El movimiento de los llamados ‘chalecos amarillos’ logró el cometido con sus revueltas. El presidente Emmanuel Macron ha ofrecido en un mensaje al pueblo de Francia medidas inmediatas para bajar impuestos y aumentar salarios.

Fin total al gasolinazo, un aumento de 100 euros más al mes al salario mínimo a partir del 1 de enero de 2019, las horas extras de trabajo no pagarán ya impuestos, al igual que los jubilados que cobren menos de 2 mil euros mensuales, mejores reformas para el desempleo, la jubilación y las mejoras del Estado, son parte de la oferta al airado pueblo francés que ha hecho arder el país con protestas.

 “La cólera que hoy se expresa es justa en muchos aspectos (…) Sé que a veces he herido algunos de ustedes con mis palabras”, de esta forma se ‘disculpó’ Macron en cadena nacional, mientras hacía el anuncio de las medidas que tomará su gobierno

El mensaje del Presidente de Francia duró alrededor de 13 minutos en los que intentó congratulase nuevamente con los ciudadanos que han protagonizado varias revueltas, incendiando autos, montando barricadas y generando bloqueos a autopistas.

Las protestas que duran más de un mes literalmente hicieron ‘arder’ a París luego de anunciarse un aumento al precio de la gasolina y el diésel; el último referente de un levantamiento social serio ocurrió durante mayo de 1968.

Habrá que esperar la respuesta de los ‘chalecos amarillos’. Aún no se ha dado.