La presión internacional con los duros señalamientos de la ONU, el Papa y hasta políticos republicanos, ha obligado a Donald Trump a recular.

Trump firmó anoche la orden ejecutiva para echar atrás la separación de niños y sus padres migrantes. Aunque reiteró que seguirá con su política migratoria de ‘cero tolerancia’. Con la nueva medida se pondrá fin al abuso contra niños migrantes que estaban siendo separados de sus familias para ser confinados en jaulas, como revelaron periodistas de la AP y la AFP el de fin de semana pasado.

El primer rechazo mundial lo hizo la ONU, lo que orilló en un acto de rabia a que Trump anunciara la salida de su país del Consejo de Derechos Humanos, en represalia por los señalamientos. A la ONU se sumaron incluso políticos republicanos de peso, como la ex Primera Dama Laura Bush, además organizaciones civiles y religiosas, países como el Reino Unido y líderes como el Papa.

Francisco I, siguiendo la fórmula de Trump para hacerse escuchar a través de las redes sociales, ha emitido un mensaje contundente para hacer notar al presidente de Estados Unidos lo grave de su política migratoria

Las imágenes de niños migrantes enjaulados y en el piso, cubiertos con papel aluminio, le han dado la vuelta al mundo.

La dignidad de una persona no depende de que sea ciudadano, migrante o refugiado. Salvar la vida de quien escapa de la guerra y de la miseria es un acto de humanidad. #WithRefugees @M_RSeccion”, tuiteó el Papa.

La indignación mundial sobre el trato inhumano a los menores migrantes ha generado una rectificación en la forma en que Trump pretende combatir la inmigración ilegal. Doblado frente a las protestas y los señalamientos en su contra, el Presidente de Estados Unidos tuvo que salir a dar la cara para frenar los abusos.

Queremos mantener a las familias juntas. Es muy importante. Voy a firmar algo pronto sobre inmigración que va a hacer eso”, reculó Trump en una declaración la mañana del martes.

Esto luego que legisladores demócratas, rodeados de niños, le gritaron en su visita este martes al Capitolio: “¡Deja de separar familias!

Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad, fue abucheada por activistas mientras cenaba en el restaurante mexicano MXDC. A través de Facebook la organización Metro D.C. Democratic Socialists of America dio cuenta del momento.

We’re in downtown DC disrupting DHS Secretary Kirstjen Nielsen’s dinner at MXDC. The irony isn’t lost on us that this is a Mexican restaurant. Nielsen has led the program to tear apart familes. We are here to tell her to put an end to separating families, to step down as head of the department, and that ICE and CBP must be abolished #abolishICE #abolishCBP

Posted by Metro D.C. Democratic Socialists of America on Tuesday, June 19, 2018