La crisis migratoria de migrantes hondureños ha generado que el gobierno de Estados Unidos militarice su frontera ante la tercera ola de migrantes que ayer recalaron en México.

Al menos 2 mil migrantes hondureños cruzaron nuevamente la frontera Guatemala-México para avanzar rumbo a Estados Unidos. En respuesta al paso libre, Trump ordenó el despliegue de 5 mil 200 soldados en su frontera con México, según informa la agencia EFE.

Muchos integrantes de la nueva caravana con mujeres y niños se arriesgó a cruzar a nado o en balsas improvisadas el río Suchiate que separa México de Guatemala ante la presencia de policías de ambos países. Finalmente aceptaron entrar a México por la Aduana para ser registrados y enviados a albergues.

Apenas el domingo pasado se generó una gresca entre migrantes y policías de ambos países que terminó con la muerte de un migrante en el lado mexicano tras recibir una bala de goma, y decenas de policías de ambos países heridos tras la trifulca, según reportaron autoridades de México y Guatemala.

Los migrantes hondureños rechazan el asilo político de México; quieren que Estados Unidos los reciba

En la tercera caravana que arriba a México muchos migrantes se arriesgaron a cruzar el río Suchiate.

En respuesta a las peticiones de asilo de los migrantes, el gobierno de Trump, a través del comandante del Mando Norte del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el general Terrence J. O’Shaughnessy, anunció la militarización de su frontera, reportan diversas agencias internacionales.

Vamos a endurecer la frontera”, advirtió el general O’Shaughnessy en conferencia de prensa celebrada el lunes. Los 5 mil 200 soldados se suman a los 2 mil 100 efectivos de la Guardia Nacional que ya están apostados en la frontera desde abril ante el avance de migrantes centroamericanos.

El Instituto Nacional de Migración, en México, ha informado que sólo 1 mil 895 migrantes –de los más de 10 mil que ya suman en el éxodo- han solicitado refugio.

En días próximos se espera el arribo de una cuarta caravana de salvadoreños.

Hay muchos miembros de pandillas y gente muy mala mezclada en la caravana que se dirige a nuestra frontera sur. Por favor, den la vuelta, no serán admitidos en Estados Unidos a no ser que sigan el proceso legal”.

¡Esto es una invasión de nuestro país y nuestro Ejército les está esperando!”, tuiteó Trump este lunes para advertir a los migrantes sobre la recepción que les espera si insisten en cruzar a Estados Unidos.