La música y la literatura le han marcado, aunque su profesión ha sido determinante para hacer de J. Jesús Oviedo Herrera el nuevo constructor de puentes con la oposición en el Congreso del Estado de Guanajuato. Y perfila el trazo de los que quiere tender hacia la ciudadanía.

Nacido el 11 de junio de 1965, bajo el signo de Géminis, con 54 años de edad, arquitecto por la Universidad de Guanajuato (UG), empresario, ex alcalde Cortazar, ex diputado federal y diputado local reelecto, ahora encabeza el Grupo Parlamentario del PAN (GPPAN), y ha trabajado para lograr acuerdos, cumplir la palabra y hacer que se apruebe la agenda de leyes para fortalecer la seguridad de Guanajuato.

Pragmático, metódico, obsesivo con el detalle, practicante del ‘haz lo que predicas’, católico confeso, padre de familia, empresario, y especialmente atento siempre a liquidar la restricción mayor, con inteligencia,  J. Jesus Oviedo Herrera es un humanista –influenciado por Herman Hesse-, una especie de neoprogresista –como la música de Marillion que le hace vibrar-.

En entrevista para Ruleta Rusa, el coordinador del GPPAN habla sobre la dinámica de trabajo que se lleva a cabo dentro del Congreso del Estado, con los grupos de oposición y el trabajo externo, a un año de labores legislativas donde su máxima es: “Más vale bien hecho que bien dicho”. Y lo más importante, el hecho de que en Guanajuato se privilegia el diálogo.

El tema de Seguridad, estoy convencido, que a esta Legislatura nos debe de marcar (…) Hoy, a un año que tenemos (legislando), creo que hicimos varias acciones –legislativamente hablando- con el tema de Seguridad.

Lo principal fue la autonomía de la Fiscalía General, la modificación a la ley del Sistema de Seguridad, la promulgación de la Ley de Prevención del Delito, algunas iniciativas para perseguir las operaciones de procedencia ilícita, la ley de ‘halconeo’, la regulación de yonques (chatarreras y casas de empeño). Estamos marcando un sello, pero por supuesto que nos hace falta ver más, como el rema de la reincidencia.

Revisar y ver de qué manera podemos lograr más eficiencia. Cómo es posible que un delincuente que ingresa entra 20 a 40 veces a barandilla (por ejemplo), salga como si no pasará nada”, expone Oviedo Herrera tras mencionar que hoy existe una buena relación con el Poder Judicial, aunque esta debiera ser más profunda para buscar soluciones a los problemas.

“Tenemos que acercamos a los ciudadanos para que sean partícipes de estos cambios y se utilice este esfuerzo que hoy el Congreso del Estado ha hecho en materia de Parlamento Abierto”

Jesús Oviedo Herrera
Coordinador del GPPAN

Cuando habla de Cortazar, la pequeña ciudad donde nació, Oviedo se soflama, porque recuerda al joven que un día salió a estudiar Arquitectura a la UG, y ganó un semestre de intercambio estudiantil en Québec. Al ver ese nuevo mundo, decidió aportar con su visión al sitio de donde salió para luego regresar a transformarlo.

Traía en su cabeza la influencia de Herman Hesse y su Lobo estepario, una obra de literatura que sería determinante para acentuar su humanismo. Y un amor por la obra del arquitecto mexicano Ricardo Legorreta que le llevaría más tarde a aplicar el purismo de Ludwing Mies van der Rohe, el trazo limpio como fórmula de vida.

La experiencia de estar en la Legislatura pasada me fijó conocimiento para poder dar continuidad a proyectos que me parece y considero importantes, como el Parlamento Abierto (…) Hoy cumplimos a cabalidad con los requerimientos del Parlamento Abierto, y el reto es qué sigue, cómo podemos lograr los resultados. Es el medio, no el fin.

El fin del Parlamento debe ser que genere beneficios a los ciudadanos, cómo hacer, cómo permear en los ciudadanos para hacer que esa información, esa apertura, den resultados que le beneficien. De nada nos va a servir tener información pública transparente disponible y que no pase absolutamente nada.

Entonces ese el tema de la cultura legislativa que nos hemos propuesto, de que la gente conozca, se acerque, vea las responsabilidades del trabajo y los alcances que pueden hacerse desde el Congreso del Estado, pero con información, con conocimiento, de tal forma que puedan opinar, puedan criticar, puedan proponer, en base a conocimiento e información, ese es el reto”.

Actualmente el Congreso del Estado trabaja en un proyecto que le permita ser un espacio de visita obligado, con una mejor biblioteca, eventos culturales, renovación del Museo Interactivo y otras mejoras que abonen a la cultura legislativa

La exposición internacional de la LXIV Legislatura, que es parte de intercambios con otros legisladores y ahora forma parte de ParlAmericas, se ha ido construyendo gracias al interés de los integrantes del Congreso del Estado por apoyar la evaluación ex post de todas las leyes aprobadas.

Nos está dando esa proyección de que somos un Congreso con capacidad para temas internacionales”, enfatiza Oviedo sobre el trabajo que se hace para buscar la certificación de la OCDE en el trabajo ex post de las leyes, un proceso con metodología, orden y sistematización para evaluar el impacto, alcances y eficacia, entre otros aspectos, respecto a las leyes que se han aprobado.

El diálogo es fundamental para el diputado J. Jesús Oviedo Herrera, quien ha logrado sumar voluntades y acuerdos con la oposición para sacar adelante la aprobación de leyes, iniciativas y reformas de ley. Especialmente de Morena, la segunda fuerza política más importante.

A Morena le hemos abierto bien la información, le hemos planteado los objetivos, ha coincidido con nosotros. Su posición de oposición la están explotando de la manera que consideran más adecuada. Un ejemplo de los acuerdos es cuando abrimos o definimos las comisiones de Congreso. Lo hicimos en base al diálogo, y tuvimos una votación por unanimidad, eso marca un resultado positivo, de acuerdo, porque lo hicimos transparente, como se planteó la propuesta, con objetividad. Es un ejemplo claro de diálogo”, asegura Oviedo, un legislador que lejos de los reflectores mediáticos se concentra en el trabajo de ‘hilado fino’, en lo verdaderamente sustantivo: el consenso.

Ese perfil de mantener un respeto a las personas, pese a las diferencias, le ha llevado también a coordinar sin sobresaltos al GPPAN. Uno de los más heterogéneos, grupo dominante, y lleno de perfiles con expertise. Por lo tanto, más complicado de lidiar.

Aunque su apertura y las mesas de trabajo semanales donde se discute la agenda, el darle su lugar a cada uno de sus 18 pares del PAN, le han llevado a evitar rebeliones, choques o reclamos.Quizá abona en su carácter y en su mando moral la sensibilidad que da el estar cercano a las artes.

Esa visión de aportar para transformar, sin mayores pretensiones o estridencias, ha hecho que Oviedo se ocupe en el Congreso del Estado de cosas que ocupan trascendencia

Algo de eso hizo como Alcalde hace 10 años al edificar el primer Centro de las Artes de Cortazar, un espacio al ingreso de la ciudad que es su primer icono arquitectónico, donde hoy existe una biblioteca, concha acústica para conciertos, la Casa de la Cultura, y actividades artísticas permanentes.  O ayudar a remozar la Parroquia de San José con una nueva cancelería, vitrales y el montaje de un órgano cuyo sonido es el más potente en Guanajuato.

El líder del GPPAN expone que la visión que aplica como presidente de la Junta de Gobierno en la LXIV Legislatura se basa en cuatro objetivos: Una legislación que este marcada por temas de Seguridad, que sea eficiente en la administración y conducción, que lleve adelante y a los ciudadanos la cultura legislativa, que fortalezca y desarrolle el tema de Parlamento Abierto.

Y sobre el reto más complicado en puerta considera que es la aprobación de los presupuestos de Egresos e Ingresos 2020, frente a un escenario de constantes recortes federales que parece no se modificará para el próximo año, además de hacer comprender a los municipios sobre la importancia de mejorar sus cobros de impuestos, como el DAP o el predial, por ejemplo, para enfrentar esta situación atípica.

Hay que lograr municipios más eficientes, si la federación está recortando (presupuestos) creo que es lo que se tiene que hacer (…) hay que ser ingeniosos en encontrar la solución a tanta limitante de recursos que se está dando. Yo no sé si el gobierno federal realmente haga una recapitulación y reflexión sobre los recortes, que no busque centralizar todo porque está rompiendo con el federalismo, esa intención de centralizar todo no me parece que sea lo más sano”, considera Oviedo.

El balance final aún es positivo para el líder del GPPAN pues a la fecha cuenta con el 80 por ciento de los dictámenes aprobados por unanimidad, esto quiere decir que de cada 10 asuntos, 8 tienen el aval de todos los grupos políticos.

El diálogo es esa capacidad de tolerancia, de respeto, de entendimiento para llegar al bien común, al bien para todos”, resume J. Jesús Oviedo Herrera sobre la clave en su trabajo que apenas alcanza el primer año en la LXIV Legislatura con buenos resultados.

Una política de consenso que lo ha llevado a ser un líder parlamentario modelo siglo XXI.