La obra de Michael Haneke es un referente mundial en el cine. Y su reconocimiento está ligado invariablemente a Cannes, donde pasea como si fuese su casa. Pero este año Haneke padece como cualquiera de sus personajes.

Happy End, es la cinta con la que muestra el desplome de una familia de la alta burguesía francesa, con rupturas, soledad, abandonos y como telón de fondo la ola de inmigrantes refugiados. Aunque también con ella se derrumba el halo de maestría Haneke, al ser considerada por la crítica como una película fallida.

El dos veces ganador de la Palma de Oro por ‘La cinta blanca’ y ‘Amor’, enfrenta un duro golpe con su última realización: ‘Happy End’; paradójicamente no hay final feliz en esta historia para Haneke

¿Qué es lo que ha pasado? La respuesta de la crítica coincide en señalar que en esta película Haneke no logra transmitir el desasosiego que plantea –y que está presente en su larga obra, llena de obsesiones, violencia, y soledad-, pues esta ‘comedia’ termina por ser una especie de megamix sin ton ni son de todos sus símbolos. En resumen: la han calificado de aburrida y confusa.

Decidí tirar hacia adelante. Junto los caracteres, sus vivencias, y creo la trama. No es tan fácil como parece porque en realidad no hay grandes sorpresas ni trucos en ‘Happy End’. Pero sí quería que quedaran claras las líneas que sobrevuelan el argumento. Mi apuesta es enseñar lo menos posible para que sea la imaginación del espectador quien complete el filme”, expuso Haneka en conferencia de prensa en Cannes para abordar sobre su nueva obra

Las películas de Haneke lo convierten en un director de culto, pues obras como El séptimo continente, El vídeo de Benny, La pianista o El tiempo del lobo son ya referentes mundiales de buen cine. Sin contar con las dos que le consagraron como un gran director en Cannes.

Al director nacido en 1942 en Múnich, Alemania, le tiene sin cuidado esta avalancha de críticas que consideran fallida su última obra. Habrá que esperar a ver cómo reacciona con su próxima obra. Si es que plantea una nueva después de este golpe mortal.

  • Intervención fotográfica: Ruleta Rusa