Al iniciar 2019 quien conduzca con celular en mano en la ciudad de León pagará hasta 20 veces más de multa. De pagar 161 pesos, ahora el infractor que sea detenido in fraganti por un agente de tránsito debe desembolsar como multa de 2 mil 015 pesos, como mínimo, y hasta 3 mil 224 pesos como máximo. Un aumento de hasta 2 mil por ciento.

El nuevo Reglamento de Policía y Vialidad considera, grosso modo, multas que van de los 241.80 pesos por no usar luces y reflectantes al conducir bicicleta, la más barata, y hasta los 14 mil 508 pesos, la más cara, si quien transporte sustancias peligrosas o tóxicas se para en sitios no autorizados.

Para justificar la medida, que muchos consideran recaudatoria, la Presidencia Municipal emitió un tuit donde da su argumento sobre los aumentos, luego que el Ayuntamiento aprobó este jueves las nuevas multas

El objetivo de las modificaciones al Reglamento de Policía y Vialidad es para salvaguardar la vida. Las multas de Tránsito representan sólo el 1% de la recaudación del Municipio. Además las sanciones se podrán cambiar por actividades de beneficio social. #LeónManejaSeguro”, se expone a los leoneses en Twitter luego de la aprobación con el voto mayoritario de los regidores y síndicos del PAN y el rechazo de los regidores del PRI y PVEM.

 

Ebrios al ‘torito’

La multa por conducir en estado de ebriedad actualmente está fijada entre 5 mil 642 pesos como mínima y hasta 9 mil 672 pesos como máximo. A partir de 2019 ya no habrá multa económica. Ahora los ebrios irán al ‘torito’ –como se le conoce en la Ciudad de México al confinamiento especial para estos casos-  donde deberán purgar de 20 a 36 horas de arresto (de uno a 3 días).

Con las reformas a la Ley de Movilidad aprobadas por los diputados en el Congreso del Estado en abril de 2017 se estipula que conducir ebrio o bajo el efecto de drogas en todo Guanajuato será penalizado con arrestos de hasta 36 horas y suspensión de la licencia por 6 meses.

Además el infractor deberá someterse a un tratamiento de rehabilitación de adicciones, y realizar trabajo a favor de la comunidad en instituciones públicas educativas o de asistencia social -10 jornadas de 3 horas hasta tres días a la semana-.

La persona que reincida y sea detenida en un período de 3 años, será arrestada por 36 horas y se le cancelará la licencia y tendrá que esperar 3 años para poder recuperarla. A los menores de edad les será cancelado el permiso de conducir y serán inhabilitados por un año. Aunque también deberán someterse a un programa de prevención o rehabilitación de adicciones.

 

Servicio social a quien no pueda pagar

Para quienes aleguen que no pueden pagar la multa impuesta, tendrán dos días hábiles luego de la infracción para avisar a la Dirección de Tránsito que realizarán a cambio servicio social a la comunidad. Aunque sólo aplicará en multas que no excedan los 1 mil 450 pesos.

Entre las actividades de servicio social está el acompañamiento, por determinadas horas y días, a los ancianos en asilos, a los discapacitados, o acciones de apoyo a víctimas de algún desastre natural –como inundaciones, por ejemplo-, además de participar en campañas de educación vial, promoción de la salud o pinta de fachadas o infraestructura pública de la ciudad, entre otras actividades. Cada hora de servicio se estima en 241.80 pesos de ‘pago’ con relación a la multa.

Si no cumplen con el servicio social asignado, sin justificación, los infractores  ya no volverán a poder solicitar el intercambio del pago económico por horas de servicio a la comunidad. Quienes reincidan tampoco serán considerados en esta modalidad, además que deberán pagar aún más por las nuevas multas.

Las redes sociales y la ciudad ‘arden’ en reclamos ante esta nueva medida.

 

LAS NUEVAS MULTAS

  • Intervención fotográfica: Ruleta Rusa
  • Infográficos: Presidencia Municipal de León