La segunda semana de actividades de los grupos y artistas  presentados por el Instituto Estatal de la Cultura (IEC) fue especial por el reconocimiento a varios de ellos, destacando la Capella Guanajuatensis por sus 25 años de trayectoria.

El IEC reconoce en los artistas guanajuatenses a gente que con su talento dan grandeza al estado de Guanajuato.

 

Trio Umami

Con el programa ‘Sobre sus alas temblorosas: música inspirada en hadas de la tradición inglesa’, el Trío Umami cautivó al público que abarrotó las entradas al Salón del Consejo de la Universidad de Guanajuato. Dicho programa estuvo integrado por piezas musicales del siglo XIX, de autores como Joseph Holbrooke (1878-1958), de Robert Schumann (1810-1856), Félix White (1884-1945) y Max Bruch (1838-1920).

Este solemne concierto comenzó con la lectura del poema ‘Fairy Land (Tierras de las hadas)’, del enigmático poeta estadounidense Edgar Allan Poe (1809-1849), texto que describe un universo de hadas, de cuya belleza sólo llegan ecos a los mortales.

La participación de la violinista, Djamilia Rovinskaia, provocó que las emociones afloraran debido a la pasión al tocar su instrumento.

Trío Umami está integrado por Marie Park, en el oboe; Djamilia Rovinskaia, en la viola; e Isir Almaguer, en el piano. Poseen una trayectoria consolidada, cuyo reconocimiento es a nivel nacional e internacional, y son dueñas de un excelso talento y sensibilidad que traspasa fronteras y tiempos.

La palabra umami es de origen japonés, y corresponde al quinto sabor, más allá del espectro occidental integrado por cuatro sabores (dulce, ácido, amargo y salado), es decir, sabor umami, que significa sabroso, rico, complejo y sutil, y es así que con este don el trío expresa la quinta esencia de la música de cámara.

Camerata Silvestre Revueltas

Con lleno total en el Auditorio de la Universidad de Guanajuato, la Camerata Silvestre Revueltas presentó el programa titulado Serenata en Cuerdas, recital que incluyó las obras de autores como Franz Schubert (1797-1828), Antonin Dvorak (1841-1904) y Antón Arenski (1861-1906).

Este recital comenzó con la ejecución de la pieza “Obertura en Do menor, D.8”, con la que estableció el tono melódico e impetuoso que se desarrollaría durante el concierto. Compuesta por Schubert con tan sólo 14 años, fue quizá una de las más aplaudidas por el público cervantino. La obertura cimbró los magnos espacios de la universidad más importante del estado de Guanajuato.

El momento más esperado y estelar fue la presentación de la Serenata de cuerdas, papara cuerdas en Mi mayor, de Antonin Dvorak, con la cual transportó al público espacios decimonónicos, donde la galantería y la solemnidad permeaban la vida nocturna.

Serenata de cuerdas es una de las composiciones más reconocidas y aclamadas de Dvorak, su virtuosismo está reflejado en esta bella suite que ha influido en grandes músicos de la época.

 

Tuna de Oro

La tradicional estudiantina Tuna de Oro, en compañía con la Orquesta Juventino Rosas y los legendarios Hermanos Aguascalientes, en la Plaza de San Roque.

En medio de la noche cervantina más fresca, la tradicional estudiantina Tuna de Oro encendió los ánimos del público hasta la euforia con la presentación de un exquisito programa musical clásica y contemporánea.

Luego de una larga espera, las entradas al concierto Tunarte se agotaron, por lo que las gradas de la Plaza de San Roque lució llena y festiva al interpretar canciones de, por ejemplo, José Alfredo Jiménez y de Francisco Tarrega.

Entre las piezas más aplaudidos por el público asistente fueron Perfume de gardenias, El milagro de tus ojos, Caminos de Guanajuato, El son la negra y Qué bonita es mi tierra.

 

Capella Guanajuatensis

La premiada Capella Guanajuatensis ofreció un concierto inolvidable en el Templo de Valenciana. Ante un público que abarrotó las entradas al solemne recinto, el ensamble presentó un gran programa musical conformado por los músicos alemanes Dietrich Buxtehude (1637-1707) y Johann Sebastian Bach (1685-1750) y titulado El camino a Lübeck. Música de D.Buxtehude y J.S. Bach.

Piezas no tan conocidas por el gran público, sin embargo, en este concierto fueron sumamente aplaudidas. La apasionada ejecución del violín barroco por Djamilia Rovinskaia, cautivó al público asistente en piezas como la “Suite en Do mayor, BuxWV 227”, logrando un largo aplauso por su interpretación.

Para este concierto, fue invitada la soprano Nadia Ortega, quien interpretó piezas como la “Cantata Nos sa che sia dolore” de Johann Sebastian Bach. La expresividad tonal y la viveza de las interpretaciones de la soprano crearon un ambiente muy íntimo dentro del antiquísimo Templo de Valenciana.

Capella Guanajuatenses, además, tuvo como invitados especiales a los violines barrocos Vladislav Badiarov y Eduardo Espinoza. Dúo que complementó el tono barroco y ceremonioso en este magno concierto en la “fiesta del espíritu”.

 

Perros Muertos Music

Perros Muertos Music es una agrupación ecléctica cuya producción combina ritmos primarios con influencias de jazz y letras de contenido social.  Esta mezcla particular, que ellos mismos denominan ‘licuado de sonidos’, tiene como base el folk regional de México y como herramienta principal la cultura de los pueblos. Es el suyo un proyecto social que quiere llevar un mensaje de respeto a la tierra y a la diversidad cultural.

Con su concierto Todos somos el sur, Perros Muertos Music nos regalarán con la interpretación de sus composiciones propias, inspiradas siempre en las tradiciones sonoras de nuestro país.

Uno de los momentos más emotivos fue durante la presentación de la canción “La Muxe de Juchitán”; composición (con dedicación especial) que habla sobre la ciudad oaxaqueña que ha sufrido los embates del terremoto del pasado 7 de septiembre. El vocalista Joaquín Chi, en compañía de los músicos, con el puño en alto, mandó un mensaje de apoyo a las personas que han vivido desgracias como el arriba señalado.

A lo largo del concierto sonaron instrumentos como la jarana, el acordeón, la guitarra, la flauta transversal, el cajón, la batería, el bajo, las percusiones, teclados y trompetas, para retomar a través de la música de dominio popular ritmos y sonidos contemporáneos que dan como resultado el nuevo folk mexicano.

 

Patricia Linares

Patricia Linares con su Compañía de Danza Flamenco, se presentó en el Museo Iconográfico del Quijote.

Dueña de un discutible talento y pasión por el flamenco, Patricia Linares es una de las bailarinas más reconocidos en la escena dancística de nuestro país. Se ha presentado en diversos eventos tanto nacionales como extranjeros.

En esta ocasión, con su Compañía de Danza Flamenco sedujo al público cervantino con la presentación de la puesta en escena La luna en el río, con la cual, al ritmo de las castañuelas y el zapateado, el Museo del Quijote vivió uno de sus momentos más brillantes dentro de la programación oficial del FIC.

Durante la presentación, las bailarinas de Danza Flamenco sedujeron al público con su magnífica presentación al ritmo de la guitarra clásica y el cajón, elementos que propiciaron una atmósfera de intimidad con el cante jondo.

Patricia Linares se ha consolidado como una de las exponentes más importantes del flamenco, del que ha creado coreografías que han obtenido el reconocimiento de la crítica de nuestro país y del extranjero. Ha dado conferencias, así como publicado el libro Introducción al estudio profesional del flamenco.

Ana Cervantes

La pianista Ana Cervantes presentó el programa-homenaje a la obra y vida de Juan Rulfo titulado Rumor y rumores, en el que incluye composiciones de 23 brillantes músicos que dialogan musicalmente con personajes y textos rulfianos.

Cervantes ha dedicado gran parte de su vida al estudio, interpretación y difusión de piezas pianísticas de gran importancia en la historia musical. Con esta actividad ha rescatado a grandes músicos del olvido, así como la difusión de piezas de inigualable genialidad musical.

Reconocida mundialmente por su apasionada forma de tocar el piano, Cervantes se ha consolidado como referencia obligada en la escena pianística tanto de Guanajuato como de nuestro país.