La oposición en el Congreso del Estado volvió a la batalla contra la hegemonía panista. En un nuevo acto de rebeldía los diputados y diputadas de los grupos parlamentarios y representaciones no panistas, echaron abajo el mayoriteo del Grupo Parlamentario del PAN (GPPAN).

El Congreso del Estado volvió a ser un ‘polvorín’ político la tarde del jueves. En un nuevo acto de rebelión de diputadas y diputados de oposición, las fuerzas se equilibraron gracias a la ausencia de dos diputados panistas.

Al no existir la mayoría habitual del GPPAN permitió a la oposición ‘ganar’ una pequeña batalla, tras impedir que se archivase una iniciativa del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI) relativa a exigir elecciones de delegados rurales.

Una confusión en las votaciones obligó al diputado Alejandro Navarro Saldaña, presidente en turno del Congreso, a tomar una decisión –auxiliado por asesores de Apoyo Parlamentario- que sus compañeros de partido reclamaron inválida. Lo que obligó a un receso de poco más de media hora.

Cuando se impidió archivar la iniciativa del GPPRI, la diputada priísta Luz Elena Govea al parecer no votó, pues no estaba en el salón de sesiones

El galimatías legal orilló al receso y cuando se reanudó la sesión, en una nueva votación los 17 votos de las diputadas y diputados de oposición salieron a relucir frente a los 17 votos de las diputadas y diputados del GPPAN.

La ‘victoria’ de la oposición, sin embargo, se vio reducida al archivo finalmente. La Ley Orgánica del Poder Legislativo estipula necesario el voto de la mayoría para que la iniciativa del GPPRI pudiera regresar a la comisión nuevamente para su análisis y aprobación.

El resumen de este nuevo entuerto, lo definió, otra vez con voz sonante, la diputada Beatriz Manrique Guevara, que comienza a convertirse en némesis del diputado Éctor Jaime Ramírez Barba, líder del GPPAN.

Yo podría resumir lo sucedido en una frase: Acción Nacional en este Congreso, lo que no gana lo arrebata”, lanzó el dardo la legisladora del Partido Verde Ecologista.

 

‘Castigan’ a rebeldes con descuento de 25 mil pesos en dieta

La acción de rebeldía, la semana pasada, de diputadas y diputados de los grupos parlamentarios del PRI, PVEM y PRD que abandonaron el salón de sesiones, ya tiene consecuencias.

El diputado Alejandro Navarro Saldaña, presidente en turno del Congreso del Estado, informó que tomó la determinación de ‘aplicar la ley’ -y para ello citó que su decisión se basa en lo que marca el artículo 30 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo-, para aplicar el descuento de poco más de 25 mil pesos de la dieta mensual de los diputados rebeldes.

La ley no contiene margen para ser más democráticos y entender como regular la expresión de los partidos minoritarios, mediante el abandono del salón de sesiones. Por ello se dará curso a la inasistencia, para la reducción de cinco días a la dieta de los diputados que dejaron la sesión anterior, toda vez que no hubo caso fortuito ni fuerza mayor, esto es, la inasistencia no se produjo por algo imprevisible”, expuso Navarro tras explicar la medida.

En contraparte la diputada del PVEM, Beatriz Manrique Guevara, dijo que impugnarán la decisión.

  • Intervención fotográfica: Ruleta Rusa