Joel-Peter Witkin es un maestro de la luz y sombras, al estilo barroco, que ha diseñado un estilo peculiar que tiene hoy notables influencias en diversos fotógrafos del mundo marcados por su genio.

Witkin (Nueva York. 1939) transgrede con su obra que irradia un misterio inherente y violentos abismos que arrastran al espectador. La suya es una muestra de horrores suspendidos, de mitologías brutales, pero también una resignificación del ser. En su obra subyace la transfiguración de la muerte.

Perverso, diabólico, grotesco, brutal, son adjetivos calificativos que orbitan alrededor de Joel-Peter Witkin y su oscura obra, en la que sin embargo se alcanzan a percibir extraños resplandores de luz, un gesto soberbio frente al dejar de ser. Un alarido vital.

*Ruleta Rusa te sugiere escuchar la melancólica marcha fúnebre de Chopin y leer la poesía mortuoria de Cesare Pavese.

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, amada esperanza,
aquel día sabremos, también,
que eres la vida y eres la nada.
 Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio ya cerrado.
Mudos, descenderemos al abismo.

Cesare Pavese