Morena ha reculado en su intención de desaparecer el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) tras la presión de directores mexicanos ganadores del Oscar y del sector cinematográfico nacional.

El diputado federal morenista Sergio Meyer, presidente de la Comisión de Cultura, confirmó la noche de ayer que el Fidecine permanece. No irá en el paquete de fideicomisos a desaparecer por Morena. Los directores de cine Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu presionaron para evitarlo.

Me sorprende que un gobierno que supongo de izquierdas ataque las manifestaciones culturales”, es parte de lo expresado en un hilo de tuits por el director mexicano Guillermo del Toro.  Su reclamo movió a otros personajes internacionales como Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñarritu que se unieron a los reclamos de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMMAC), el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine)  

Cortar estos apoyos – o cambiarlos permanentemente y sin el acuerdo o consulta de la comunidad – no solo e unilateral y profundamente ciego, sino que sofoca para siempre, las pocas formas de supervivencia que existen para nuestro cine”, machacó Del Toro en su cuenta de Twitter.

La medida para desaparecer el Fidecine fue impulsada por los diputados Mario Delgado, coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, y Dolores Padierna -esposa de Rubén Bejarano ‘El señor de las ligas’-, el pasado 20 de mayo.

Al conocerse la noticia de la desaparición del Fidecine, un mecanismo de apoyos económicos públicos a cineastas mexicanos, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) emitió ayer por la mañana una carta cuestionando la medida unilateral de Morena, pues apenas un día antes María Novaro, directora del Instituto Nacional de Cinematografía (Imcine), había garantizado a la comunidad cinematográfica del país la permanencia del fideicomiso, lo cual reiteró Alejandra Frausto, secretaria de Cultura.

Se trata de un Fideicomiso que permite el fomento al cine mexicano independiente, y es puntal imprescindible para su desarrollo. Bien se sabe que sin una política pública que fomente la Cinematografía Nacional, su desaparición sería inminente frente al poder económico y mediático del cine estadounidense”, destaca la AMACC en una carta dirigida a AMLO y al diputado Mario Delgado.

La pandemia de Covid-19 ha sido utilizada por el gobierno federal como argumento para desaparecer todos los fideicomisos y concentrar el dinero en manos de la Presidencia de la Republica para redirigir esos recursos a programas sociales

El Fidecine ha sido fundamental para el desarrollo de la industria cinematográfica en México.

Lo que hemos visto a lo largo de estos años en el manejo y administración de algunos fideicomisos no ha sido la consecución de sus fines de creación, ni la transparencia, ni el uso adecuado de los recursos públicos”, fue parte de lo expresado en la iniciativa de Morena que promovieron el pasado 20 de mayo los diputados federales Mario Delgado y Dolores Padierna.

La indignación del sector cinematográfico no se hizo esperar y durante el día de ayer se registro una escalada de criticas y reclamos desde las redes con las etiquetas #AlertaCine y #NoDerogaciónFIDECINE.

La presión ejercida por los reclamos en Twitter de Guillermo del Toro y el apoyo de sus colegas internacionales, obligaron a diputados y senadores a sostener una reunión virtual con los directores mexicanos ganadores del Oscar, con la AMACC, integrantes de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Finalmente el acuerdo general fue dado a conocer por Twitter por el controvertido diputado morenosta Sergio Mayer, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía.

Acuerdos finales de la reunión de la comunidad artística y cultural y el diputado @mario_delgado. 1. El FIDECINE permanece en la Ley. 2. Se abre una mesa de trabajo para fortalecer la Cinematografía en México. 3. Se respetarán los acuerdos y compromisos de @imcine”, tuiteó Mayer.

Avanzando