La amnistía a los corruptos ofrecida por el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador ya tiene efectos de rebelión. En Jalisco, el gobernador electo  Enrique Alfaro exigió respeto a la soberanía y castigo a los delincuentes.

Morena tiene un nuevo muro de contención en Jalisco, estado próspero y capital de la segunda ciudad más importante de México. El gobernador electo Enrique Alfaro, de Movimiento Ciudadano (MC), apoyado por empresarios, alcaldes, diputados locales y federales, oenegés, rectores de universidades y ciudadanos, exigió a AMLO congruencia.

Le decimos (al Presidente electo) que aquí en Jalisco no vamos a permitir que se vulnere nuestra soberanía ni mucho menos que se traicione el pacto federal, hacerlo sería tanto como resignarnos a una realidad que pareciera ir tomando forma de controles desde el centro del país sobre el destino político, financiero, administrativo y de la seguridad de nuestro estado”, levantó la voz Alfaro, en un acto público en Guadalajara.

El gobernador electo de Jalisco cuestionó severamente al Presidente electo de Morena, ante la falta de consideraciones en el presupuesto 2019 para la entidad que alcanza poco más de 8 millones de habitantes

Directo en sus pronunciamientos, el gobernador Alfaro señaló que la figura de los llamados ‘superdelegados, impuesta por AMLO, no abona a la resolución de los problemas. Además de manifestar su desacuerdo por la política de seguridad que pretende implantar el próximo Presidente de México.

Aquí no estamos de acuerdo con su política de perdón y olvido a los corruptos. En Jalisco los ciudadanos tienen sed de justicia y sabemos el costo que tiene la impunidad. Por eso, con mucho trabajo estamos sentando las bases de un Sistema Estatal Anticorrupción.

En Jalisco vamos a castigar a los corruptos con o sin el aval del gobierno federal. En Jalisco los corruptos irán a la cárcel no de vacaciones”, le espetó con tuits a AMLO el gobernador electo de Jalisco, luego de conocerse que el próximo Presidente de México ha otorgado una amnistía a los corruptos en el país.