El Informe Anual de Defensores de Derechos Humanos en Riesgo 2017, elaborado por Front Line Defenders, da cuenta de 300 asesinatos de activistas de los cuales un 11 % fueron mexicanos. Los países con más defensores asesinados son Colombia, Filipinas, Brasil, México e India.

Defender los derechos sobre de la tierra, el medio ambiente y a los pueblos indígenas ocupa el 67 % de las causas de asesinato. En todos los casos los activistas realizaron manifestaciones pacíficas de oposición a lo que consideraban vulneraba los derechos humanos.

El año 2017 también fue testigo del mayor número de asesinatos de defensores ambientales y periodistas registrados en México en los últimos años, en medio de una crisis de violencia que se extiende por todo el país.

La aprobación en diciembre de una nueva Ley de Seguridad Interior en México que permite la intervención de las fuerzas armadas en asuntos de seguridad pública es particularmente preocupante por la ambigüedad de la redacción, su probable implementación arbitraria y sus posibles efectos negativos en la protesta social”, alerta el informe de Front Line Defenders.

El informe está dedicado a los 312 defensores de derechos humanos que fueron asesinados en 2017; de acuerdo la organización Front Line Defenders, en México mataron a 35 de ellos (un menor de edad, dos mujeres y 32 hombres)

Front Line Defenders, en colaboración con una red de más de 20 organizaciones nacionales e internacionales, trabaja actualmente en el desarrollo de un Memorial Internacional de Defensores de Derechos Humanos, que documentará los casos de todos aquellos defensores de derechos humanos asesinados desde la adopción en 1998 de la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La organización calcula que desde esa fecha al cierre de 2017, al menos 3 mil 500 defensores han sido asesinados en el mundo.

Los Gobiernos siguieron utilizando el discurso de que el monitoreo de su historial de derechos humanos constituye una ‘injerencia extranjera en sus asuntos internos’, ignorando así en gran medida las normas internacionales que voluntariamente han aceptado”, dice el informe sobre la respuesta de las autoridades al reclamo internacional por los asesinatos.

De entre los casos recopilados, resume Front Line Defenders, solo el 12% de todos los casos de asesinato dieron como resultado el arresto de sospechosos

La impunidad ante actos de violencia y la insuficiencia crónica de protección para defensores en riesgo continúa generando el clima de frecuentes asesinatos, dice la organización. De los casos sobre los cuales se recopilaron datos sobre amenazas previas, el 84% de las y los defensores habían recibido al menos una amenaza de muerte personal antes de ser asesinados.

En todo el mundo, los y las defensoras continúan diciéndonos que la policía y los funcionarios del gobierno se niegan a responder a las solicitudes de protección tras las amenazas de muerte“, dijo el director ejecutivo de Front Line Defenders, Andrew Anderson, en el lanzamiento del informe en Dublín. “Los homicidios casi siempre ocurren después de una serie o patrón de amenazas, lo que indica que si la policía tomase medidas preventivas y las autoridades tomasen en serio las amenazas contra los defensores, los asesinatos podrían reducirse drásticamente“.

Además de la alta tasa de asesinatos en 2017, la criminalización y la difamación siguió siendo la estrategia más comunmente utilizada para obstaculizar el crucial trabajo de los defensores de derechos humanos. Criminalización que los gobiernos se han encargado de alentar en contubernio con medios de comunicación sin ética periodística.

LOS CAÍDOS EN MÉXICO

Juan Ontiveros Ramos; Silvestre de la Toba Camacho; José Alberto Toledo Villalobos; Miriam Rodríguez Martínez; Isidro Baldenegro Lopez; Benjamín Juárez; José Marco Antonio Pazuengo Salazar; Fredy Cruz García; Alan Geovani Martínez Contreras; Rafael Hernández Cisneros; Marciano Martínez Cruz; Antonio Santiago González; Humberto Morales Santíz; Cecilio Pineda Birto; Hiram Yusset Tejeda Salas; Ricardo Monlui Cabrera; Miroslava Breach Velducea; Juan José Hernández Alchino; Santiago Crisanto Luna; Luis Gustavo Hernández Cohenete; Francisco Jiménez Alejandre; José Carlos Jiménez Crisóstomo; Maximino Rodríguez Palacios; Gerardo Corona Piceno; Héctor Jonathan Rodríguez Córdova; Jesús Javier Váldez Cárdenas; Agustín Vázquez Torres; Miguel Vázquez Torres; Rodrigo Guadalupe Huet Gómez; Meztli Omixochitl Sarabia; Fernando Tlaxcalteca; Mauricio Fernando Vélez López; Segundo Víctor Castillo; Ezequiel Rangel Romano; Washington Cedeño Otero.

*Fuente: Front Line Defenders
    • Foto: Especial