La ‘guerra comercial’ que comenzó Trump el año pasado está comenzando a generar preocupación mundial ante lo agresivo de la política comercial del presidente de Estados Unidos. Ayer se anunciaron nuevos aranceles a China.

Como represalia a la alianza de China y Rusia la semana pasada, este lunes Trump anunció una imposición de aranceles del 10 por ciento por valor de 200 millones de dólares a 5 mil 745 productos chinos, con vigencia a partir del 24 de septiembre. Las alarmas comerciales mundiales ya saltaron. Otra vez.

En un comunicado oficial la Casa Blanca anticipa que los aranceles crecerán al 25 por ciento sobre todos los productos chinos a partir del 1 de enero de 2019.

Si China adopta represalias sobre nuestros agricultores y nuestras industrias, pondremos inmediatamente en marcha la fase tres, que implica sanciones adicionales sobre otros 267.000 millones de dólares en importaciones”, se expone en el comunicado de la Casa Blanca.

China ha respondido de inmediato

Si Estados Unidos adopta nuevas medidas sobre derechos aduaneros, China tomará medidas de represalia para defender sus derechos e intereses legítimos”, dijo Geng Shuang, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, según da cuenta el diario Clarín.

Previamente se había anunciado que si Estados Unidos persistía en gravar más aranceles, China impondría aranceles al 50 por ciento de los productos norteamericanos.

La ‘guerra comercial’ de Trump ha derivado en afectaciones al comercio internacional por su empeño en gravar el acero y el aluminio –poniendo en riesgo la industria automotriz fuera de Estados Unidos-, fijar reglas de proteccionismo a productos estadounidenses y querer imponer sólo sus condiciones.

Esta nueva medida arancelaria contra China no es la primera, pues recientemente se gravó con aranceles de hasta un 25 por ciento al menos a mil productos chinos dentro de la balanza comercial que significa 50 mil millones de dólares anuales entre ambas nacionales.

Los aranceles colocaron a Estados Unidos en una posición de negociación muy fuerte, con miles de millones de dólares y trabajo fluyendo a nuestro país. Y aún así, el aumento de costos ha sido casi imperceptible”, tuiteó Trump este lunes.

Si los países, no hacen tratos justos con nosotros, serán ‘Tarifados’ “, volvió a la carga en otro tuit, desatando tensión en los mercados comerciales del mundo.