Venezuela vive las horas más bajas de su historia contemporánea. De acuerdo a cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la migración de venezolanos ya alcanza los 2.3 millones de personas.

Ante la migración masiva de venezolanos abatidos por la crisis económica, la represión y el hambre, el presidente Nicolás Maduro salió a desmentir la tragedia con un discurso triunfalista donde él ve a una nación “muy exitosa en lo social y campeones de la política”.

Hay que ver lo que es la campaña contra Venezuela, yo la califico de estúpida, porque nos quieren imponer una crisis humanitaria de emigración“, expuso Maduro en el III Congreso de las Juventudes Socialistas del Partido Unido celebrado este martes en Caracas.

La ONU estima en 2.3 millones de personas a los emigrantes mientras que el Centro por la Justicia y Derecho Internacional asegura que la cifra alcanza los 4 millones de personas que han abandonado Venezuela

Los venezolanos viven una de las peores crisis humanitarias en la América Latina del siglo XXI.

Maduro ha insistido en que la crisis humanitaria no existe y todo es una mera campaña “de odio” contra el país socialista. En repetidas ocasiones ha salido a declarar que Venezuela es “un país de oportunidades”. Aunque la realidad es necia frente a los dichos del dictador.

El mes pasado ante la ola migrante Brasil desplegó sus fuerzas militares en la frontera con Venezuela para “evitar conflictos”, en tanto que Perú se declaró en emergencia sanitaria ante la llegada masiva de venezolanos.

Los datos de la ONU son contundentes pues señalan que al menos siete de cada 100 venezolanos han abandonado su país desde el año 2104 a la fecha. Lo que significa que ya son 2.3 millones de personas migrando a otros países ante la crisis.

Colombia, por la cercanía, encabeza el primer país a donde huyen los venezolanos, mientras que el segundo país a donde han emigrado en masa es Perú, al que siguen Chile, Argentina, Brasil y Panamá.

El hambre sigue minando a los venezolanos.