La nueva directora del Instituto Estatal de la Cultura (IEC) tiene ganas de transformar el papel de la cultura en Guanajuato. Y ha empezado con el pie derecho al crear el primer Guanajuato Bach Festival. Ahora va por un renacimiento escénico con el Encuentro Estatal de Teatro.

Madura, con amplia cultura y modales calculados en las formas, cabello a la garçon, pendientes de plata, vestimenta más bien contemporánea, profundos ojos verdes y apenas un poco de labial color palo de rosa, Adriana Camarena de Obeso quiere mostrar –más allá de la imagen- lo importante que significa, y simboliza, la cultura de Guanajuato en México y el mundo.

Camarena de Obeso  logró consolidar proyectos importantes para el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), como directora ejecutiva de la Compañía Nacional de Ópera, o el Festival Internacional Cervantino (FIC), del cual fue subdirectora de Planeación y directora de Programación, o como gerente general de la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG), por citar algunos ejemplos sobre los alcances de su trayectoria.

En una charla abierta con Ruleta Rusa Adriana Camarena habla sobre su plan de trabajo, los ejes rectores de su proyecto, algunos de los alcances inmediatos, las aspiraciones, el cómo entiende que se debe promocionar la cultura de Guanajuato, el papel de los artistas y su obra, los apoyos, los nuevos proyectos.

Nos hemos planteado algo muy importante que es la atención a los creadores, a los creadores de las diversas disciplinas, tanto creadores emergentes como de medios desarrollados, en dos líneas: producción y difusión de su trabajo, y formación (…)

Queremos propiciar mucho intercambio, porque hemos marcado la movilidad como uno de los puntos importantes para un ‘fogueo’ de los artistas, es importante que salgan del estado, que vayan a otros estados, que salgan a nivel internacional”,  expone esta mujer que quiere hacer que el eslogan -heredado de la pasada administración-: ‘Guanajuato, destino cultural de México’, se convierta en una realidad.

Adriana Camarena de Obeso ha llegado a la dirección del IEC con el beneplácito de la comunidad artística guanajuatense, aún la más rebelde y contestataria, lo cual habla de su calidad como persona y funcionaria

Su trayectoria y resultados, le han valido el reconocimiento de la comunidad artística que hoy finca nuevas expectativas con su llegada al IEC.

Al Estado le queda muy claro que la cultura es un elemento fundamental para el desarrollo integral de la población, para la recuperación de espacios públicos para la reconstrucción de ciertos tejidos lastimados”, dice Adriana sobre el papel que juega la cultura ahora en la administración que encabeza el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

Ello le ha llevado, en principio, a modificar algunos detalles que parecen menores, pero que comienzan a generar efectos positivos, como lo es el funcionamiento más sostenido de los teatros Juárez y Cervantes, en Guanajuato capital, por ejemplo. A estos se ha sumado ahora el nuevo teatro de la ciudad de Purísima del Rincón.

Lo que queremos es intensificar las presencias y la variedad de grupos artísticos de Guanajuato. Había una costumbre por ciertos géneros, una inclinación particular por presentar ciertos géneros. Ahora sacamos una convocatoria, desde el inicio convocamos a todas las expresiones escénicas y tuvimos más de 90 respuestas (…)

El hecho de que Guanajuato tenga el FIC es algo muy relevante, pero no es todo lo que debe tener al año, debe tener más oferta. La Universidad de Guanajuato (UG) tomó por muchos años la batuta para mantener las actividades culturales y consideramos que ahora el IEC debería tomar un papel más activo”.

Esta apropiación de los espacios oficiales tiene una correlación con un programa más amplio de difusión de la cultura en las zonas marginales o comunidades rurales, a donde se ha destinado un programa de presentaciones con el objetivo de promover el rescate de los espacios públicos y la resolución de conflictos mediante el diálogo. Y la cultura es la vía adecuada.

Actualmente el programa ‘Cultura de la paz’ tiene presencia en 22 comunidades -con miras a llegar a 50- donde promotores culturales alientan en la población la solidaridad, el diálogo, y la recuperación de plazas y jardines comunitarios para la convivencia comunitaria, con presentaciones de grupos y lecturas animadas. Además de implementar el programa ‘365 grados’ que plantea llevar en remolques pequeñas bibliotecas para acercar los libros y la lectura a la gente.

Queremos que la población pueda volver a convivir”, resume sobre este programa donde está involucrada también la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Ya desde el propio IEC se está resignificando el sentido de la convivencia con una política de respeto a los derechos humanos y la equidad que buscan llevar de la mano con todos los programas.

Otros apartados como la conservación del patrimonio material e inmaterial, así como la cultura popular seguirán siendo reforzados con nuevos programas que integren más a las comunidades, que les motiven el sentido de pertenencia y que además se beneficien directamente de proyectos como jardines botánicos y herbolaria o muestras gastronómicas en las zonas arqueológicas, por ejemplo.

Con ocho ejes que soportan su plan de trabajo, Camarena de Obeso ha planteado pequeñas grandes revoluciones en donde el artista y su obra son los protagonistas

Con una visión glocal, Adriana Camarena apuesta a que los artistas de Guanajuato salgan al mundo para demostrar su grandeza.

El fortalecimiento de los artistas guanajuatenses no sólo será acompañado de becas o estímulos económicos, el IEC se ha comprometido a una mejor promoción de los creadores y su trabajo, a ofrecer más herramientas para la formación con talleres, diplomados y, especialmente, el intercambio.

De entrada admite que Guanajuato requiere un Sistema de Comunicación Cultural pues se carece de él, y ello impide tener claridad sobre el número de artistas o espacios culturales. Una tarea que llevará tiempo, pero que ya está en marcha.

Dentro de las innovaciones en el IEC destaca la creación y próxima apertura de un espacio que será dedicado a la investigación y experimentación.

Hay un inmueble -en Pastita, a un lado del Museo Olga Costa-José Chávez Morado- que se construyó para museografía y otra expresiones, está por entregarse. Vamos a trabajar la experimentación y la investigación en las diferentes disciplinas, multidisciplinas e interdisciplinas, tecnologías. Queremos subirnos también a ese barco, en la investigación artística y la experimentación, sobretodo”, adelanta Camarena de Obeso.

En este trabajo de promoción e intercambios se han fijado acuerdos con los estados de la región Centro-Bajío para existan mayores presentaciones de artistas guanajuatenses en esos estados y viceversa.

Por lo pronto los apoyos para la especialización ya son realidades pues se está impulsando a bailarines y músicos, en lo inmediato, para que continúen su preparación en Alemania o Estados Unidos, además del intercambio cultural en teatro con países como España.

Las alianzas son un tema que ocupa y preocupa a Camarena de Obeso, quien tiene claro que sin ellas no es posible avanzar; por ello las está propiciando en su política pública al frente del IEC. Por ello el fortalecimiento de Guanajuato y sus creadores durante el FIC es un propósito fundamental para la nueva directora del IEC, quien considera que la unión hace la fuerza y está por ello promoviendo que instituciones como la UG, el Museo Iconográfico del Quijote y el Museo de la Alhóndiga de Granaditas consideren el crear en conjunto exposiciones de gran formato.

En este propósito de sumar, el IEC ha fortalecido su relación con la UG reabriendo el Teatro Principal para las proyecciones del Cine Club, con co-producciones editoriales y otros apartados que están generando buenos resultados

El IEC tiene una nueva ruta, donde las alianzas son fundamentales para hacer florecer a la comunidad artística y sus manifestaciones culturales.

El IEC estaba muy silencioso en relación a las alianzas (…) (ahora) estamos buscando todo tipo de alianza para poder crecer nuestro trabajo. Si no tenemos alianzas esta difícil poder desarrollarlo, tanto por la capacidad de cubrir necesidades, tanto por economía, estas vinculaciones están siendo muy provechosas”, expone Adriana Camarena quien ya trabaja para construir puentes con el Fonart e Imcine, además de reforzar la relación con el INBA.

La ruta está trazada y ya tiene algunos indicios de que la visión es correcta. Al menos con el Guanajuato Bach Festival se logró atraer nueva atención sobre Guanajuato y la música barroca.

Un acierto en el que la alianza con el flautista Horacio Franco, figura internacional de México en la música barroca y actual integrante del Consejo Honorario de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México –que encabeza Beatriz Gutiérrez, esposa del Presidente de México-, y la iniciativa de músicos locales dio frutos. Ya se alista la segunda edición con miras a presentarse en varios municipios.

Esta semana ha dado inicio el Encuentro Estatal de Teatro, que congrega 12 propuestas de grupos guanajuatenses con alta calidad y proyección nacional, confirmando que en Guanajuato la cultura se mueve. Y que ahora está ofreciéndose una apertura para romper los moldes.

Fue para mí muy alentador el recibimiento, el encontrar apoyo de la comunidad, de la sociedad, eso me anima mucho a buscar y abrirnos a satisfacer a más sectores. Hemos abierto mucho la oferta de las exposiciones, otro campo que me interesa trabajar mucho, darle vocación a cada uno de los espacios, pensando más en su especialidad (…)

Yo sí creo que el arte tiene que tomar un papel de compromiso social. No solamente la estética por la estética sino también estar a la altura y al día de la problemática. Y eso, creo que es un compromiso que muchos artistas han asumido y que queremos darle cabida, a estos grupos, a esos artistas que están en esta línea. El arte ante la inseguridad, el arte ante los problemas ecológicos, el arte ante la migración ¿qué nos dicen los artistas en esos temas?”, resume Adriana Camarena de Obeso, para quien las palabras deben transformarse en hechos.

Quizá por eso habla por sí misma su gestión para propiciar el regreso al FIC de los Leones de la Sierra de Xichú, uno de los grupos más emblemáticos y contestatarios de Guanajuato que durante años estuvo vetado por el IEC.

Más allá de ese guiño significativo, el verdadero reto está por resolverse, el lograr que Guanajuato brille con sus artistas, que se convierta en un verdadero destino cultural de México, que los programas logren convertirse en motor de cambio para lograr un cambio de mentalidad y la tan anhelada paz social.

  • Estudio fotográfico: Carlos de las Piedras