Las largas filas y el pánico por el desabasto de gasolina ya hacen efectos en la capital del país. El terror por la falta de combustible llegó ayer a la Ciudad de México, y aunque Pemex asegura que no hay desabasto la realidad lo desmiente.

Ante la escalada de conflictos sociales y económicos que ha generado la fallida estrategia federal para combatir el llamado ‘huachicoleo’ o robo de combustible, el presidente Andrés Manuel López Obrador niega sistemáticamente que existan conflictos. Millones de ciudadanos furiosos por el desabasto dicen lo contrario. La noticia del caos ya es internacional.

A través de comunicados, sin dar la cara desde que estalló la crisis, Octavio Romero, director de Pemex, asegura que no hay desabasto de gasolina, sino sólo un ‘ajuste logístico’. En el último comunicado que se emitió ayer la paraestatal vuelve a pedir calma. Pero no explica con claridad qué está haciendo al respecto, ni cuándo se resolverá el grave problema que tiene en ascuas a millones de personas.

Apelamos a la comprensión de la población por los retrasos que continúan en el suministro del hidrocarburo, el cual quedará regularizado lo más pronto posible”, se excusa Pemex.

Las filas kilométricas, miles de estaciones vacías, venta racionada, caos vial, afectaciones económicas a empresas, instituciones, cuerpos de seguridad, ausencia de escolares a clases y otros tantos conflictos derivados de la fallida estrategia están ‘calentando’ a la población afectada

Las filas kilométricas ante el desabasto ya llegaron a la CDMX, junto con el pánico. 

Las noticias sobre el desabasto en 8 estados de la República, todos opositores a Morena, dieron un vuelco dramático al darse a conocer que el problema de desabasto ya llegó a la Ciudad de México, bastión de Morena. Largas filas y gasolineras cerradas comienzan a ser parte del paisaje urbano capitalino.

Claudia Sheinbaum, regente de la Ciudad de México, ha salido a declarar que no hay desabasto alguno, pero la realidad en las calles dice todo lo contrario. Las riñas y el caos comienzan también a hacer su efecto en los capitalinos, hasta ayer ajenos al problema que tiene en crisis desde el fin de semana a estados como Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Querétaro, Puebla, Tamaulipas y el Estado de México.

El gobierno debe reconocer con toda humildad que su estrategia no funciona. Aquí quien sufre es el pueblo, la gente trabajadora, no los huachicoleros”, tuiteó el ex presidente Felipe Calderón, con un video donde muestra una larga fila de usuarios a pie, en Morelia, a la espera de obtener algo de gasolina.

Ex directivos de Pemex, analistas y otros expertos se han cansado de señalar que la estrategia de que ha emprendido AMLO es fallida, pero el se aferra a continuarla sin importarle los costos sociales. Todos coinciden en que el fin, que es combatir y erradicar el robo de combustible, es la mejor decisión y debe aplaudirse, pero el método es totalmente errado y los costos sociales y económicos pronto se traducirán en costos políticos para AMLO y su partido Morena.

Sin atender recomendaciones o reclamos, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó nuevamente la mañana del martes que exista una crisis.

Eso debe quedar muy claro, hay suficiente combustible en el país, tenemos gasolinas en el país, no es un problema de abasto nacional, es una situación especial de distribución que estamos normando para evitar el robo (…) Ayer (lunes), por ejemplo, que mencioné que nos costaba más barato trasladar la gasolina por ductos, es una cosa obvia y que los buques tanque, y que luego el ferrocarril y que era más caro el traslado de combustibles, era más caro el traslado de combustibles por pipas, inmediatamente los analistas, adversarios, diciendo: ‘Sí, ya no se usan los ductos, pero ahora sale más caro trasladar la gasolina por pipas’, pues sí. Pero es muchísimo más caro que se la roben; o sea, sentido común, que es a veces el menos común de los sentidos, de juicio práctico, pero es buena la polémica, el que podamos debatir para saber cómo van las cosas”, dijo López Obrador.

Sobre las acciones efectivas de la estrategia, López Obrador informó que se descubrió una especie de bodega hasta donde llegaba una manguera de 3 kilómetros saliendo de la refinería de Salamanca –intervenida desde el lunes por el Ejército-, con la que se realizaba robo de combustible.

El Presidente reconoció que están investigando al general Eduardo León Trauwitz, responsable de Pemex Seguridad y ex Jefe de Seguridad del presidente Enrique Peña Nieto, entre otros funcionarios, por el robo multimillonario de combustible que alcanzó hasta los 60 mil millones de pesos anuales, pero no quiso dar más detalles del tema.

 

Se agudiza en Guanajuato conflicto por desabasto. Pemex ofrece 41 mil barriles

El problema del desabasto en Guanajuato aumenta ante la falta de combustible. La crisis más seria persiste en León donde ayer por la tarde sólo 5 de 200 gasolineras estaban ofreciendo el servicio. Las filas ya rebasan los 2 kilómetros en algunas zonas donde la gente se ‘atrincheró’ incluso en las calles para comer o dormir en espera de que lleguen las pipas prometidas por Pemex.

A través de un breve vídeo que le ha dado la vuelta al país, el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo logró hacer hablar a Octavio Romero, director de Pemex, en la primera declaración pública que ofrece desde que inició la crisis por el desabasto. Romero ha mantenido silencio y sólo informa vagamente de acciones a través de breves comunicados.

Amigos de Guanajuato, platicando con el Gobernador, muy preocupado por la situación del combustibles en el estado, llegamos a un acuerdo, a partir del día de hoy (martes) van en camino 11 mil barriles de gasolina para el estado, mañana (miércoles) van 10 mil barriles más, pasado mañana 10 mil barriles más por pipa y 10 mil más por ferrotanque, de manera que con esto consideramos que vamos a mejorar, resolver, el problema de la escasez ”, dijo el funcionario federal sobre el compromiso adquirido.

Aunque la llegada de estos 41 mil barriles, se estima, es el equivalente al consumo de gasolina por día en el estado; mientras los altercados y riñas entre usuarios desesperados persisten

Ciudadanos con autos varados recurren a los bidones. Nueva imagen de la realidad en León.

Además de León, el aumento de conflictos es evidente en Silao, Guanajuato capital, Irapuato o Celaya. En otros municipios como Moroleón o Comonfort, por ejemplo, ya no hay gasolina, según reporta el diario a.m.

Las estaciones de la compañía Mobil son las que están bajando la presión al conflicto, pues al no depender de Pemex su abasto están más activas, aunque han racionalizado el servicio y sólo venden 300 pesos por auto.

Roberto Díaz de León, presidente de la Onexpo –agrupación de gasolineras en el país-, en entrevista para Radio Fórmula, aseguró que es posible que este viernes el servicio se normalice en algunas ciudades con problemas. Aunque no dijo en cuáles.