El presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunció que no perseguirá a quienes hayan cometido actos de corrupción previos a su gobierno. Aunque matizó que los juicios en curso seguirán su proceso.

Todos los funcionarios que saquearon al país gozarán de libertad si no hay un juicio en curso sobre sus actos. La cárcel será sólo para quienes cometan nuevos actos de corrupción a partir del 1 de diciembre, anunció AMLO durante los festejos por el 108 aniversario de la Revolución Mexicana.

Sí, es un perdón. Así. Eso es lo que se está planteando, es decirle al pueblo de México: Punto final, que se acabe la historia trágica, horrenda de corrupción de impunidad, que se acabe la política antipopular, entreguista, y que comencemos una etapa nueva, que ya inicie una nueva historia y que hacia adelante no haya perdón para ningún corrupto, que ya no se perdone a nadie y que se pueda juzgar al Presidente si es corrupto, a sus funcionarios, a sus familiares, y que se destierre la corrupción de México para siempre”, enfatizó el Presidente electo al término del acto solemne en el que colocó una ofrenda floral al presidente Francisco I. Madero y al vicepresidente José María Pino Suárez.

México ocupa actualmente el lugar 135 de 180 países, evaluados por Transparencia Internacional, en el Índice de Percepción de la Corrupción

Esta declaración constituye, en el mejor caso, una amnistía a los actos de corrupción y a las redes que los hicieron posibles y, en el peor, un pacto de impunidad acordado con el gobierno saliente”, respondió a través de un comunicado la onegé Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

López Obrador levantó nuevamente una polémica con sus declaraciones pues desde su campaña como candidato a la Presidencia ofertó una lucha directa contra la corrupción. Algo que ayer refrendó, aunque con nuevas ponderaciones.

Todo lo que está en curso no se puede detener. Yo no soy cacique, no aspiro a ser un dictador, soy demócrata. Entonces, no es darle la orden al Poder Judicial, al Poder Legislativo, que son poderes independientes, de que se detengan procesos que se han iniciado por delitos de corrupción. Todo lo que está en curso se tiene que concluir y la autoridad competente tiene que resolver. El planteamiento que hice anoche, y que he venido sosteniendo desde la campaña, es que nosotros no apostemos a la persecución”, redondeó.

Esta declaración causó incluso una dura crítica por parte de la actual presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, pese a que su partido es uno de los causantes de los mayores saqueos de recursos públicos. Y que en el mandato de Enrique Peña Nieto, que concluye en unos días, se presentaron actos de corrupción al por mayor dejando en quiebra a muchos estados por los gobiernos corruptos de César Duarte, Roberto Borge, Humberto Moreira o Javier Duarte, entre otros.

Nosotros no podemos aplaudir que se busque de parte de una persona el subvertir a la ley, el declarar amnistías y que no cumplirán con la responsabilidad que tendrán las instituciones que integran el Sistema Nacional Anticorrupción”, expuso Ruiz Massieu.

  • Foto: Especial