La crisis por el desabasto de gasolina parece llegar a su fin en Guanajuato, estado ‘rebelde’ a Morena que sobrevivió de forma civilizada ante las fallas de Pemex.

Guanajuato logró contrarrestar las deficiencias en el servicio ordinario de Pemex. Hoy 100 empresas gasolineras ya no dependen de la paraestatal y exportarán el combustible desde Texas. El servicio ordinario alcanza ya el 80 por ciento de abasto de combustible, según anunció el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Esta crisis nos ha dejado varias enseñanzas, hemos demostrado que unidos sociedad y gobierno somos más fuertes y que somos una sociedad productiva, trabajadora y solidaria”, puntualizó Diego Sinhue en conferencia de prensa.

Del 4 al 7 de enero el desabasto alcanzó su etapa más crítica con apenas el 10 por ciento de las 600 gasolineras en operación, según datos oficiales

La lucha contra el huachicol o robo de combustible inició a partir del 27 de diciembre por mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador. Aunque el prestigiado diario The Wall Street Journal dio cuenta en una investigación que el gobierno mexicano dejó de comprar gasolina a Estados Unidos desde diciembre de 2018, con la llegada del nuevo presidente.

La firma de investigación ClipperData estimó que las importaciones marítimas de gasolina desde la costa del golfo de Estados Unidos promediaron alrededor de 350 mil barriles por día bajo el mandato de López Obrador, 28 por ciento menos de diciembre de 2017 a enero de 2018.

Al darse a conocer estos datos, AMLO desacreditó inmediatamente el trabajo periodístico de The Wall Street Journal: “¡Ah! es que son serios”, aseguró en su conferencia matutina tras la publicación.

La ofensiva federal contra el huachicol se vio empañada por la tragedia de Tlahuelilpan, Hidalgo, donde más de un centenar de personas murieron carbonizadas al estallar un ducto luego de una cuestionada intervención del Ejército ante los pobladores del lugar que llegaron a robar la gasolina que brotaba de una toma clandestina. La autoridad federal tardó más de cuatro horas en reaccionar para cerrar el ducto antes de la explosión.

Guanajuato tampoco es ajeno al problema del huachicol, pues el gobernador  Diego Sinhue Rodríguez, gobernador de Guanajuato, reveló que al menos el 80 por ciento de las gasolineras del estado compraban combustible robado

Ahorita con crisis están facturando más que hace tres meses que no había crisis (…) De ser cierto, es gravísimo, porque si ahorita estamos recibiendo un 15.20 por ciento de gasolina y se está facturando más, quiere decir que sólo se estaba comprando a Pemex un 20 por ciento y el resto era ilegal“, declaró el gobernador de Guanajuato en entrevista con la periodista Denise Maerker.

Ante la crisis que golpeó económica y socialmente a Guanajuato, el Gobernador tomó la decisión de gestionar en Texas, apoyando a empresarios con concesiones para exportar gasolina a través de ferrotanques.

Pemex se sumó al final. Y hoy Guanajuato recibe gasolina desde Minatitlán, Veracruz, y Brownsville, Texas.

Frente a la crisis Diego Sinhue lanzó un plan para enfrentar futuras contingencias; lo cual le trajo críticas, como su gestión para importar gasolina de Texas

Lanzamos un Plan Energético, que ya estamos por definir a la empresa que va encabezar esta propuesta, actualmente tenemos cinco empresas que han mostrado sus respectivas propuestas”, expuso el Gobernador de Guanajuato ayer en su conferencia de prensa.

Las afectaciones a los sectores de comercio y turismo de Guanajuato ante las pérdidas económicas por 15 mil millones de pesos provocadas por el desabasto de gasolina, no tienen aún respuesta del gobierno federal pese a los reclamos permanentes del sector empresarial encabezado por el Consejo Coordinador Empresarial de León.