La música de Johnny Cash está invariablemente ligada a las prisiones de Estados Unidos. El hombre de negro ahora ‘renace’ en voz de una banda icónica de la cultura popular mexico-americana que le rinde un homenaje.

Con un nuevo álbum musical y una serie documental en Netflix, Los Tigres del Norte rinden tributo a Johnny Cash -siguiendo sus pasos- al tocar en la Prisión Folsom de California, donde el cantautor ofreció un concierto en 1968. El homenaje es también para los presos latinos.

Para nosotros significa un compromiso, una responsabilidad, con la comunidad latina que está ahí en la prisión de Folsom, tal vez olvidada por su familiares y por mucha de nuestra gente, que no se da cuenta que muchos de nuestros paisanos están ahí reclusos”, dijo en un video grabado para EFE el percusionista Luis Hernández.

El concierto de Los Tigres del Norte en la Prisión Folsom ocurrió en abril de este año, a la par de las grabaciones para el documental musical que se estrena en Netflix para celebrar el Mes de las Herencia Hispana en Estados Unidos. Los músicos usaron como camerino la capilla de Greystone, que le dio el nombre a una de las canciones más famosas de Cash, escrita por uno de los presos de Folsom.

Los Tigres del Norte lograron la aprobación de la familia Cash, para crear una versión en español  y con su estilo de la pieza ‘Prison Folsom Blues’

Los Tigres del Norte, en las afueras de la Prisión de Folsom, California.

Como señalé en mi informe de Folsom, una de las motivaciones detrás del concierto fue llamar la atención sobre los grandes cambios en la población de la prisión desde que Cash actuó allí. Los miembros de la banda me dijeron que querían, al igual que ‘The Man In Black’, recordarles a los prisioneros que no habían sido olvidados. (A diferencia de Cash, Los Tigres se presentaron en el patio principal de la prisión, no lejos de la cafetería más pequeña donde Cash realizó)”, ha dado a conocer el periodista Félix Contreras para la National Public Radio (NPR).

La música para el álbum y el documental fue producida por Gustavo Santaolalla, dos veces ganador del Oscar y ganador de varios Grammy Latinos,  teniendo como compañero de producción a Anibal Kerpel.

Es un orgullo haber estado ahí cantando, pero también una tristeza al haber visto que el mayor porcentaje de los presos que están ahí son latinos”, relató el bajista Hernán Hernández, según reporta Hoy Los Ángeles.

Al igual que Cash, los Tigres del Norte cantaron -por primera vez- en Estados Unidos en 1968 en la prisión estatal de Soledad. Algo que los hermana de alguna manera con el ‘hombre de negro’.

Cash, nacido en Kingsland, Arkansas un 26 de febrero de 1932 y muerto en Nashville, Tennessee, el 12 de septiembre de 2003, es uno de los íconos de la contracultura pop mundial  al que todos conocen como ‘el rey de la música country’.

  • Fotos: Especial