La crisis humanitaria que ha generado el gobierno de Donald Trump al separar a niños migrantes de sus familias, ha derivado en un video que sacude al mundo tras poner ‘el dedo en la llaga’ por lo infame de la acción.

La situación de niños migrantes luego de ser separados y enjaulados, literalmente, por la administración de Trump ha desatado una tormenta de críticas y condenas internacionales, algo que con el video de Alone in America (Sólo en Estados Unidos) se acrecienta ante al absurdo de que jueces ‘enjuicien’ a niños migrantes de hasta 1 año de edad.

A través de un cortometraje, dirigido por la cineasta Linda Freedman, la organización Immigration Counseling Service se ha valido para llamar la atención frente al nuevo absurdo de la política de ‘Cero Tolerancia’ implementada por Trump.

Solos, sin abogados o asistencia de algún tipo, niños migrantes desde 1 año de edad –según ha registrado la agencia AP– comparecen ante jueces norteamericanos que llevan juicios en su contra por su estatus de ilegales. Un absurdo que ha hecho avergonzar a los mismos jueces.

Johan, el niño hondureño de 1 año de edad que fue ‘juzgado’ en Phoenix, Arizona en días pasados ha generado nuevas y duras críticas contra Trump

El caso de las audiencias para ‘juzgar’ a niños migrantes ha generado un nuevo rechazo mundial a la política migratoria de Trump.

Me avergüenza hacer la pregunta, porque desconozco a quién se la explicarían, a menos que crean que un niño de 1 año puede aprender la ley de inmigración“, manifestó el juez John W. Richardson al abogado que representa al menor, según reporta la agencia AP.

El video que difunde en redes la organización Immigration Counseling Service, es una recreación de casos –al no permitirse grabar en las audiencias oficiales- donde se utilizan las transcripciones reales y la actuación del ex juez de Oregon, William C. Snouffer.

Luego de recibir críticas internacionales por la separación de las familias, Trump ordenó dar marcha atrás a la medida. Sólo que hoy la reintregación de los niños está causando un caos pues no hay información suficiente para concretar esa medida.

En algunos casos se está recurriendo al uso de pruebas de ADN para lograr la reunificación pues se carece de información sobre los parentescos.

Supongo que la policía fronteriza separó a las familias sin registrar sus relaciones. Los padres, como adultos, por un lado, y los niños por otro, como se venía haciendo con los menores que llegaban sin compañía. Pero estos niños sí llegaron en familia. Creo que es un problema de desorden administrativo creado por una orden imprevista. No estaban preparados para hacerlo, no tenían un plan“, dijo por teléfono desde San Antonio (Texas) el abogado Manoj Govindaiah, de la ONG Raíces, que da asistencia gratuita a los migrantes, al diario El País.

La fecha límite para reintegrar a los menores de 5 años y sus padres era este 10 de junio, pero ante el caos se acordó extender hasta el 26 de julio la fecha límite. De los 3 mil menores que tiene registrados el gobierno de Estados Unidos, se estima que al menos 101 son menores de 5 años.