Las protestas por el aumento a la gasolina han derivado en una jornada de disturbios y revueltas populares en Francia.

Por tercera ocasión los llamados ‘chalecos amarillos’ protestaron con incendios de automóviles y barricadas contra el aumento a la gasolina. Las revueltas han sacudido a París luego de la ocupación del emblemático Arco del Triunfo. El gobierno sigue paralizado ante la rebelión.

Para disuadir a los manifestantes, se desplegaron al menos a 5 mil efectivos de las llamadas Compañías Republicanas de Seguridad, que han lanzado gas lacrimógeno y disparado con cañones de agua.

¡Macrón, dimisión!, ¡Manu Macron te ha matado! ¡La ultraderecha no ganará! O ¡Vivir libreo o morir! fueron parte de las consignas de miles de manifestantes

Los llamados ‘chalecos amarillos’ han desatado el caos en Francia.

La protesta de este fin de semana en París ha sido calificada como excepcional ante la ocupación del Arco del Triunfo y el cierre a la circulación de la avenida Campos Elíseos, dos de los símbolos más poderosos de la capital francesa.

Tras la inicial parálisis del gobierno, finalmente se logró la detención de 188 personas y se reporta un saldo de 92 heridos, entre ellos policías antimotines que fueron apedreados. El Ministerio del Interior reporta además que durante el fin de semana se manifestaron en todo el país alrededor de 80 mil ‘chalecos amarillos’.

Al caos parisino le siguieron en diversas partes del país algunas protestas menos violentas con el corte de carreteras, autopistas y bloqueos sin mayores incidentes. Todos rechazan el alza a la gasolina.

  • Fotos: Especial