La brutalidad humana en Siria ha cobrado la vida de al menos 511 mil personas durante una guerra civil que ya dura siete años.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (SOHR por sus siglas en inglés) ha entregado este lunes un reporte donde da cuenta de los efectos de la guerra que inició el 15 de marzo de 2011. De las 511 mil personas muertas durante el conflicto el 85 % son civiles.

Alrededor del 85% de las personas han sido asesinadas por las fuerzas del régimen de Al-Assad y sus aliados rusos, iraníes, Hezbolá y los milicianos locales y no sirios. El séptimo aniversario del inicio de la revolución siria ha terminado con cambios políticos, militares y de campo diferentes a los de cada año, desde la escalada de muertes hasta el cambio de control y poderes influyentes, que a su vez ha cambiado la escena política.

Pero el sirio, el ciudadano, sigue siendo víctima de la hipocresía de la comunidad internacional y presa de los partidos regionales e internacionales durante 7 años consecutivos, por lo tanto, ni los partidos locales representados por el régimen de Al-Assad prestaron atención a las demandas de los sirios que piden dignidad , libertad, justicia, democracia e igualdad, ni la comunidad internacional hoy escucha los gritos de sufrimiento, personas sin hogar y desplazadas, dejando al ciudadano sirio incluso como mártir, herido, desaparecido, desplazado o sin hogar, lo que satisface a los asesinos ‘hambrientos de sangre’ de sirios”, informa el SOHR en un duro reporte para dar cuenta de la situación.

La guerra ha desplazado a 5.6 millones de personas que han escapado de Siria en busca de refugio

Actualmente el 57.5 % del territorio sirio es dominado por el régimen de Al-Assad, un 26.8 % lo controlan las Fuerzas Democráticas Sirias, un 12.7 % está en manos de rebeldes e islamistas, y el resto sigue en manos de los radicales del Estado Islámico; esto da una idea de la magnitud del problema bélico.

En la numeralia presentada por el Observatorio Sirio se expone que sólo 353 mil 935 personas han sido identificadas. Del resto no hay datos sobre su identidad. Aunque la muerte de mujeres y niños representa cerca del 8 % de los crímenes, la UNICEF alertó también este lunes que enero y febrero han sido los meses más violentos contra los menores, al registrarse más de mil muertos y heridos durante los ataques.

Un dato adicional del Observatorio Sirio, al margen de las 511 mil muertes directas por los combates, es que se ha detectado la muerte de al menos 45 mil civiles en centros de detención y tortura del régimen de Al-Assad.

Todos estos cambios fueron acompañados por asesinatos y derramamientos de sangre a través de los ataques aéreos del régimen, Rusia, la Coalición Internacional y las fuerzas turcas, así como los ataques con artillería y cohetes, ejecuciones, torturas en los centros de detención, balas de francotiradores y no identificados hombres armados y otras circunstancias, que resultaron en una escalada del número de muertos, en el territorio sirio, en 7 años consecutivos”, concluye el SOHR.

  • Foto: Reuters