Un gran número de asistentes disfrutaron de las jornadas teatrales y dancísticas en el “Ciclo Especial” que presentó el Instituto Estatal de la Cultura (IEC) en el Centro de las Artes (CEARG) de Salamanca y en el Teatro Cervantes de la capital del estado.

El primer grupo teatral en presentarse el 7 de septiembre en el CEARG,  fue Escénicos EnSEÑAteatro, quienes a través del lenguaje corporal, verbal y por señal, presentaron un divertido teatro creado para toda la familia, oyentes y sordos, a través de cuatro personajes distintos, cuyo común denominador entre ellos es que son sordos y que buscar comunicarse con los espectadores.

Esta obra cautivó a su público, pues estos aprendieron a codificar y decodificar las ideas para expresarlas a través de señas; actividad que fomenta, divulga y enseña la Lengua de Señas Mexicanas (LSM)

La inclusión de personas con alguna discapacidad busca una mejor integración social a través del teatro.

El día 8 de septiembre en el CEARG también se presentó Moving 360º, un espectáculo escénico inclusivo de la autoría y dirección de Ray Nolasco, en la que se propuso un encuentro entre universos  que a veces se desvanecen o se inmortalizan.

La historia narra una vida que acompaña circularmente a la muerte, y que gira de la mano de otras historias, reales o ficticias, como la cotidianidad que construye cada persona para que coincida en un tiempo y un espacio significativo con el otro.

Y, finalmente, se presentó Ángeles de Luz, de la Compañía Regional de Danza (COREDA), integrado por un grupo de jóvenes con Síndrome de Down, quienes interpretaron un repertorio folclórico en el foro del Teatro Cervantes.

Durante su primera intervención bailaron la Danza de Chichimecas Jonaz, posteriormente, en la segunda parte presentaron un repertorio del Estado de Oaxaca.

Con este ciclo teatral y dancístico, el IEC muestra que el arte no tiene fronteras ni límites creativos e imaginativos.

  • Fotos: Cortesía IEC
  • Noticias relacionadas: Sensoramas
Avanzando