El sueño de los ‘dreamers’ o soñadores se ha convertido en una pesadilla. El gobierno de Donald Trump anunció la suspensión del programa DACA que protegía de la deportación a más de 800 mil estudiantes indocumentados.

Las protestas en los Estados Unidos sacudieron las calles de diversas ciudades importantes ante el anuncio del Departamento de Justicia que anunció la rescisión del Programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

El programa, instaurado en 2012 por el ex presidente Barack Obama, garantizaba el asilo y la protección de más de 800 mil estudiantes indocumentados. Trump apagó el sueño de estos jóvenes de los cuales más de  600 mil son de origen mexicano.

Las deportaciones comenzarán en breve, según reportan diversos medios internacionales, al citar las acciones que emprenderá la Secretaría de Seguridad Nacional. El gobierno de Trump ha instado además al Congreso a tomar medidas para completar en marzo de 2018 la medida.

“¡Congreso, prepárese para hacer su trabajo-DACA!“, escribió Trump en su cuenta de Twitter

El sueño terminó para 600 mil estudiantes mexicanos indocumentados en Estados Unidos.

El abogado y activista César Vargas, defensor de derechos humanos y co-director de la oenegé ‘Dream Action Coalition’, expresó a través de un comunicado su preocupación.

Mientras DACA expira en 2019, hay miles que perderán su protección el 6 de marzo (…) Vamos a luchar por ellos para que no sean deportados“, dijo Vargas tras señalar a Trump como cruel e inhumano.

En ciudades como Los Ángeles, Miami, Washington D.C o Nueva York se generaron protestas de ‘dreamers’, a las que se sumaron grupos de defensores de inmigrantes con carteles con consignas como “Nazis fuera de la Casa Blanca”, según reporta el diario El País.

 

Barack Obama emitió un comunicado para criticar la decisión de Trump, al cuestionar que esta acción no ayudará a bajar el desempleo, el pago de impuestos o a que los salarios sean mejores

Apuntar a esta gente como objetivo está mal porque ellos no han hecho nada malo. Es contraproducente porque quieren abrir negocios, trabajar en nuestros laboratorios, servir en nuestro Ejército y contribuir de otras formas al país al que amamos. Y es cruel”, reprochó Obama.

México lamenta decisión y asegura apoyo

El gobierno de México ha respondido que tomarán las acciones para garantizar el retorno de los más de 600 mil estudiantes mexicanos indocumentados, luego de lamentar la decisión de Trump.

El gobierno de México entiende con claridad que las decisiones de política migratoria en EU corresponden exclusivamente tomarla a los EU y sus instituciones, sin embargo no podemos ignorar el hecho de que la mayoría de estos jóvenes, más de 600 mil, son nacidos en México, por lo tanto tenemos un imperativo moral de actuar por la vía diplomática y en estricto apego al derecho de los EU y al derecho internacional para promover el que de manera pronta el Congreso de los EU actúe y le dé certidumbre jurídica a estos muchachos que no hacen otra cosa más que contribuir, trabajar, estudiar en los EU“, expuso Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores durante la gira de trabajo que realiza el presidente Enrique Peña Nieto en China, reporta El Economista.

Entre las acciones referidas por el canciller mexicano están el revalidar estudios, ofrecer una bolsa de trabajo e incorporarlos al Seguro Popular.