que pese a la distancia geográfica el afecto por Hiroshima es muy cercano.

Llama la atención la postura impecable y marcial de Hidehiko Yuzaki, gobernador de Hiroshima, y de Takashi Nakamoto, presidente de la Asamblea de Hiroshima, sentados dignamente en sillas de cuero negro frente a la Mesa Directiva. Y el cómo, a lo largo de cada mensaje, inclinaran varias veces su cabeza en señal de respeto y agradecimiento; un clásico gesto japonés.

El mensaje del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo es claro y directo, define con precisión la importancia de Japón para Guanajuato, y especialmente la relación con Hiroshima

El gobernador Diego Sinhue celebró la alianza renovada de Guanajuato e Hiroshima.

Como parte de los nuevos acuerdos con Hiroshima, se recibirá en esa ciudad a los deportistas guanajuatenses, para entrenar en sus instalaciones deportivas, que se perfilan para participar en los juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. Algo que Diego Sinhue resalta. Al igual que el intercambio comercial que cada año crece, especialmente desde hace 5 años gracias al respaldo de la Friendship Association Hiroshima-Guanajuato y la alianza entre ambos gobiernos.

Como muestra de ello están las inversiones de empresas de Hiroshima en Guanajuato, como Mazda, Hirotec y Nishikawa, por citar solo tres. Otro ejemplo son los jóvenes estudiantes que han participado en intercambios educativos. Expreso mi más profundo agradecimiento al gobernador de la Prefectura de Hiroshima, Hidehiko Yuzaki, por la voluntad y la disposición para que este Acuerdo de Amistad siga adelante, como un factor de unión entre los pueblos”, extiende el Gobernador de Guanajuato para luego recibir aplausos.

Takashi Nakamoto, presidente de la Asamblea de Hiroshima, ofrecerá un mensaje sencillo y breve, poniendo especial énfasis en la alianza que nació hace 5 años y que cada día se fortalece. Se refiere al nuevo acuerdo con la LXIV Legislatura como algo trascendente.

Esperemos poder seguir contando con la colaboración de todos ustedes, de aquí en adelante. Termino mis palabras deseando el mayor desarrollo del Estado (de Guanajuato) y de la Prefectura, y la salud y el éxito de todos ustedes que nos honran con su presencia. Muchas gracias”, extiende el legislador Nakamoto.

Nadie parece cansado o aburrido pese a que la Sesión Solemne está por alcanzar las dos horas. Quizá la actitud impecable de los japoneses obliga. Aunque también es de agradecer que los mensajes son emotivos y tocan fibras. Como el del cierre, a cargo del diputado priista José Huerta Aboytes.

Abogado por la UNAM, político experimentado y curtido en el PRI de los 70, a Huerta Aboytes parece llegarle la nostalgia de haber ocupado ya antes esas curules de cuero, en tiempos de bonanza para un partido que hoy está a punto de extinguirse –aunque muchos creen que sólo ha mutado para convertirse en Morena-.

Como hábil político que es, el diputado Huerta no desaprovecha la ocasión para hacerse notar –casi de forma pedagógica- con un discurso de altura. Refiere la historia constitucional de Hiroshima y de Guanajuato, agradece a sus pares japonés el nuevo acuerdo que firmaron con la LXIV Legislatura de la que hoy forma parte, utiliza un lenguaje casi poético para resaltar el espíritu del pueblo japonés y sus cualidades como la disciplina, orden, honradez, honor, valentía y heroísmo. Y alude a esa grandeza, representada en Hiroshima, con una imagen hermosa.

La sustancia espiritual del pueblo japonés y el aliento más vigoroso de su alma colectiva tienen una historia milenaria que se remonta a los gloriosos orígenes del sol naciente, de los que siempre ha abrevado la ahora Prefectura de Hiroshima (…)

De nuestros hermanos de Hiroshima, en especial, admiramos su entereza, su resistencia ante el infortunio, su decisión de no darse por derrotados, y su enorme capacidad de resurgimiento, su renovación y reconstrucción luego de sufrir las situaciones más críticas, que mucho me hacen recordar a la legendaria ave fénix de la mitología griega”, dice engolando la voz el diputado Huerta Aboytes tras recordar la destrucción de la ciudad por la primera bomba atómica un 6 de agosto de 1945,  y la poderosa voluntad de los sobrevivientes que se levantaron inmediatamente de entre las ruinas para reconstruir nuevamente la ciudad devastada.

Los japoneses se sacuden con el mensaje, sus gestos dejan la seriedad unos segundos para expresar una emoción viva, un estremecimiento. El mensaje les ha tocado el corazón.

  • Fotos: Congreso del Estado