El autoritarismo mexicano contra los medios de comunicación podría resumirse a una frase del presidente José López Portillo (Jolopo) que reclamó ante las críticas a su actuar en un discurso público: “No les pago para que me peguen”.

Ahora el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se ha lanzado contra la revista de izquierda Proceso por una publicación donde le critican. Al igual que su esposa y miles de simpatizantes de Morena acusan a la revista de ‘traición’. Este episodio que parece menor acusa ya un tufo autoritario del nuevo presidente de México. Algo similar ocurre con Trump frente a los medios de su país.

Una revista sacó una foto, no sólo la de la portada, sino también la de interior, una foto donde aparezco así, decrépito, chocheando. Y el título de la portada es que estoy solo y que se avizora el fracaso. Muy sensacionalista, amarillista la revista”, respondió AMLO a Proceso, sin citarlo expresamente, a través de un video en redes.

La molestia de AMLO y su séquito es por la reciente portada de la revista donde aparece el titular: ‘El fantasma del fracaso’ con una foto suya

Portada de la revista ‘Proceso’ que provocó la ira de AMLO.

La portada en cuestión remite a una entrevista del periodista Álvaro Delgado al jurista Diego Valadés quien asegura que el presidente electo “está sólo” y que eventualmente puede fracasar en su intento por transformar al país si no fortalece a las instituciones.

Afectados por la crítica miles de seguidores de López Obrador se lanzaron a descalificar a Proceso a través de las redes sociales, acusando a la revista de “chayotera”.  Incluso la esposa de AMLO se sumó a la legión de tuiteros que despotricaron contra la revista fundada por el gran periodista mexicano Julio Scherer.

Todavía no toma posesión y ya está «solo» y a punto del «fracaso». El conservadurismo, de izquierda o de derecha, nubla el juicio y da pie a conjeturas fantasiosas. Los extremos pueden tocarse y abrazarse. Bienvenida la pluralidad y el debate. Lo bueno es el desenmascaramiento”, tuiteó Beatriz Gutiérrez Müeller, esposa de López Obrador.

En contraparte el jurista que dio la entrevista que ha causado escozor a Morena y su líder máximo, también usó las redes para expresar su postura.

Mi entrevista a Proceso ha recibido mucha atención; lo agradezco. Mi posición es de apoyo a la Rectoría del Estado que anuncia el Presidente electo y también de una reforma institucional que le dé un sustento necesario para su éxito. Deseo que el Presidente y el país triunfen”, expuso en un tuit Valdés.

El tema sigue siendo motivo de incontables tuits y hasta columnas periodísticas pues parece anticipar el tono autoritario de López Obrador al frente de su nuevo gobierno. Aunque no es algo nuevo su choque constante con los medios de comunicación que no son afines a sus intereses y a los que despectivamente llama ‘prensa fifí‘.