La ciudad de Celaya, Guanajuato, vive bajo el terror. Una banda de extorsionadores ha causado la muerte de 4 personas, además de un herido grave, tras atacar negocios que se niegan ‘a pagar piso’.

La exigencia de seguridad a la alcaldesa panista Elvira Paniagua para frenar a los extorsionadores, terminó con la muerte de tres mujeres que atendían una tortillería, y un cliente, además de otro herido, en un negocio de materiales para la construcción. Ante la crisis, la Secretaría de Gobierno anunció el envío de 150 policías estatales para ‘blindar’ la ciudad.

Si no marcas te voy hacer un desmadre”, es parte de los mensajes en hojas con números telefónicos que varios delincuentes comenzaron a repartir desde hace varias semanas en tortillerías, carnicerías, taquerías y otros negocios, exigiendo el pago mensual de tres mil a 50 mil pesos. En algunos casos se les exigió un pago único de 30 mil a 500 mil pesos, según ha denunciado la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla de Celaya.

Aún no existe información oficial sobre el origen del grupo de extorsionadores o si pertenecen a un cártel de drogas en particular

Tres mujeres de una tortillería fueron asesinadas a tiros por sicarios de extorsionadores que han aterrorizado a la ciudad de Celaya.

La exigencia de los cobros llevó a los comerciantes –principalmente tortilleros- a realizar, desde el sábado pasado,  manifestaciones en la Presidencia Municipal para exigir seguridad a la alcaldesa panista Elvira Paniagua.

El terror comenzó tras la manifestación del lunes, pues dos horas luego sujetos armados asesinaron a tiros a la dueña de una tortillería -que acudió a la manifestación- y a dos empleadas. Dos sujetos llegaron en una motocicleta y abrieron fuego en el negocio ‘La Indita’, ubicado en la colonia Lagos, asesinando a las mujeres.

Casi a la par otros criminales mataron a un cliente e hirieron a otro en el negocio ‘La Fortaleza’, ubicado en la salida a Cortazar, dedicado a la venta de materiales para la construcción; y otros delincuentes más ‘rafaguearon’ dos negocios –sin que se presentaran heridos- en el céntrico bulevar López Mateos, según han dado a conocer medios locales.

Llegó un sujeto en una motocicleta y me dejó un papel donde venía un número telefónico y decía que me comunicara para negociar el pago”, relató el encargado de una tortillería al diario El Sol del Bajío.

En el papel, agregó el empleado de la tortillería, le exigían un pago inicial de 30 mil pesos, y una ‘cuota mensual’ de tres mil pesos. El hombre llamó para explicar que no tenían ese dinero. Los extorsionadores le ‘rebajaron’ el pago a 15 mil pesos. Al negarse, le pidieron entonces que cerrara el negocio. Lo cual terminaron haciendo por miedo a ser asesinados.

 

Secretaría de Gobierno envía 150 elementos de las FSPE

Luego de la crisis de seguridad, el secretario de Gobierno Luis Ernesto Ayala Torres anunció en conferencia de prensa este martes la llegada de 150 elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) para reforzar la seguridad de la ciudad.

Tras una reunión a puerta cerrada de Ayala Torres, con el secretario de Seguridad Pública Alvar Cabeza de Vaca, el fiscal general Carlos Zamarripa Aguirre, y la alcaldesa Elvira Paniagua y parte de su gabinete, se anunciaron en posterior conferencia de prensa algunas acciones inmediatas.

Entre ellas está la llegada -desde la noche del lunes- de 150 agentes de las FSPE, una célula especializada en investigación para dar con los extorsionadores y una unidad especial de homicidios para esclarecer los asesinatos.

Primeramente queremos decirles a los celayenses que lamentamos los hechos ocurridos la tarde de ayer (lunes), enviamos nuestras condolencias a las familias y por su puesto reiteramos nuestro compromiso de trabajo conjunto por la seguridad de los ciudadanos”, expresó la alcaldesa Elvira Paniagua durante la conferencia de prensa.

  • Fotos: El Sol del Bajío/Especial