Hace dos meses desafiaban al gobierno español de Mariano Rajoy, desde la Generalitat y apoyados por asociaciones civiles separatistas. Hoy Carles Puigdemont y cinco de sus ex consejeros están escondidos en Lovaina.

Luego que la justicia española reclamase cárcel para los separatistas catalanes que impulsaban la independencia del estado autonómico de Cataluña, exigiendo separarse de España, el ex president de la Generalitat y parte de su consejo huyó.

Una investigación del diario El Mundo ha revelado ahora que Puigdemont y cinco de sus ex consejeros están escondidos en las Ambassador Suites, en la ciudad belga de Lovaina. Inicialmente el ex president de la Generalitat recaló en Bruselas, la capital de Bélgica, y hasta contrató a un polémico abogado para defenderse de la extradición.

Luego de sofocar la rebelión catalana, España ha pedido la extradición de todos los ex integrantes de la Generalitat y el parlamento que apoyaron la secesión de Cataluña

El triste hotel Ambassador Suites se ha convertido en la ‘guarida’ de Puigdemont y Clara Ponsatí, Meritxell Serret, Toni Comín y Lluís Puig ex consejeros de la Generalitat, según revela el portal español líder de noticias. Y aunque el nombre del hotel es pomposo, en realidad es un bonito pero modesto espacio, de 60 euros la noche (unos miserables mil 333 pesos mexicanos), donde tienen una máquina que expende frituras y pastelillos en los pasillos.

Puigdemont y sus ex consejeros han sido obligados por un juez belga a enfrentar medidas cautelares, lo se significa que deben entregar domicilio y teléfono de localización en tanto se resuelve si son o no extraditados; viven los momentos más amargos de su carrera política.

Es posible que pronto estén no en un modesto hotel belga, sino en la cárcel.