Michal Solarski hace enloquecer a cualquiera con su planteamiento natural: ser joven y bello, mandar todo al desbarrancadero.

Solarski (Polonia) planta un puñetazo directo al orden establecido con imágenes de lo hermoso que significa tener suficiencia para decirle al dictado en turno que puede esperar. Que la política, aquí y en China, es un tiradero sin remedio. Que ya conocemos al hombre que vendió al mundo. Así, sin más. Con ese espíritu con aroma a adolescente.

Muchos de los lugares que solíamos conocer, o bien ya no existen o han cambiado por completo. Lentamente, estamos de vuelta en el juego. Destino astuto: ¡es mejor que juegues tus cartas con cuidado esta vez!”, ha expresado Solarski en un momento de lucidez.

*Ruleta Rusa te sugiere escuchar el sonido atronador de Nirvana y la extraña poesía de una mujer mexicana y atormentada llamada Yadira Moreno.

Elegía

Esto apenas empieza y ya vales verga.

De día y de noche vales verga.

Al cepillarte los dientes vales verga.

Cuando cagas o embarras un moco

en la ventanilla del autobús.

Vales verga cuando pagas las cuentas

O compras tu comida orgánica

Que se pudre en las bolsas

Porque vales tanto verga

Que no intentas siquiera

Abrir el congelador

Vales verga por las mañanas

Cuando saludas en el trabajo

Y también por las tardes

Al despedirte.

Vales verga cuando te invitan al cine

Y te excusas pendejamente diciendo:

¿Y si lo dejamos para otro momento?

Es que hoy no puedo, es mi día de valer verga

Vales verga cuando te gradúas

Cuando das el sí  y luego nace el primer hijo

De arriba abajo vales verga

De aquí a allá y hasta acullá.

Vales verga a todas horas,

Semanas, años.

Vas a la iglesia y vales verga

Vales verga en el estadio

O en el concierto de Zoé.

Cuando alguien dice que te ama

Vales verga,

Y vales más verga

cuando todo se te va al carajo

y piensas lo divertido que sería

esconderte en un tren de aterrizaje

Vales verga al final

(o desde el principio)

Porque de la mugre universal

No eres más que polvo

Yadira Moreno