El Pleno del Congreso del Estado aprobó por unanimidad la Ley para la Protección a las Abejas y el Desarrollo Apícola que hace referencia a la cultura de cuidado y protección de abejas, inspección apícola, polinización, organización de apicultores, calidad de los productos, denuncia popular, sanciones y medios de defensa.

Esta semana las abejas fueron declaradas por la Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute como los animales más importantes del planeta, y Guanajuato hace historia al promulgar la primera ley para su protección integral por el Congreso local.

De acuerdo a la la Real Sociedad de Geografía de Londres y el Earthwatch Institute las abejas son el único ser vivo que no transporta ningún tipo de patógeno, con lo cual se evita la propagación de epidemias, causadas por hongos, virus o bacterias en humanos.

El diputado panista Paulo Bañuelos Rosales, presidente de la Comisión de Fomento Agropecuario del Congreso local, se dijo preocupado por la velocidad con la que se están reduciendo las poblaciones de abejas, lo que podría traducirse en graves riesgos para la seguridad alimentaria y los ecosistemas.

Ante esta realidad, los guanajuatenses no podemos permanecer en silencio. Debemos aprovechar la herramienta legislativa y los recursos de la administración pública para hacer la diferencia, para salvar a nuestro medioambiente y a nuestras familias (…)

Con una Ley para la Protección a las Abejas y el Desarrollo Apícola, pondremos nuestro aporte para revertir esta preocupante tendencia, de manera que las abejas no solo sobrevivan, sino que sean la oportunidad para que miles de guanajuatenses alcancen una vida mejor”, enfatizó el diputado del Grupo Parlamentario del PAN (GPPAN), impulsor de la iniciativa de ley.

Alrededor del 70% de la agricultura mundial es posible por las abejas, que favorecen la polinización y reproducción de las plantas, lo cual equivale al 35% de la producción de alimentos, según estudios del Centro de Emprendimiento de Apicultura, de la Universidad Mayor, y la Corporación de Apicultura de Chile

El Grupo Parlamentario del PAN, promotor de la iniciativa convertida en nueva ley que protege a las abejas.

La nueva ley establece las atribuciones de las dependencias estatales, los municipios y órganos auxiliares involucrados en el cumplimiento de la nueva norma, así como los derechos y obligaciones de los apicultores.

Además, precisa la creación de un Padrón de Apicultores, el cual servirá como herramienta que integra de forma estructurada y sistematizada información objetiva y fehaciente respecto de los apicultores, organizaciones, empresas e instituciones relacionadas con la apicultura; para el diseño y formulación de políticas públicas para el sector.

También contempla un Comité de Productores Apícolas el cual tiene como función principal, integrar a los agentes económicos que participan en las diferentes fases de la actividad apícola, además de conjuntar los elementos y agentes concurrentes de los procesos productivos apícolas, incluidos el abastecimiento de equipo técnico, insumos productivos, recursos financieros, la producción primaria, acopio, transformación, distribución y comercialización.

E indica los requisitos para la instalación de los apiarios, el aprovechamiento de las zonas apícolas, y la marca y propiedad de las colmenas.

Durante su intervención en tribuna para hablar a favor del dictamen de la nueva ley, el diputado verdeocologista Israel Cabrera expuso que con se generará conciencia sobre la importancia de las abejas en su aportación para el buen funcionamiento del medio ambiente.

Si no nos damos cuenta de que la protección de las abejas viene encaminada a la protección de la vida humana, va a ser muy difícil que logremos permear la importancia de la protección de la misma, y qué decir de la producción de la miel, el cual es un alimento sagrado, que puede durar años sin descomponerse y con alto grado de nivel nutricional”, finalizó Cabrera Barrón.

  • Fotos: Especial/Congreso del Estado
INFORME