El inicio para la legalización de la marihuana en México ha comenzado este martes 6 de noviembre al inscribirse un proyecto de decreto desde el Senado por parte del Grupo Parlamentario de Morena.

La iniciativa es presentada por la senadora Olga Sánchez Cordero Dávila, ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y próxima titular de la Secretaría de Gobernación.

Grosso modo el proyecto de decreto de ley plantea la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis, permitir el cultivo para uso personal con hasta 480 gramos anuales, fumar en espacios públicos –salvo en los llamados 100 % libres de humo- permitir el cultivo y producción de marihuana con cooperativas de dos o hasta 150 socios, y penalización a quien le venda a menores de edad o los use como trabajadores para la producción, por citar algunos.

En el último reporte de ‘The War Report Armed Conflicts 2017’; la Academia de Ginebra, una reconocida institución en el campo de investigaciones jurídicas y estudios de políticas en los campos del derecho internacional en conflictos armados; catalogó por primera vez el caso de México y combate al crimen organizado como un conflicto armado no internacional. El reporte afirma que México se encuentra en guerra con el Cartel de Sinaloa y la Nueva Generación del Cartel de Jalisco (…)

La política prohibicionista que México adoptó en los últimos dos sexenios, materializada en ese conflicto armado llamado ‘Guerra contra el narcotráfico’, ha generado dos consecuencias que dan cuenta del fracaso de la misma: el endurecimiento de la violencia en todos los rincones del país y la criminalización de sectores vulnerables de la sociedad a causa de actividades con la cannabis. Esta política surge de una falsa presunción de que el problema de las drogas debe abordarse desde un enfoque penal”, dice en la exposición de motivos la Senadora Sánchez Cordero Dávila para plantear la iniciativa de 26 páginas que puede ser consultada aquí.

Desde el año 2006 cuando el entonces presidente Felipe Calderón declaró la guerra al narco se ha registrado una matanza sistemática en el país que arroja cientos de miles de muertos, desaparecidos y un desorden social permanente

La senadora Olga Sánchez Cordero presenta hoy la iniciativa que abre paso a la legalización de la marihuana en México.

La senadora Sánchez Cordero Dávila quien integrante de las comisiones de Derechos Humanos, de Gobernación, de Estudios Legislativos, y de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, expone en su proyecto de decreto que esa violencia ha generado en dos sexenios cerca de 235 mil homicidios dolosos –con corte a octubre de 2017, el año más violento en México-.

Tras exponer con cifras la problemática legal y el aumento en el consumo de la marihuana, la próxima Secretaria de Gobernación resume que el enfoque para evitar más conflictos debe atenderse desde el ámbito de la salud y no con persecución legal.

Un enfoque de salud pública que anteponga el derecho a la autodeterminación y la salud del consumidor como principales ejes rectores de intervención, podrá atender el problema de forma eficaz y acorde a las necesidades del usuario”, expone en su iniciativa la senadora Sánchez Cordero Dávila.

Como soporte adicional para solicitar la nueva ley, refiere que estudios científicos señalan que los efectos en la salud por el consumo de tabaco y alcohol, dos drogas legales de venta masiva, son más peligrosos que el consumo de la marihuana.

Y remata que el estudio Marihuana y salud -trabajos de un grupo de investigadores e instituciones coordinados por Juan Ramón de la Fuente, a través del Seminario de Estudios sobre la Globalidad de la UNAM (Fondo de Cultura Económica. 2015)- ha demostrado que la cannabis tiene efectos positivos para el tratamiento médico de enfermedades como: cáncer, diabetes mellitus, glaucoma, epilepsia, ansiedad y depresión.

En su artículo 4 se expone directamente sobre el propósito de este proyecto de decreto de ley:

La siembra, cultivo, cosecha, producción, transformación, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, transporte, distribución, venta, comercialización, y en su caso la aplicación de medidas de seguridad y sanciones relativas al cannabis y sus productos serán regulados bajo los términos establecidos en esta ley”.

Tras la elección del 1 de julio ahora Morena domina el Senado y la Cámara de Diputados, instancias donde se someterá a votación la iniciativa.

El modelo de regulación de la marihuana propuesto por Morena considera:

*Mercado legal y monitoreado en toda la cadena de valor.

*Creación de padrón o registro de volúmenes de producción.

*Coordinación de la federación con las entidades.

*Coordinación intersecretarial.

*Marco regulatorio flexible que pueda adaptarse a nueva evidencia de un tipo de producto en especial, en el uso de aditivos, edulcorantes, o en los límites de THC u otro componente.

*Prohibición de promoción, patrocinio y publicidad del cannabis y sus derivados su uso personal.

*Implementación de sanciones administrativas, con flexibilidad de ejecutar sanciones más laxas, por contravenciones de las normas sobre producción, distribución y venta.

*Implementación de sanciones penales  para delitos ejecutados con violencia.