La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó el dictamen que avala la reforma constitucional, planteada por Morena y por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para crear la llamada Guardia Nacional; un eufemismo para la militarización del país.

Los llamados a reconsiderar los riesgos de militarizar a México para combatir la inseguridad que han hecho la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional, cayeron en oídos sordos. AMLO y Morena ya lo decidieron. En México los soldados y marinos ahora harán ‘valer la ley’, con todos los riesgos que ello implica para la población civil.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos envió a la Cámara de diputados una misiva oficial para se reconsidere la militarización, pues no se avecina nada bueno con ello.

De aprobarse (la Guardia Nacional), se consolidaría el paradigma militar en materia de seguridad, mismo que ha contribuido al deterioro de la situación de derechos humanos en México, y se perjudicaría la posibilidad de dotar a México en el futuro de una corporación civil capaz de ejercer las tareas de seguridad pública en estricto apego a los estándares internacionales de derechos humanos”, indica la misiva.

Al igual que la ONU la organización Amnistía Internacional (AI) hizo un llamado a frenar esta iniciativa; y ha convocado a un frente mundial para que solicite a los diputados mexicanos frenar la reforma constitucional que da nacimiento a la Guardia Nacional

Escriban inmediatamente, en español, en inglés o en su propio idioma, a los y las legisladores mexicanos, instándoles a rechazar la reforma constitucional que modificaría 13 artículos de la Constitución para crear la Guardia Nacional”, llama AI.

El presidente López Obrador ha sido claro y directo al señalar que no hay otra vía para cumplir con su promesa de ‘pacificación’. Aunque en campaña criticó la militarización de México que dio inicio con el presidente panista Felipe Calderón, y que continuó el priista Enrique Peña Nieto, ahora seguirá la misma vía.

Los militares no saldrán de las calles; al contrario, habrás más pues la Guardia Nacional considera, de entrada, al menos a 60 mil efectivos del Ejército y la Marina.

 

Tatiana Clouthier se manifiesta en contra de Guardia Nacional

La polémica reforma constitucional que plantea López Obrador y empuja Morena, ya fue rechazada por la diputada Tatiana Clouthier, ex  coordinadora de campaña de AMLO, quien manifestó su repudio ante la propuesta de militarizar al país.

Cuando estamos hablando de una seguridad en términos de lo que es el paìs para mi futuro, para mis hijos, para mi familia, yo no quiero a los militares con el control de este país total“, ha declarado Clouthier, una de las mujeres más cercanas al Presidente de México.

El Universal‘ ha revelado las declaraciones que hizo Clouthier -gracias a un audio filtrado- durante una reunión de diputados de Morena con Pedro Miguel Arce, asesor de la Presidencia en la elaboración del Plan de Paz y Seguridad

Me dice alguién: ‘es que es un mando civil porque lo tiene el Presidente’. Sí. Pero la pregunta es: ¿Si el Presidente fuera Felipe Calderón, (José Antonio) Meade o (Ricardo) Anaya ¿aprobaríamos esta ley? Esa es la ley que tenemos que aprobar: la ley que no importa qué presidente esté al frente, que estaríamos dando la totalidad del mando, porque depende qué está bien hecha la ley y tiene sus contrapesos para quien esté al frente (…)

Aquí está militarizado, es permanente. Inclusive le estamos dando el mando al Presidente en el artículo 89 de la policía privada ¿dónde he oído eso? Osea, no le puedes dar todo el poder a un sólo hombre, y no es Andrés Manuel o no, estamos hablando de que los hombres somos humanos, y no solamente eso, nos podemos morir ¿Y si mañana sube Juan, Pedro o María? El tipo de ley que debemos tener es donde cualquiera puede estar al mando, y yo me siento tranquilo, y para eso existen los pesos y contrapesos“, observa Clouthier con preocupación.

Como respuesta Arce le dice que todas las fuerzas militares de Latinoamérica, salvo México, son golpistas y han propiciado las dictaduras militares, pero que aquí no pasará lo mismo.

El Ejército Mexicano nunca na dado un golpe de Estado desde su creación, nunca. Además, los mandos militares no se han enriquecido al amparo del poder como el resto de los funcionarios. ¿Han cometido violaciones? Sí. ¿Se necesitan contrapesos? Sí, pero esto está planteado“, le responde Pedro Miguel Arce a Tatiana Clouthier.

El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador ha salido a recriminar a Clouthier, a quien equipara ahora con la ‘derecha’ y el ‘fascismo’. Un argumento recurrente que utiliza para descalificar a quienes le critican.

En la derecha, en el fascismo, no hay discrepancias, no hay pluralidad es una sola voz, es un pensamiento único; pero nosotros buscamos la democracia. Entonces, somos libres, garantizar el derecho a disentir, garantizar las libertades, que todos opinen, somos muy respetuosos de eso“, dijo AMLO.